*ESEN­CIA Y YAN­QUIS

La Crónica - - DEPORTES - MA­NUEL RAMOS MANRAM.ENPUNTO @HOT­MAIL.COM

HOY to­ca­ré dos te­mas, den­tro del béis­bol.

UNA so­bre la pér­di­da de la esen­cia en el béis­bol y la otra, en re­la­ción a la reac­ción del equi­po Yan­quis de Nue­va York, lo que le ha per­mi­ti­do, des­de ha­ce al­gu­nas se­ma­nas, en­ca­ra­mar­se al pri­mer lu­gar de la di­vi­sión Es­te de la LA.

CA­DA vez el béis­bol pier­de su esen­cia, por las de­ci­sio­nes que se to­man a la li­ge­ra, con­ver­ti­das en re­glas y mo­di­fi­ca­cio­nes pa­ra el jue­go de pe­lo­ta.

EL beis­bol se prac­ti­ca ha­ce ca­si 150 años, sin exa­ge­rar, en Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y paí­ses ca­ri­be­ños.

LA re­gla del ba­tea­dor de­sig­na­do, fue un du­ro gol­pe a esa esen­cia, pues se le im­pi­de al pit­cher ba­tear.

EL ba­tea­dor de­sig­na­do, se jue­ga en la Li­ga Ame­ri­ca­na, por for­tu­na, por­que, has­ta aho­ra, la Li­ga Na­cio­nal no ha acep­ta­do la re­gla y por lo tan­to el pit­cher ba­tea ca­da vez que le to­ca su turno.

LA ba­se au­to­má­ti­ca, es otra re­gla que per­mi­te que el ba­tea­dor en turno, co­rra pa­ra pri­me­ra con co­mo­di­dad y tran­qui­li­dad.

OTRO gol­pe a la pu­re­za del beis­bol.

POR des­gra­cia, es­tas re­glas, co­mo to­do lo que de­ci­de el beis­bol de gran­des li­gas, es acep­ta­do por el beis­bol en ge­ne­ral, in­clu­yen­do nues­tros cir­cui­tos pro­fe­sio­na­les y ama­teurs me­xi­ca­nos.

CON la re­vi­sión de ju­ga­das du­do­sas, por me­dio de la re­pe­ti­ción en te­le­vi­sión, a con­trol re­mo­to de una ofi­ci­na es­pe­cial, ha pro­vo­ca­do que los jue­gos sean ca­da día o no­che más lar­gos, lo que no agra­da al afi­cio­na­do en ge­ne­ral.

HA­CE al­gu­nos años, el mag­na­te, Char­lie O. Fin­ley, due­ño de los Atle­ti­cos de Oa­kland, pro­pu­so pe­lo­tas na­ran­jas y la re­gla del co­rre­dor de­sig­na­do.

NO le hi­cie­ron ca­so, los de­más due­ños de los clu­bes, pe­ro él, Fin­ley, la pu­so en prac­ti­ca du­ran­te la se­rie mun­dial en­tre su equi­po y Dodgers de Los Angeles.

LAS pe­lo­tas na­ran­jas y el co­rre­dor de­sig­na­do, fue una de tan­tas ge­nia­li­da­des de es­te inol­vi­da­ble mag­na­te que sa­lía al te­rreno de jue­go, ja­lan­do una mu­la.

LO he­cho por el equi­po Yan­quis, ha si­do fa­bu­lo­so, por­que se man­tu­vo por va­rias se­ma­nas en el só­tano, del la­do Es­te de la Li­ga Ame­ri­ca­na, pe­ro de pron­to reac­cio­nó y aho­ra son los pun­te­ros, con ven­ta­ja de 3 jue­gos y me­dio, has­ta ayer, so­bre Tam­pa y de 7 an­te Bos­ton.

TO­RON­TO y Bal­ti­mo­re, ya re­za­dos, pa­re­ce que no po­drán lo­grar la ca­li­fi­ca­ción.

EL tra­ba­jo del ma­na­ger Aa­ron Boo­ne, se agi­gan­ta,pues ha he­cho un ex­ce­len­te tra­ba­jo con ju­ga­do­res jó­ve­nes y mu­chos de ellos traí­dos de li­gas me­no­res o ju­ga­do­res de ban­ca.

Y lo ha he­cho, sin la pre­sen­cia de ju­ga­do­res de la ta­lla de Gian­car­lo Stan­ton, Aa­ron Jud­ge, Di­di Gre­go­ruis y otros.

YA re­gre­só Di­di pa­ra ha­cer­se car­go del cam­po cor­to. Y en es­tos días es­pe­ra­ban a Jud­ge y Stan­ton.

DE lo­grar la ca­li­fi­ca­ción, se­gu­ro que Boo­ne, se­rá de­sig­na­do ma­na­ger del año en la LA.

LOS Yan­quis, lle­va­ban, has­ta ayer, sie­te vic­to­rias en los úl­ti­mos 10 jue­gos.

BUE­NOS DIAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.