HOM­BRE DE ES­TI­LO

InStyle (México) - - CONTENIDO - fo­tos AL­BER­TO NEW­TON por JO­SÉ MIGUEL B. ÁVI­LA mo­da PAU­LI­NA ZAS

El se­lec­cio­na­do Die­go Re­yes nos ha­bla so­bre su pa­sión por el de­por­te

Con un a iden­ti­dad de­fi­ni­da den­tro y fue­ra de la can­cha, el de­fen­sa de la Se­lec­ción Me­xi­ca­na vi­ve el me­jor mo­men­to de su ca­rre­ra. Es­ta eta­pa se tra­du­ce en va­rios as­pec­tos de su vi­da, co­mo los pe­cu­lia­res atuen­dos que con so­brie­dad y co­mo­di­dad re­fle­ja fren­te al es­pe­jo

EEl de­por­te lle­gó a la vi­da de Die­go Re­yes co­mo una so­lu­ción. Cuan­do era ni­ño, des­pués del diag­nós­ti­co de hi­per­ac­ti­vi­dad emi­ti­do por un ex­per­to, sus pa­dres de­ci­die­ron pro­bar suer­te con el fut­bol. La ac­ti­vi­dad –en prin­ci­po– se­ría tem­po­ral, pe­ro el pe­que­ño Die­go se enamo­ró del ba­lón, ese ju­gue­te que ale­jó la pro­ble­má­ti­ca de su com­por­ta­mien­to y que aho­ra le da la opor­tu­ni­dad de vi­vir del otro la­do del mun­do. Pre­ci­sa­men­te esa cal­ma que la dis­ci­pli­na de­por­ti­va arrai­gó a su vi­da de­fi­ne su es­ti­lo. Die­go di­ce no te­ner prohi­bi­cio­nes cuan­do se­lec­cio­na qué ves­ti­rá por las ma­ña­nas, pe­ro su ar­ma­rio de­no­ta se­re­ni­dad. “Los co­lo­res que do­mi­nan mi ar­ma­rio son el negro, blanco, ver­de y azul. Pre­fie­ro los di­se­ños sen­ci­llos, pla­nos. Mi es­ti­lo es­tá ba­sa­do en pren­das có­mo­das en to­nos so­brios, so­bro to­do en el día me gus­ta es­tar lo más re­la­ja­do po­si­ble. ¿Qué evi­to? No hay al­go que me prohí­ba co­mo tal, aun­que sí ten­go un es­ti­lo de­fi­ni­do. Ten­go que es­tar có­mo­do fí­si­ca y vi­sual­men­te”, re­ve­ló el de­fen­sa de la se­lec­ción me­xi­ca­na, quien es ima­gen de Ni­ke des­de que su ca­rre­ra fut­bo­lís­ti­ca co­men­zó a as­cen­der, y que, ade­más del de­por­te más po­pu­lar del mun­do, tie­ne a la mú­si­ca co­mo una de sus más pro­fun­das pa­sio­nes. Ja­más fue vir­tuo­so con los ins­tru­men­tos, pe­ro no pa­sa un só­lo día sin ex­plo­rar en­tre nue­vos rit­mos y ar­tis­tas, lo cual ex­pli­ca la enor­me di­ver­si-

dad mu­si­cal de sus play­lists: “Es­cu­cho de to­do... mu­cha ban­da, ya no tan­to co­mo an­tes, pe­ro es mú­si­ca de mi país, así que me en­can­ta... siem­pre he es­cu­cha­do pop, ban­da y elec­tró­ni­ca: son los gé­ne­ros que más dis­fru­to. Aun­que me mu­dé de con­ti­nen­te, es­to no ha cam­bia­do. In­sis­to, es­cu­cho de to­do”, con­tó es­te fut­bo­lis­ta de 1.89 me­tros de es­ta­tu­ra, des­ta­ca­do cuan­do hay que pe­lear ba­lo­nes aé­reos y de los pri­me­ros en reír cuan­do una bro­ma sur­ge en los en­tre­na­mien­tos. Su ca­ris­ma lo lle­vó a ser uno de los me­xi­ca­nos más ido­la­tra­dos por la afición, a for­jar una amis­tad con el de­lan­te­ro Raúl Ji­mé­nez y a crear una ten­den­cia ale­gre a la ho­ra de de­fi­nir sus out­fits.

EN­TRE APARADORES

Pa­sear por los pa­si­llos de las tien­das, ver con de­te­ni­mien­to los ma­ni­quíes y pro­po­ner blu­sas y pan­ta­lo­nes a su no­via o ma­má es pa­ra él un pro- ce­so de relajación. La ma­yo­ría de los hom­bres que ac­ce­den a ir de com­pras con su ma­dre

–u otro acom­pa­ñan­te– sue­le ago­tar sus ener­gías en­se­gui­da, pe­ro con Die­go es di­fe­ren­te: son sus acom­pa­ñan­tes quie­nes se rin­den pri­me­ro. “Com­prar es al­go que me re­la­ja. Cuan­do ter­mino en­fa­da­do por al­gún en­tre­na­mien­to, por ejem­plo, me gus­ta sa­lir a ca­mi­nar y com­prar co­sas nue­vas. Des­pués de al­gu­na de­rro­ta o un mal día sal­go de shopping con mi ma­má o mi no­via; nun­ca me sien­to a es­pe­rar­las por de­ses­pe­ra­ción o enojo, al con­tra­rio, siem­pre les ayu­do y, cla­ro, ter­mino lle­ván­do­me al­go yo tam­bién”.

Con 25 años de edad, a Die­go le res­tan mu­chos par­ti­dos por dispu­tar y to­da­vía más out­fits por es­truc­tu­rar, pe­ro lo ha­ce sin pre­mu­ra; vi­ve y dis­fru­ta lo que el fut­bol, au­na­do a su es­fuer­zo y de­di­ca­ción, le otor­gan. Por ello, es un hom­bre de es­ti­lo den­tro y fue­ra de la can­cha.

Louis Vuit­ton ca­de­na, di­je y ca­mi­sa. All Saints pla­ye­ra.

Pra­da pan­ta­lón y ca­mi­sa. Louis Vuit­ton te­nis. Groo­ming: Ke­ren Mu­ri­llo Asis­ten­te de mo­da:

Gua­da­lu­pe Mer­ca­do.

Lo­ca­ción: Bar Orien­te-Sicario.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.