Blues Fem­me

Horloger - - Basel World 2018 -

Un co­lor es­pe­cial pa­ra lle­nar de es­tre­llas el fir­ma­men­to fe­me­nino.

El pri­mer ta­ller na­cía en la gran­ja fa­mi­liar en el año 1874. Geor­ges Edouard Pia­get sen­ta­ba las ba­ses de una de las fir­mas más re­co­no­ci­das en la al­ta re­lo­je­ría y la inimi­ta­ble jo­ye­ría. Fue en La Cô­te-aux-Fées (La cos­ta de las ha­das), un pe­que­ño pue­blo en el Ju­ra sui­zo. Hoy, la ca­sa si­gue per­te­ne­cien­do a des­cen­dien­tes de la fa­mi­lia. Jus­to en­fren­te, la ma­nu­fac­tu­ra con­ser­va in­tac­to su es­pí­ri­tu de ex­cep­cio­na­li­dad. Crea­ti­vi­dad, aten­ción al de­ta­lle y dis­tin­ción. En su ori­gen, Pia­get fue un maes­tro re­lo­je­ro que fa­bri­ca­ba mo­vi­mien­tos, en­tre otras mar­cas, pa­ra Ome­ga, Tis­sot o Lon­gi­nes. Pe­ro en po­co tiem­po el ne­go­cio cre­ció. Así fue el ori­gen de la pro­pia fir­ma tal co­mo la co­no­ce­mos hoy. Más allá del Ju­ra y el cantón de Neu­châ­tel, el ta­ller to­ma una nue­va di­men­sión im­pul­sa­da por la de­man­da. El hi­jo de Geor­ge Edouard, Ti­mot­hée Pia­get, asu­mió las rien­das de la em­pre­sa en 1911. La mai­son co­mien­za a fir­mar sus obras des­de 1943 y se es­pe­cia­li­za en la fa­bri­ca­ción de re­lo­jes ul­tra­fi­nos. Pia­get es el gran pre­cur­sor en la crea­ción de mo­vi­mien­tos ul­tra­pla­nos, con los icó­ni­cos mo­vi­mien­tos 9P ma­nual y 12P au­to­má­ti­co des­de 1957 y 1960, res­pec­ti­va­men­te. Lue­go lle­ga­ron otras pie­zas co­mo el 430P, 450P o 438P, con un gro­sor de ape­nas 2,1 mm. Unos 20 mo­vi­mien­tos de fa­bri­ca­ción ul­tra­del­ga­dos es­tán en­tre sus lo­gros. La pro­duc­ción to­tal os­ci­la de 15,000 a 25,000 pie­zas co­mo má­xi­mo por año. La ex­clu­si­vi­dad se man­tie­ne fiel­men­te. Y su Al­ti­plano Ul­ti­ma­te Concept es ac­tual­men­te el re­loj me­cá­ni­co de cuer­da ma­nual más plano del mun­do con tan só­lo 2 mm de gro­sor. La Cô­te-aux-Fées pa­re­ce con­ser­var el es­pí­ri­tu de Pia­get exac­ta­men­te igual que ha­ce un si­glo. Con ape­nas 500 ha­bi­tan­tes, la ma­nu­fac­tu­ra de Pia­get da em­pleo a 70 per­so­nas. Sin dis­trac­cio­nes, el cen­tro neu­rál­gi­co don­de se lleva a ca­bo la con­cep­ción y pro­duc­ción de calibres ex­cep­cio­na­les. Pro­duc­ción, in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo. Com­ple­ta in­te­gra­ción ver­ti­cal don­de el sa­voir-fai­re es­tá ba­jo la mi­ra­da aten­ta del ojo hu­mano. Pa­ra de­co­rar un ca­li­bre de for­ma ma­nual se re­quie­re una semana. La ma­yo­ría de los em­plea­dos son mu­je­res. Ma­yor pa­cien­cia y ma­nos de­li­ca­das pa­ra crea­cio­nes ba­jo una fi­lo­so­fía que lleva al lí­mi­te el

La fir­ma em­plea de for­ma tra­di­cio­nal los ma­te­ria­les más no­bles en sus crea­cio­nes

