Ca­sa Ma­ca­ria

Hotbook Magazine - - Índice -

Pri­va­ci­dad, lu­jo y re­la­ja­ción. Así se po­dría re­su­mir gros­so-mo­do la ex­pe­rien­cia que se vi­ve en Ca­sa Ma­ca­ria. Son los de­ta­lles de es­ta vi­lla los que di­fe­ren­cian la es­tan­cia en es­te ex­clu­si­vo y sus­ten­ta­ble re­treat, de cual­quier otro.

Ubi­ca­do a 20 mi­nu­tos del ae­ro­puer­to de Puer­to Es­con­di­do, Ca­sa Ma­ca­ria es una vi­lla pri­va­da com­pues­ta por cin­co es­pa­cio­sas sui­tes, cua­tro con vis­ta al mar y una en me­dio de un man­glar tro­pi­cal. To­das in­clu­yen có­mo­das ame­ni­da­des con de­co­ra­ción tí­pi­ca me­xi­ca­na, ba­ño in­te­rior y te­rra­za pri­va­da con vis­tas a cam­pos abier­tos de cac­tus, pal­me­ras y gran­des olas co­mo de­co­ra­ción al fon­do, pro­pias de es­ta zo­na de la cos­ta del Pa­cí­fi­co.

Pa­ra lle­gar a Ca­sa Ma­ca­ria, el vi­si­tan­te de­be aden­trar­se y tran­si­tar a una jun­gla tro­pi­cal, lo que le va dan­do una idea del pai­sa­je na­tu­ral con el que con­vi­vi­rá en su des­tino. Una vez allí, en­con­tra­rá en el hall prin­ci­pal una enor­me sa­la y co­me­dor al ai­re li­bre, y des­de ese mo­men­to sa­brá que, tal co­mo se lo ima­gi­na­ba, ten­drá pa­ra sí una vi­lla pri­va­da que es de las po­cas cons­truc­cio­nes en una pla­ya prác­ti­ca­men­te vir­gen.

El per­so­na­li­za­do y más-quea­ten­to ser­vi­cio se ha­ce evi­den­te tras la lle­ga­da. El equi­po es­tá for­ma­do por un co­ci­ne­ro per­so­nal en­car­ga­do de to­das las co­mi­das, dos ca­ma­ris­tas y per­so­nal dis­po­ni­ble en to­do mo­men­to pa­ra ofre­cer ya sea un coc­tel en la al­ber­ca o un co­co fres­co con li­món y chi­le en al­gu­na de las ha­ma­cas. Per­mi­tien­do así a los hués­pe­des, dis­fru­tar y de­sen­ten­der­se ab­so­lu­ta­men­te du­ran­te su es­tan­cia.

Las áreas co­mu­nes, co­mo el co­me­dor y sa­la, se ca­rac­te­ri­zan por su es­ti­lo rús­ti­co pla­ye­ro, des­de don­de se pue­de apre­ciar la es­pec­ta­cu­lar vis­ta al océano Pa­cí­fi­co, y la pro­mi­nen­te ve­ge­ta­ción que lo en­mar­ca. A pa­sos de es­tas, la pis­ci­na prin­ci­pal ro­dea­da por có­mo­dos ca­mas­tros y ca­mas con co­lo­ri­dos co­ji­nes bor­da­dos, es sin du­da el spot idó­neo de la ca­sa pa­ra con­vi­vir, mien­tras se dis­fru­ta del sol, acom­pa­ña­do de una cer­ve­za, sus de­li­cio­sas aguas fres­cas pre­pa­ra­das ca­da día y cru­di­tés de bo­ta­na.

El am­bien­te que la ca­sa ema­na, in­vi­ta a re­la­jar­se a las po­cas ho­ras in-si­tu. Ya sea en su me­sa que se pres­ta pa­ra lar­gas ho­ras de so­bre­me­sa, y co­mi­das que se con­vier­ten en ce­nas; o en los có­mo­dos si­llo­nes blan­cos don­de dis­fru­tar de una co­pa de vino blan­co o ro­sa­do mien­tras se jue­ga a las cartas, es­cu­chan­do la play­list de elec­ción, y con im­pre­sio­nan­tes atar­de­ce­res en to­nos mo­ra­dos, pa­san­do por li­las, ro­sa­dos has­ta iri­dis­cen­tes na­ran­jas co­mo es­ce­na­rio.

Ade­más de po­der ren­tar la ca­sa sim­ple­men­te pa­ra dis­fru­tar de un fin de se­ma­na de des­can­so, Ca­sa Ma­ca­ria tam­bién ofre­ce un pro­gra­ma lla­ma­do Yo­ga & Detox Ma­ca­ria Boot­camp pa­ra los que bus­can com­ple­men­tar es­te re­treat con una ex­pe­rien­cia sa­lu­da­ble y ho­lís­ti­ca. El pro­gra­ma, cu­ra­do y cer­ti­fi­ca­do por health-coaches y por nu­tri­cio­nis­tas pro­fe­sio­na­les, brin­da di­fe­ren­tes op­cio­nes de ac­ti­vi­da­des co­mo yo­ga y pi­la­tes, acor­de al ni­vel del prac­ti­can­te, al igual que se­sio­nes de me­di­ta­ción y masajes dia­rios pa­ra fo­men­tar una re­la­ja­ción pro­fun­da e in­tros­pec­ción per­so­nal. Tam­bién ofre­cen cla­ses de bai­le con tam­bo­res y cla­ses de co­ci­na or­gá­ni­ca ayur­ve­da, y lo que co­ci­nes en tu cla­se lo pue­des co­mer lue­go en la ca­sa. To­das las ac­ti­vi­da­des es­tán pen­sa­das al­re­de­dor de un es­ta­do de well­ness to­tal: des­can­so, nu­tri­ción, ejer­ci­cio y re­co­nec­tar­se con­si­go mis­mo.

Pa­ra los más aven­tu­re­ros que bus­can otro ti­po de di­ver­sión fue­ra de las ame­ni­da­des de Ca­sa Ma­ca­ria, se pue­de so­li­ci­tar cla­ses pri­va­das de surf en Zi­ca­te­la, la afa­ma­da pla­ya vi­si­ta­da por sur­fers de to­do el mun­do por su gran olea­je, don­de se lle­van a ca­bo tor­neos de es­te de­por­te a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal.

Ya sea una es­ca­pa­da en pa­re­ja, o en un gru­po de ami­gos, un via­je de ocio y di­ver­sión, o pa­ra re­la­jar­te y re­co­nec­tar, Ca­sa Ma­ca­ria es el es­ce­na­rio por ex­ce­len­cia que se adap­ta­rá al wee­kend ge­ta­way plan que ten­gas en men­te.

D. Los Hua­jes, Ca­mino a los Ta­ma­rin­dos, El­to­ma­tal S/N Puer­to Es­con­di­do, Oa­xa­ca T. +52 55 3332 7798

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.