ADIÓS A LOS NER­VIOS

Al­gu­nos ali­men­tos for­ta­le­cen nues­tro sis­te­ma ner­vio­so, por lo que cal­man los ner­vios.

La Crónica - - SOCIALES -

El es­trés, la an­sie­dad, la depresión y la irri­ta­bi­li­dad son cons­tan­tes en la vi­da ac­tual; al­gu­nos ali­men­tos for­ta­le­cen nues­tro sis­te­ma ner­vio­so, por lo que cal­man los ner­vios.

Te de­ci­mos qué pue­des be­ber cuan­do te ata­ca el ner­vio­sis­mo y la an­sie­dad.

CHO­CO­LA­TE

To­mar una ta­za de cho­co­la­te que con­ten­ga una con­cen­tra­ción de más del 70% de ca­cao te ayu­da­rá a re­du­cir el es­trés, es­ti­mu­lan­do el ce­re­bro, gra­cias a la teo­bri­mi­na que po­see pro­pie­da­des de re­la­ja­ción va­so­di­la­ta­do­ras y diu­ré­ti­cas. Ade­más, otra sus­tan­cia que con­tie­ne el ca­cao y te ayu­da­rá con la fun­ción cog­ni­ti­va son los fla­vo­noi­des; por si fue­ra po­co, el cho­co­la­te tie­ne pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes que ayu­dan a re­du­cir los efec­tos del es­trés.

TÉ DE TI­LA

Es uno de los re­me­dios ca­se­ros más po­pu­la­res pa­ra tra­tar los ner­vios y la an­sie­dad. Se­gu­ra­men­te tu ma­má o tu abue­li­ta te lo ha­brán da­do en más de una oca­sión. Y es que ellas sa­ben que es efec­ti­va con­tra pro­ble­mas del in­som­nio, así co­mo su po­de­ro­so efec­to se­dan­te que ayu­da a las per­so­nas con an­sie­dad pa­ra con­tro­lar su pre­sión y re­la­jar­se.

TÉ DE VA­LE­RIA­NA

Tal vez sea el re­me­dio ca­se­ro más uti­li­za­do con­tra los ner­vios y la an­sie­dad. Aun­que a mu­chas per­so­nas no les agra­da to­mar­la por su sa­bor amar­go. La va­le­ria­na es una plan­ta re­la­jan­te que re­du­ce con­si­de­ra­ble­men­te los sín­to­mas de la an­sie­dad, el ner­vio­sis­mo y el in­som­nio. Ade­más, te ayu­da con la sen­sa­ción de tran­qui­li­dad y con do­lo­res de ca­be­za.

TÉ DE TORONJIL

El toronjil o me­li­sa es un tran­qui­li­zan­te na­tu­ral que cal­ma los ner­vios y po­see un sa­bor muy agra­da­ble. El toronjil ac­túa co­mo un anal­gé­si­co na­tu­ral que ayu­da a cal­mar do­lo­res mus­cu­la­res y de ca­be­za, in­clu­so do­lo­res es­to­ma­ca­les. El en­car­ga­do de su pro­pie­dad anal­gé­si­ca es el eu­ge­nol, sus­tan­cia que im­pi­de la trans­mi­sión de se­ña­les ner­vio­sas a di­fe­ren­tes par­tes del or­ga­nis­mo. Tó­ma­lo en una in­fu­sión y no te arre­pen­ti­rás de te­ner una sen­sa­ción de pro­fun­da cal­ma.

AGUA DE AVE­NA

La ave­na es un ce­real que pue­de ser con­su­mi­da co­mo gra­no­la, en ba­ti­dos, en gui­sos o en be­bi­das. Ade­más de pro­veer­nos de vi­ta­mi­nas, proteínas, mi­ne­ra­les y fi­bra, tam­bién nos ayu­da a con­tra­rres­tar los efec­tos del tras­torno ner­vio­so, an­sie­dad e irri­ta­bi­li­dad y fa­vo­re­ce la sa­lud di­ges­ti­va. Por si fue­ra po­co, nos ayu­da a au­men­tar nues­tros ni­ve­les de ener­gía, por lo que nos re­vi­ta­li­za. Así que ya lo sa­bes, un va­so de agua de ave­na te ayu­da­rá a con­cen­trar­te y a equi­li­brar tus ner­vios.

La ex­per­ta en nu­tri­ción Fer­nan­da Al­va­ra­do co­men­ta que aun­que to­das es­tas be­bi­das nos pue­den ayu­dar, no se de­ben

con­su­mir con azú­car, es­to pa­ra te­ner me­jo­res re­sul­ta­dos, de­bi­do a que el en­dul­zan­te es un es­ti­mu­lan­te, lo que po­dría in­hi­bir el efec­to tran­qui­li­zan­te. "Ade­más el azú­car es­tá re­la­cio­na­da con otro ti­po de pro­ble­mas en la sa­lud", aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.