El es­ta­do de in­de­ter­mi­na­ción de Adrián Ba­rá

Hotbook Magazine - - Índice -

Ye­llow on Black 2016 - cor­te­sía Adrián Ba­rá

Sus es­tu­dios ci­ne­ma­to­grá­fi­cos y un cons­tan­te con­tac­to con la ar­qui­tec­tu­ra des­de ni­ño, ha­cen que el ar­tis­ta me­xi­cano Adrián Ba­rá otor­gue gran én­fa­sis al pro­ce­so de crea­ción en ca­da una de sus obras. Em­pí­ri­co y au­to­di­dac­ta, sus cua­li­da­des lo han lle­va­do a con­ver­tir­se en uno de los crea­do­res que, den­tro de una nue­va ge­ne­ra­ción de ar­tis­tas me­xi­ca­nos, em­pie­za a con­so­li­dar­se in­ter­na­cio­nal­men­te gra­cias a sus tra­ba­jos mul­ti­dis­ci­pli­na­rios.

En el úl­ti­mo año, Ba­rá ha si­do se­lec­cio­na­do pa­ra for­mar par­te de dos im­por­tan­tes pro­gra­mas de re­si­den­cias ar­tís­ti­cas, la pri­me­ra con el In­ter­na­tio­nal Stu­dio & Cu­ra­to­rial Pro­gram (ISCP) y, re­cien­te­men­te, el pro­gra­ma ba­jo in­vi­ta­ción Queens Spa­ce, del co­lec­cio­nis­ta Mi­chael Le­vi­ne, am­bos en Nue­va York. Tam­bién tu­vo lu­gar su más re­cien­te ex­hi­bi­ción Aest­he­tics of a Co­llap­sed Sys­tem con Ga­le­ría Pá­ra­mo en Ca­sa Ba­rra­gán en la Ciu­dad de Mé­xi­co, en la cual ex­plo­ró su in­te­rés por los có­di­gos vi­sua­les y las di­ná­mi­cas de cier­tos sis­te­mas.

En una vi­si­ta a su es­tu­dio en Nue­va York, pla­ti­ca­mos so­bre sus si­guien­tes pro­yec­tos y la re­la­ción en­tre el ci­ne, la fo­to­gra­fía y el ar­te. Pa­ra Ba­rá, el pro­ce­so que trans­cu­rre pa­ra fi­na­li­zar una obra es un re­sul­ta­do en sí mis­mo, por­que allí se ori­gi­nan lu­ga­res y pre­gun­tas pro­duc­to de la cons­tan­te bús­que­da y ex­pe­ri­men­ta­ción en di­ver­sas si­tua­cio­nes.

Los ini­cios de Adrián se re­mon­tan a sus es­tu­dios de Ci­ne­ma­to­gra­fía en la Uni­ver­si­dad de Ca­pi­lano, en Ca­na­dá. En los cua­tro años que vi­vió en ese país, na­ció su in­te­rés por la fo­to­gra­fía, la cual es pun­to de

par­ti­da de su ca­rre­ra ar­tís­ti­ca. “El ci­ne y la foto son una bue­na es­cue­la pa­ra ex­pe­ri­men­tar con otros me­dios. Siem­pre es­tás en re­la­ción con la luz, som­bra, es­pa­cio y tex­tu­ras”, di­jo Ba­rá res­pec­to al cues­tio­na­mien­to so­bre su in­vo­lu­cra­mien­to en el mun­do del ar­te. Su for­ma­ción en ci­ne es de gran re­le­van­cia en la rea­li­za­ción de sus obras.

Den­tro de los rea­li­za­do­res que más lo han in­fluen­cia­do se en­cuen­tran An­drei Tar­kovsky, Ing­mar Berg­man, Ja­nusz Ka­mis­ki, Ya­su­ji­ro Ozu, así co­mo ar­tis­tas co­mo Phi­lip­pe Pa­rreno, Mark Roth­ko y Wi­llem de Koo­ning.

