Una aven­tu­ra al vo­lan­te

Hotbook Magazine - - Índice -

Un via­je en ca­rre­te­ra es al­go que to­do el mun­do de­be­ría ex­pe­ri­men­tar al me­nos una vez en la vi­da. No hay sen­sa­ción que se le com­pa­re a to­mar el vo­lan­te y lan­zar­se a la aven­tu­ra, con o sin rum­bo de­fi­ni­do. So­bran lu­ga­res ex­tra­or­di­na­rios a los que se pue­de lle­gar en co­che, pe­ro lo in­tere­san­te de un road trip no es úni­ca­men­te el des­tino, lo que real­men­te im­por­ta es dis­fru­tar el ca­mino. Pa­ra lle­var tu ex­pe­rien­cia al má­xi­mo, com­par­te el tra­yec­to con el me­jor com­pa­ñe­ro po­si­ble, un Maz­da MX-5 RF.

Es­te icó­ni­co vehícu­lo no so­lo es el au­to de­por­ti­vo por ex­ce­len­cia, sino que a lo lar­go del tiem­po ha de­fi­ni­do y con­ti­núa re­de­fi­nien­do lo que sig­ni­fi­ca ser un roads­ter. Ima­gi­na que, es­te ve­rano, in­vi­tas a tu pa­re­ja o a tu me­jor ami­go a acom­pa­ñar­te en el me­jor via­je de sus vi­das. Mien­tras es­cu­chas tu play­list fa­vo­ri­ta, dis­fru­tas de la con­duc­ción a te­cho abier­to, al na­tu­ral y sin ba­rre­ras. No hay na­da que se­pa­re tu ca­be­za del cielo, to­do es po­si­ble. So­lo un au­to con­ver­ti­ble co­mo el Maz­da MX-5 RF te per­mi­ti­rá des­pe­jar tu men­te y de­jar vo­lar tu ima­gi­na­ción mien­tras sien­tes el vien­to de la ve­lo­ci­dad en­con­tra­se con tu cuer­po y los ra­yos del sol des­can­sar so­bre tu piel.

No im­por­ta si tienes un mes o so­la­men­te un fin de se­ma­na li­bre, un road trip se tra­ta de vi­vir el mo­men­to. Ca­da ins­tan­te al vo­lan­te del Maz­da MX-5 RF es una ex­plo­sión de adre­na­li­na, así que to­ma en cuen­ta que se­gu­ra­men­te que­rrás ex­ten­der tu re­co­rri­do un par de días más pa­ra se­guir con­du­cien­do. Es una obra maes­tra de in­ge­nie­ría di­se­ña­da es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra do­mi­nar la ca­rre­te­ra y la úni­ca ma­ne­ra de en­ten­der­lo es sen­tán­do­te en el asien­to del con­duc­tor. No ha­brá na­da que bo­rre la son­ri­sa de tu ca­ra.

Aho­ra po­drás ir más rá­pi­do que nun­ca y, al mis­mo tiem­po, man­te­ner una di­ná­mi­ca de con­duc­ción es­ta­ble por tra­tar­se de un co­che tan li­ge­ro. La sus­pen­sión es per­fec­ta y la di­rec­ción in­tui­ti­va te ha­rá creer que el Maz­da MX-5 RF lee tu men­te an­tes de ca­da cur­va y com­par­te tu im­pul­so al al­can­zar las rec­tas. Los pai­sa­jes cam­bian y el ki­lo­me­tra­je au­men­ta, pe­ro pa­re­ce que tan so­lo lle­vas al­gu­nos se­gun­dos en el co­che ¡qué rá­pi­do pa­sa el tiem­po cuan­do te di­vier­tes!

Si aún no te has enamo­ra­do del ma­ne­jo, es por­que no has pro­ba­do un Maz­da MX-5 RF. Só­lo con ver­lo tu cuer­po se inun­da­rá con unas ga­nas irre­sis­ti­bles de con­du­cir­lo. Su in­no­va­dor di­se­ño KODO ha­rá que sien­tas una co­ne­xión que no creías que era po­si­ble sen­tir con un ob­je­to. “El alma del mo­vi­mien­to”, esa es la fi­lo­so­fía de­trás de es­te re­vo­lu­cio­na­rio con­cep­to. ¿Qué sig­ni­fi­ca?

Sim­ple­men­te que tu vehícu­lo es más que la su­ma de sus com­po­nen­tes, es un me­dio que trans­mi­te la ener­gía de un ser vi­vo y, pues­to en mo­vi­mien­to, per­so­ni­fi­ca la fuer­za y la ele­gan­cia de un ani­mal sal­va­je.

El alma del vehícu­lo es la fuen­te de la unión en­tre el con­duc­tor y su Maz­da MX-5 RF. Al co­lo­car­te en el asien­to, te sen­ti­rás per­fec­ta­men­te equi­li­bra­do y en sin­to­nía con el au­to. La ins­pi­ra­ción de­trás de es­te mo­de­lo de Maz­da es el con­cep­to de jin­ba-it­tai, una fra­se en ja­po­nés idea­da pa­ra des­cri­bir el víncu­lo en­tre un ji­ne­te y su ca­ba­llo. Por eso, Maz­da po­ne es­pe­cial aten­ción a los de­ta­lles, des­de el di­se­ño has­ta la tec­no­lo­gía, pa­ra lo­grar que tú y tu co­che se co­nec­ten ca­si por ins­tin­to. ¿Qué es­pe­ras pa­ra em­pe­zar tu aven­tu­ra so­bre rue­das?

La me­tá­fo­ra del ji­ne­te no es nin­gu­na ca­sua­li­dad, ya que los de­por­tes ecues­tres son par­te im­por­tan­te del es­ti­lo de vi­da Maz­da. De he­cho, la em­pre­sa au­to­mo­vi­lís­ti­ca fue uno de los pa­tro­ci­na­do­res ofi­cia­les del Lon­gi­nes Glo­bal Cham­pions­hip Tour Mé­xi­co 2017, brin­dan­do la opor­tu­ni­dad a los ji­ne­tes par­ti­ci­pan­tes de vi­vir la ex­pe­rien­cia Maz­da al tras­la­dar­se en una Maz­da CX-9 du­ran­te to­da una se­ma­na. Tam­bién ob­se­quia­ron un au­to Maz­da MX-5 RF al ji­ne­te ga­na­dor de la prue­ba Maz­da.

En un fu­tu­ro cer­cano, Maz­da con­ti­nua­rá su par­ti­ci­pa­ción en even­tos ecues­tres al pa­tro­ci­nar la Fi­nal del Tour Na­cio­nal de Equi­pos 2017 que se lle­va­rá a ca­bo en el Es­ta­do Ma­yor en el mes de oc­tu­bre. En es­te ca­so, el ji­ne­te que lo­gre sal­tar 2.10 me­tros en la prue­ba de po­ten­cia se lle­va­rá un au­to Maz­da co­mo pre­mio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.