Uni­ver­so ar­te­sa­nal com­pues­to por ge­mó­lo­gos, jo­ye­ros, en­gas­ta­do­res y re­lo­je­ros, cu­yos tra­ba­jos bri­llan en las ma­nos

re­fi­na­mien­to. Por ejem­plo, ru­bíes 10 ve­ces más pe­que­ños que los ha­bi­tua­les en una pie­za de al­ta re­lo­je­ría con­ven­cio­nal. En el de­par­ta­men­to de Al­tas Com­pli­ca­cio­nes, un maes­tro pue­de ne­ce­si­tar tres me­ses pa­ra mon­tar un tour­bi­llon. Sor­pren­den­te el ta­ller de res­tau­ra­ción, don­de per­vi­ve el know-how uni­ver­sal pa­ra re­com­po­ner cual­quier pie­za his­tó­ri­ca de la mar­ca que lle­gue de cual­quier pun­to del mun­do. Des­de 1874, Pia­get es una de las po­cas mai­sons que con­ci­be, desa­rro­lla y fa­bri­ca sus pro­pios mo­vi­mien­tos. En Plan-les-Oua­tes, a las puer­tas de Gi­ne­bra, con­ti­núa el pro­ce­so y se rea­li­za el en­sam­bal­do de los re­lo­jes y la fa­bri­ca­ción de las jo­yas. Este edificio con­ver­ti­do en head­quar­ter fue inau­gu­ra­do en el 2001. Un equi­po de 370 tra­ba­ja­do­res, más otros 90 que con­for­man apro­xi- ma­da­men­te el de­par­ta­men­to de di­rec­ción. Un equi­po de 7 di­se­ña­do­res y 15 in­ge­nie­ros lle­van a ca­bo las nue­vas crea­cio­nes. De me­dia, cua­tro años de desa­rro­llo pue­de re­que­rir un nue­vo lan­za­mien­to. Nun­ca an­tes una mar­ca ha­bía lo­gra­do re­unir con tan­ta na­tu­ra­li­dad el uni­ver­so de la re­lo­je­ría y la jo­ye­ría. Pia­get cu­bre to­das las fa­ce­tas más exi­gen­tes. Más de 40 ofi­cios en to­tal y es­pe­cia­lis­tas que pue­den rea­li­zar más de 14 ope­ra­cio­nes de de­co­ra­do di­fe­ren­tes: per­la­do, acha­fla­na­do, Cô­tes de Ge­nè­ve cir­cu­la­res, pu­li­do o gra­ba­do del es­cu­do Pia­get. Ca­da pie­za se cui­da co­mo una pe­que­ña obra de arte. Só­lo tres o cua­tro re­lo­jes Jac­kie Ken­nedy se rea­li­zan ca­da semana. Más de 30,000 qui­la­tes de pie­dras pre­cio­sas se en­gas­tan ca­da año en es­tos ta­lle­res. Son con­tro­la­dos ri­gu­ro­sa­men­te se­gún un pro­to­co­lo in­terno.

Pia­get se­lec­cio­na úni­ca­men­te aque­llos dia­man­tes que com­bi­nan lo me­jor de los 4 cri­te­rios co­no­ci­dos co­mo las 4C, de­fi­ni­dos por el Ge­mo­lo­gi­cal Ins­ti­tu­te of Ame­ri­ca. Co­lor (co­lor): los dia­man­tes más es­ca­sos, de una blan­cu­ra ab­so­lu­ta, son cla­si­fi­ca­dos en­tre D y F; Cla­rity (pu­re­za): los dia­man­tes más lím­pi­dos son cla­si­fi­ca­dos en­tre IF (In­ter­nally Flaw­less) y VVS (Very Small In­clu­sions); Cut (ta­lla): los dia­man­tes que re­fle­jan la luz con gran res­plan­dor gra­cias a una ta­lla de ca­li­dad ex­cep­cio­nal; Ca­rat (pe­so): una am­plia se­lec­ción de dia­man­tes de di­fe­ren­tes pe­sos, cer­ti­fi­ca­dos a par­tir de 0.20 qui­la­tes y has­ta más de 3 qui­la­tes. A es­tos cri­te­rios, Pia­get aña­de un cri­te­rio éti­co re­la­ti­vo al ori­gen de los dia­man­tes se­lec­cio­na­dos. Só­lo uti­li­za aque­llos que es­tén en con­for­mi­dad con el Pro­ce­so de Kim­ber­ley. Tra­ba­jo ar­te­sa­nal con­ver­ti­do en lu­jo dis­tin­gui­do.

LA CÔ­TE-AUX-FÉES

PLAN-LES-OUA­TES, GI­NE­BRA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.