El pro­ce­so de pro­duc­ción de sus tra­ba­jos es cru­cial en su obra, de he­cho, lo com­pa­ra con la rea­li­za­ción de pe­lí­cu­las; to­do lo ve co­mo un tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, es de­cir, la mú­si­ca, el di­se­ño, la es­cri­tu­ra, son dis­ci­pli­nas que lo­gran ha­cer un fil­me; en el ca­so del ar­te, in­vo­lu­crar es­cul­tu­ra, pin­tu­ra o vi­deos en una ex­hi­bi­ción per­mi­te ex­pe­ri­men­tar y se­guir desa­rro­llan­do ideas du­ran­te to­do el pro­ce­so.

“El pro­ce­so es na­rra­ti­vo, co­mo en el ci­ne. A ve­ces pue­des ver re­sul­ta­dos que no es­pe­ra­bas, pe­ro si­gues y es­pe­ras a ver qué pa­sa. Eso es lo in­tere­san­te de las pie­zas”, di­ce el ar­tis­ta.

Aest­he­tics of a Co­llap­sed Sys­tem es su más re­cien­te ex­po­si­ción que se lle­vó a ca­bo a fi­na­les del 2016 en el mar­co de Ga­llery Wee­kend. En es­ta mues­tra, Ba­rá en­con­tró la be­lle­za en lo fa­lli­do y la in­de­ter­mi­na­ción. El mon­ta­je se reali­zó en me­dio de una cons­truc­ción en Ca­sa Ba­rra­gán, as­pec­to que el ar­tis­ta vio co­mo una opor­tu­ni­dad de diá­lo­go en­tre ese es­pa­cio y sus obras. Pa­ra es­te pro­yec­to, res­ca­tó ob­je­tos que se en­con­tra­ban en un es­ta­do in­con­clu­so, ha­blan­do en tér­mi­nos de uti­li­dad pa­ra así ge­ne­rar na­rra­ti­vas al­ter­nas.

El tí­tu­lo de la ex­hi­bi­ción sur­ge par­ti­cu­lar­men­te de una de las obras ex­pues­tas, una re­in­ter­pre­ta­ción de una ima­gen que ob­ser­vó ha­ce años en una cons­truc­ción: un tam­bo con agua y el cas­co de un tra­ba­ja­dor flo­tan­do en él. El vi­deo co­mien­za con un tra­ve­lling en un plano an­gu­lar de to­da la cons­truc­ción y ter­mi­na con una to­ma den­tro del tam­bo, con un cas­co flo­tan­do en círcu­los que se con­vier­te en la me­tá­fo­ra de es­tar atra­pa­do en un es­ta­do cí­cli­co.

Los ob­je­tos que forman par­te del en­torno co­ti­diano y se de­te­rio­ran con el tiem­po re­pre­sen­tan un in­te­rés que Ba­rá des­cri­be co­mo “vi­sual­men­te atrac­ti­vo y poé­ti­co”, de­bi­do a que el co­lap­so y la de­ter­mi­na­ción del tiem­po los con­ce­bi­mos co­mo ele­men­tos so­bre los que cree­mos te­ner con­trol, aun­que no sea cier­to del to­do. “He es­ta­do tra­ba­jan­do en una se­rie de imá­ge­nes de co­ches que ves en las ca­lles, que es­tán me­dio arre­gla­dos. Es ca­sual ver­los en Mé­xi­co o en La­ti­noa­mé­ri­ca. Con esas imá­ge­nes quie­ro desa­rro­llar pin­tu­ras o es­cul­tu­ras…a ver qué re­sul­ta”, con­tó Ba­rá, quien tam­bién opi­na que no so­la­men­te la in­fluen­cia de Mé­xi­co o del con­ti­nen­te se ve re­fle­ja­da en sus obras; pa­ra él, to­do de­pen­de del lu­gar en el que se en­cuen­tre. Su ver­da­de­ra in­fluen­cia ra­di­ca en las ex­pe­rien­cias acu­mu­la­das du­ran­te sus via­jes o re­si­den­cias.

Adrián Ba­rá es un ar­tis­ta al que le gus­ta pen­sar que no tie­ne es­ti­lo, pre­fie­re rom­per con los lí­mi­tes im­pues­tos por la aca­de­mia ar­tís­ti­ca. El no en­ca­si­llar­se y ex­pe­ri­men­tar en el pro­ce­so crea­ti­vo, es co­mo pre­fie­re des­cri­bir su tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.