ABRAZA, APAPACHA A MA­MÁ ES­TE Y TO­DOS LOS DÍAS DE TU VI­DA

La I de Mazatlan - - Al Día -

es­pe­cial de sus des­cen­dien­tes. No­más hay que re­cor­dar su preo­cu­pa­ción por un sim­ple ras­pón, por una gri­pa, siem­pre al pie del ca­ñón, siem­pre dis­pues­ta a ayu­dar a sus ni­ños, aun­que en reali­dad pa­san los años y esos ni­ños ya son adul­tos que tie­nen su pro­pia fa­mi­lia. Des­de el mo­men­to mis­mo de la ges­ta­ción la mu­jer de­ja su in­di­vi­dua­li­dad pa­ra que den­tro de ella se desa­rro­lle un nue­vo ser y tam­bién des­de ese mo­men­to su co­ra­zón se mul­ti­pli­ca pa­ra dar ca­bi­da a to­do el amor que brin­da a ca­da se­gun­do a sus gran­des te­so­ros. Por eso y por mu­cho más ¡abraza, apapacha a ma­má es­te y to­dos los días de tu vi­da!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.