La Crónica : 2019-06-20

MEXICALI : 4 : 4

MEXICALI

Jueves 20 4 MEXICALI WWW.ELIMPARCIA­L.COM/MEXICALI Junio de 2019 Mexicali, B.C. tratado de rescatar el Centro, pero ante la indiferenc­ia de las autoridade­s, es poco el avance en las mejoras del sitio. “A raíz del terremoto se quedó abandonado, pero la iglesia es lo que ha subsistido, poco a poco lo vamos arreglando, lo pintamos, le arreglamos las ventanas, con nuestro propio recurso, la misa siempre se ha dado”, comentó Lorena Guzmán. Quien se encargaba de la luz era el Gobierno Federal y del mantenimie­nto el Ayuntamien­to de Mexicali, pero desde hace ocho años se han desentendi­do del compromiso que tenía, declaró. Precisó que un poste del área verde se cayó y duró casi un mes en el suelo, incluso funcionand­o, pero como nunca acudieron a levantarlo, dejó de encender el foco o se lo robaron, la estructura sigue tirada. “Yo era de las que estaba cuando lo inauguraro­n, con Elourdy de presidente municipal, ellos no invirtiero­n, todo se construyó con el 1% de Infonavit, ellos solo pusieron los policías”, enfatizó. “Queremos que el municipio se haga cargo, pero que respete que queremos la iglesia, porque no podemos venir al parque por los indigentes y luego la gente cochina que echa su basura”, concluyó Guzmán. de television­es y otros aparatos electrónic­os. UN REFUGIO José se encontraba en el taller desayunand­o cereal con leche cuando el equipo de La Crónica acudió a verificar las quejas de la comunidad, para él, este centro representa un refugio del calor y el frío al que puede acudir después de pepenar y lavar carros. El hombre de 30 años cargaba con dos mochilas, una con llantas para poder arrastrar sus pertenenci­as y el aluminio que levanta de la calle, con mucha disposició­n accedió a platicar. Explicó que conoce a cuando menos 20 personas en indigencia en la colonia, la mayoría acuden al Centro para resguardar­se y otras para drogarse, describien­do que algunos escalan al segundo piso, que por seguridad prefiere no subirlo. “Yo vengo a descansar aquí desde hace tres años, lavó carros y agarro una feria, me vengo a comer aquí, los vecinos corrieron a los que hacían su desmadre, pero pues a uno le vale madre, con el riesgo de que la policía te levante y nos quiten lo poquito que traemos”, comentó. 6,59( 3$5$ 25$5 -8*$5 < '52*$56( Luego del terremoto del 4 de abril de 2010, el centro dejó de usarse de forma recreativa y ahora está en el ocaso NICOLLE DE LEÓN [email protected] Al caminar hay que tener cuidado de no picarse con una de las tantas jeringas que fueron usadas para suministra­se una dosis en el Centro Comunitari­o de Bugambilia­s; un mismo sitio donde los indigentes se drogan, los religiosos oran y los niños juegan. El deteriorad­o edificio refleja el abandono de las autoridade­s y la descomposi­ción social a través de sus paredes grafiteada­s, el cableado saqueado y las ventanas ultrajadas. Un cuarto trasero es el picadero donde se refugian indigentes, por el otro lado hay un salón en el que ofrecen misa en la austeridad total, mientras que el patio aún tiene juegos a los que acuden los niños, siempre y cuando no haya indigentes rondando. Por paradójico que parez- •Algunos cuartos del lugar sirven como refugio para malvivient­es. dicó que las instalacio­nes no eran seguras, llegando a la clausura de los salones del segundo piso y se suspendier­on las clases de arte y oficios, así como los servicios de salud que ofrecían. No obstante, una iglesia católica que ya brindaba misa desde antes del terremoto, continua dando el servicio, sin luz y sin agua, motivos por el que cada día está más seca lo que debería ser un área verde. Lo que alguna vez fue un taller de carpinterí­a, se volvió el refugio de personas en condición de calle, algunos se resguardan del calor, otros acuden para aplicarse una dosis de droga vía intravenos­a, dejando indicios por todo el suelo del lugar. Al ingresar a este refugio el olor es nauseabund­o, ya que siendo éste el único sitio donde hay privacidad, los indigentes de la colonia aprovechan para hacer evacuar y orinar en un rincón del cuarto. Algunas paredes se encuentran tiznadas por las fogatas que hacen las personas en situación de calle, el picadero está enmarcado por pedacera rayón de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y el lema del Gobierno del Estado: “BC Grande Por Ti”. Incluso cuentan los vecinos que fue inaugurado con bombo y platillo por el entonces alcalde Eugenio Elorduy Walther, pero ahora; ni siquiera el diputado del Distrito, José Félix Arango Pérez, ha respondido a las solicitude­s de apoyo de la comunidad. ca, en el mismo terreno del Centro Comunitari­o hay una caseta de la Policía Municipal, a quienes señalan los vecinos de no hacer nada ante el vandalismo. El Centro Comunitari­o se creó con las aportacion­es de los habitantes de la colonia que fueron descontada­s de las mensualida­des a sus casas, fue edificado con el objetivo de darle a la comunidad un espacio para el aprendizaj­e y la recreación. Y aunque actualment­e ninguna autoridad apoya para recuperarl­o, tiene su respectivo IGLESIA BUSCA RESCATAR EL CENTRO Con mucho esfuerzo una pequeña iglesia católica ha ¿QUÉ PASÓ? Luego del terremoto del año 2010, a los vecinos se les in-

© PressReader. All rights reserved.