¡Llé­ve­le, no­pa­les fres­cos y ba­ra­tos!

La I de Mazatlan - - Al Día -

A sus 87 años de edad, el se­ñor Je­sús Ma­ría Hi­gue­ra Hi­gue­ra de­be­ría es­tar en su ho­gar re­ci­bien­do las aten­cio­nes que ne­ce­si­ta una per­so­na de su edad. Pe­ro él es uno de los tan­tos ven­de­do­res am­bu­lan­tes de la ter­ce­ra edad que se pue­den ver a dia­rio ga­nar­se el pan en al­gu­na de las ban­que­tas del cen­tro de la ciu­dad de Gua­mú­chil.

Des­de muy tem­prano, el se­ñor ya es­tá ga­nán­do­se la vi­da. Con su fa­mo­so gri­to “¡llé­ve­le, no­pa­les!”, atrae a la gen­te a las afue­ras de un co­no­ci­do su­per­mer­ca­do. So­bre los “ca­rri­tos del sú­per” es don­de ex­po­ne su mer­can­cía, ya que por su avan­za­da edad no pue­de es­tar­se aga­chan­do. Y afor­tu­na­da­men­te, la em­pre­sa le ha per­mi­ti­do usar di­cho es­pa­cio pa­ra ofre­cer las bol­si­tas de no­pa­les, ma­zos de ejo­tes, ca­la­ba­ci­tas y has­ta pa­que­tes de tor­ti­llas de ha­ri­na pa­ra ob­te­ner un ma­yor in­gre­so.

“Por ca­da bol­sa de no­pa­les me to­can cin­co pe­sos, por­que me los traen pa­ra que los ven­da, y así me ayu­do yo. A ve­ces ven­go ga­nan­do 40 pe­sos al día”, cuen­ta el se­ñor, quien tie­ne una no­to­ria di­fi­cul­tad pa­ra ca­mi­nar. Al pre­gun­tar­le có­mo le ha­ce pa­ra tras­la­dar­se des­de la co­lo­nia Pri­me­ro de Ma­yo has­ta el cen­tro, co­men­tó que se vie­ne en ca­mión muy tem­prano. Ade­más, con­tó que no tie­ne hi­jos por­que nun­ca se ca­só, por eso que no cuen­ta con más apo­yo que el de la fa­mi­lia que le trae la ver­du­ra pa­ra sa­lir ade­lan­te ca­da día.

> EN LAS AFUE­RAS DE LA CO­NO­CI­DA TIEN­DA VEN­DE SU MER­CAN­CÍA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.