UN CAN­TÓN SE CHAMUSCA

EL SI­NIES­TRO SE ORI­GI­NÓ POR UNA FU­GA DE GAS CUAN­DO LA MA­DRE DE FA­MI­LIA SE DIS­PO­NÍA A PRE­PA­RAR EL DESA­YUNO

La I de Mazatlan - - La Roja - La i/

To­do su­ce­dió en tan so­lo unos se­gun­dos, el fue­go y hu­mo ya ha­bía in­va­di­do la vi­vien­da, sus mo­ra­do­res ape­nas lo­gra­ron sa­lir a tiem­po pa­ra pe­dir ayu­da a sus ve­ci­nos. Pér­di­das to­ta­les de­jó co­mo sal­do un si­nies­tro en una ca­sa ubi­ca­da en Su­fra­gio Efec­ti­vo No Re­elec­ción, #32, a un cos­ta­do de las vías en la Ro­sen­do G. Cas­tro, ayer, en la ma­ña­na. Afor­tu­na­da­men­te, la pa­re­ja que es­ta­ba en el do­mi­ci­lio re­sul­tó sa­na y sal­va.

Y es que de no ha­ber si­do por­que el in­di­vi­duo sa­có el tan­que de gas, pu­do ha­ber

se re­gis­tra­do una ex­plo­sión con re­sul­ta­dos más gra­ves.

Fu­ga de gas yflam azo

A las 09:30 ho­ras, la pa­re­ja es­ta­ba en el do­mi­ci­lio. Mi­nu­tos más tar­de, la ama de ca­sa se di­ri­gió a la co­ci­na pa­ra em­pe­zar a pre­pa­rar el desa­yuno. En ese ins­tan­te se per­ca­tó que ha­bía un aro­ma a gas y le co­men­tó a su es­po­so, quien se pu­so a re­vi­sar la man­gue­ra de gas. To­da­vía no es­ta­ba en­cen­di­da la es­tu­fa. En cuan­to el in­di­vi­duo to­có la man­gue­ra, es­ta se tro­zó y el gas em­pe­zó a sa­lir a pre­sión, lue­go se re­gis­tró un fla­ma­zo y la ca­sa em­pe­zó a ar­der. En cues­tión de se­gun­dos las lla­mas se pro­pa­ga­ron. Rosalva Pa­la­fox y su pa­re­ja sa­lie­ron rá­pi­do. Sin em­bar­go, el jo­ven se re­gre­só pa­ra sa­car el tan­que de gas y evi­tar que es­te es­ta­lla­ra.

>Com­ba­tie­ron el fue­go

Los ve­ci­nos al dar­se cuen­ta del in­cen­dio, rá­pi­da­men­te co­rrie­ron a ayu­dar a la pa­re­ja y con cu­be­tas tra­ta­ban de apa­gar el fue­go que prác­ti­ca­men­te es­ta­ba de­vo­ran­do la co­ci­na, mue­bles, ba­ses de ca­mas, col­cho­nes, ro­pa, ju­gue­tes, en­tre otros, ob­je­tos de va­lor. Otros mo­ra­do­res re­por­ta­ron al 911 el su­ce­so. Per­so­nal de Bom­be­ros de Los Mo­chis se tras­la­dó al lu­gar pa­ra com­ba­tir la lum­bre. Así es­tu­vie­ron unos mi­nu­tos has­ta que lo­gra­ron so­fo­car­lo. In­clu­so, la Cruz Ro­ja, aten­dió a Rosalva Pa­la­fox, de­bi­do a que su­frió una cri­sis ner­vio­sa.

>Pi­den ayu­da a la po­bla­ción

Si al­guien pue­de ayu­dar a la fa­mi­lia con lo que gus­te pue­de mar­car a los si­guien­tes te­lé­fo­nos ce­lu­la­res 6681-98-51-01 y al 66-81-0645-08.

“IBA A PRE­PA­RAR EL DESA­YUNO CUAN­DO NOS DI­MOS CUEN­TA DE UN OLOR A GAS, Y LUE­GO SE ORI­GI­NÓ EL FUE­GO” ROSALVA PA­LA­FOX AFEC­TA­DA

FO­TO: NOEL VIZ­CA­RRA/COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.