MATAN A UN CO­MAN­DAN­TE

EN EL IN­TE­RIOR DE LA CO­MAN­DAN­CIA DE LA CO­MI­SA­RÍA DE TEPUCHE, EN CU­LIA­CÁN, DOS AGEN­TES MÁS FUE­RON DES­AR­MA­DOS Y AGRE­DI­DOS A GOL­PES

La I de Los Mochis - - Portada - Re­dac­ción @Lai_Cu­lia­cán Fa­ce­book: La i/ Cu­lia­cán

Por se­gun­do día con­se­cu­ti­vo, la sin­di­ca­tu­ra de Tepuche vuel­ve a vi­vir la ola de vio­len­cia al ser ul­ti­ma­do a ba­la­zos el co­man­dan­te de la Po­li­cía Municipal Jo­vel N. en ma­nos de un gru­po ar­ma­do que irrum­pió en di­cha co­mu­ni­dad du­ran­te la ma­ña­na de ayer. Ade­más, dos de sus ele­men­tos a car­go fue­ron gol­pea­dos y des­ar­ma­dos por los pis­to­le­ros cuan­do re­cién ha­bían lle­ga­do a re­le­var turno. A de­cir de fuen­tes de Seguridad, el al­to man­do se en­con­tra­ba en sus úl­ti­mos años de ser­vi­cio al es­tar pró­xi­ma su ju­bi­la­ción. No hu­bo detenidos. Ca­be re­cor­dar que el mar­tes fue eje­cu­ta­do un hom­bre, quien fue can­di­da­to a síndico de di­cha co­mu­ni­dad y tam­bién for­mó parte de la Po­li­cía Municipal.

>La­ver­sión

A muy tem­pra­na hora de ayer lle­ga­ron los re­por­tes al 9-1-1 so­bre una agre­sión a la co­man­dan­cia de Tepuche por parte de ci­vi­les ar­ma­dos. La primera in­for­ma­ción que sur­gió era de que ha­bían eje­cu­ta­do al co­man­dan­te, y pri­va­do de la li­ber­tad a dos ele­men­tos. An­te el lla­ma­do de emer­gen­cia, se mo­vi­li­za­ron to­das las corporacio­nes de Seguridad Pú­bli­ca y per­so­nal del Ejér­ci­to, que en mi­nu­tos si­tia­ron la ca­lle prin­ci­pal de la co­mi­sa­ría. Al arri­bo de los uni­for­ma­dos, lo pri­me­ro que en­con­tra­ron fue dos ri­fles ti­ra­dos fren­te a la igle­sia y una ter­cer ar­ma a po­cos metros de dis­tan­cia. Asi­mis­mo, fue­ron en­con­tra­do dos pre­ven­ti­vos con gol­pes en ros­tro y ca­be­za. La zo­na fue ase­gu­ra­da por agen­tes de los tres ni­ve­les de Gobierno, pi­dien­do ade­más el apoyo de investigad­ores y per­so­nal fo­ren­se de la Fis­ca­lía pa­ra ini­ciar la in­ves­ti­ga­ción del ata­que. La in­for­ma­ción so­bre los pre­sun­tos agre­so­res fue nu­la; sin em­bar­go, sa­lió a re­lu­cir ex­tra­ofi­cial­men­te que

via­ja­ban en dos ca­mio­ne­tas de lu­jo, una blan­ca y otra tin­ta, de donde hom­bres ar­ma­dos des­cen­die­ron metros an­tes de la ca­se­ta de Po­li­cía pa­ra llegar por sor­pre­sa. Pos­te­rior­men­te se es­cu­cha­ron de­to­na­cio­nes de ar­ma de fuego y los mo­to­res de las unidades donde via­ja­ban los pis­to­le­ros, que hu­ye­ron des­pués de su co­me­ti­do. El se­cre­ta­rio de Seguridad Pú­bli­ca del Es­ta­do de Si­na­loa, Cris­tó­bal Cas­ta­ñe­da Camarillo, es­tu­vo en la es­ce­na y dio de­ta­lles de lo que ha­bía pa­sa­do, pre­ci­san­do que los ga­ti­lle­ros lle­ga­ron al in­mue­ble y ama­ga­ron, gol­pea­ron y des­ar­ma­ron a los efec­ti­vos, y a cor­ta dis­tan­cia le dis­pa­ra­ron a Jo­vel con ar­mas de al­to ca­li­bre.

>Di­li­gen­cias

Peritos cri­mi­na­lis­tas lle­va­ron a ca­bo sus la­bo­res de ma­ne­ra nor­mal, donde se­ña­la­ron cas­ca­jos de di­fe­ren­tes ca­li­bres, que en su ma­yo­ría que­da­ron den­tro de la in­mue­ble donde es­ta­ba el cadáver. Per­so­nal fo­ren­se fue fi­jan­do la otra parte de las evi­den­cias, co­mo los ri­fles que por­ta­ban los agen­tes agre­di­dos. Los agen­tes de la Po­li­cía del Gru­po Águi­la re­ca­ba­ron to­da la in­for­ma­ción po­si­ble y lle­va­ron a ca­bo las in­da­ga­to­rias pa­ra ane­xar­las a la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción. Ho­ras des­pués se die­ron por ter­mi­na­das las di­li­gen­cias y fue re­ti­ra­do el cuerpo del ofi­cial Jo­vel a las ins­ta­la­cio­nes del an­fi­tea­tro local.

FOTO: MARCO MILLÁN

> LAS DOS AR­MAS QUE­DA­RON TI­RA­DAS EN CA­LLE PRIN­CI­PAL DEL POBLADO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.