CUM­PLEN SUS SUE­ÑOS

>NI­ÑOS Y ADUL­TOS DIS­FRU­TAN EL MAR POR PRI­ME­RA VEZ EN LA PER­LA DEL PA­CÍ­FI­CO Í

La I de Mazatlan - - Portada - Blan­ca Re­ga­la­do @lai_Ma­zatlán

Mi sue­ño se cum­plió. Ver el mar, to­car y ca­mi­nar en la are­na, es una gra­ta ex­pe­rien­cia, re­sal­tó Ma­ría Isa­bel Díaz, de 69 años, ori­gi­na­ria de Coahuila. “Quie­ro llo­rar, reír o co­rrer”, di­jo emo­cio­na­da, des­pués se ti­ró a la are­na y em­pe­zó a ju­gar con ella en­tre sus pies, pier­nas y ro­pa, ac­ción fue imi­ta­da por sus com­pa­ñe­ras que por pri­me­ra vez veían y se po­día me­ter al mar.

Es un gru­po for­ma­do por 40 gen­tes de la ter­ce­ra edad, que en su ma­yo­ría la­bo­ran co­mo em­pa­que­ta­do­res en tien­das de autoservic­io; ni­ños y jó­ve­nes de fa­mi­lias vul­ne­ra­bles que vi­ven de re­co­ger ba­su­ra.

>Su­ma­dees­fuer­zos.

La aso­cia­ción 100 Sue­ños por Com­par­tir trae a un cen­te­nar de per­so­nas al puer­to de Ma­zatlán, di­vi­di­das en tres gru­pos, sin nin­gún cos­to, pa­ra que co­noz­can la pla­ya. Cris­tian So­lís y Sal­va­dor Cha­pa­rro, coor­di­na­do­res del gru­po, des­ta­can que es­te sue­ño se pue­de lo­grar gra­cias al es­fuer­zo de per­so­nas de Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos que se su­man al pro­gra­ma pa­ra que el sue­ño sea una reali­dad. Con el di­ne­ro y ayu­da en es­pe­cie se pue­de mo­ver a las be­ne­fi­cia­dos en una trans­por­te de pri­me­ra, un buen ho­tel, sus ali­men­tos en tra­yec­to y su es­tan­cia de dos días y una no­che.

Cha­pa­rro y So­lís se vie­ron in­va­di­dos por la emo­ción de los ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos. Con la voz en­tre­cor­ta­da di­je­ron que no se equi­vo­ca­ron al ser el en­la­ce pa­ra cum­plir es­tos sue­ños. Aña­die­ron que en la me­di­da que se tra­ba­je más y flu­yan apo­yos, se cum­pli­rán más sue­ños. La ma­yor sa­tis­fac­ción pa­ra ellos es la fe­li­ci­dad re­fle­ja­da en los ros­tros de los me­no­res y adul­tos ma­yo­res al te­ner con­tac­to con el mar, ver el atar­de­cer y la va­rie­dad de aves que ha­bía a su lle­ga­da.

>Emo­cio­nes.

Se abrió la puer­ta del au­to­bús fren­te al ho­tel Park Inn y em­pe­za­ron a ba­jar los pa­sa­je­ros, en­tre ellos Bra­yan, un jo­ven que que­ría co­rrer a ver la pla­ya. Su ma­dre y sus her­ma­nos lo acom­pa­ña­ron en es­te sue­ño he­cho reali­dad. Les cu­brie­ron el ros­tro has­ta lle­gar a la ori­lla del mar. Bra­yan se que­dó sor­pren­di­do al ver las olas. Cuan­do el agua lle­gó a sus pies, qui­so co­rrer, pe­ro lue­go em­pe­zó aplau­dir y reír. Los ni­ños em­pe­za­ron a ju­gue­tear en el agua y la are­na. Bus­ca­ron con­chi­tas y pe­que­ñas pie­dras que guar­da­ban en sus ma­nos co­mo si fue­ron los te­so­ros más pre­cia­dos. Du­ran­te gran par­te de la ma­ña­na dis­fru­ta­ron la fres­cu­ra del agua y la ca­li­dez del sol. Es­tas emo­cio­nes que­da­rían gra­ba­das en vi­deo e ima­gen. Lue­go se die­ron un des­can­so pa­ra se­guir con el pa­seo por el puer­to. Se les lle­vó a re­co­rrer el ma­le­cón y to­mar­se fo­tos. Asi­mis­mo, a los lu­ga­res tu­rís­ti­cos.

Hoy y ma­ña­na vie­ne otro gru­po, has­ta cum­plir con los 100 sue­ños de per­so­nas de to­das las eda­des.

40 PER­SO­NAS DE COAHUILA CO­NO­CIE­RON POR PRI­ME­RA VEZ EL MAR.

FO­TO: BLAN­CA RE­GA­LA­DO

FO­TO: BLAN­CA RE­GA­LA­DO

> LOS NI­ÑOS ES­TU­VIE­RON MUY EMO­CIO­NA­DOS TRAS EL CON­TAC­TO CON EL MAR.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.