ACRI­BI­LLA­DOS

>BAÑAN DEPLOMO A DOS CHA­VAL OS EN LA CA­PI­TAL

La I de Mazatlan - - Portada - La i/

La tar­de no­che de ayer en el es­ta­cio­na­mien­to de una co­no­ci­da farmacia, a 500 me­tros de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do, ase­si­na­ron a dos jó­ve­nes, a quie­nes les dis­pa­ra­ron en por lo me­nos 300 oca­sio­nes con ar­mas de grue­so ca­li­bre. Al cie­rre de la edi­ción se des­co­no­cía la iden­ti­dad de las víc­ti­mas, pe­ro pre­sun­ta­men­te la ca­mio­ne­ta en la que que­da­ron muer­tas es­tá a nom­bre de Mon­se­rrat N., de la co­mu­ni­dad de Ta­cui­cha­mo­na. Has­ta la zo­na del ata­que arri­bó Cris­tó­bal Cas­ta­ñe­da, se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Es­ta­do, quien lue­go de ser in­for­ma­do de la si­tua­ción se re­ti­ró con sus es­col­tas.

>El­re­por­te

Mi­nu­tos an­tes de la 20:00 ho­ras de ayer, a los nú­me­ros de emer­gen­cias en­tró el avi­so de que por el bu­le­var En­ri­que Sánchez Alon­so y ca­lle Eco­no­mía, en el sec­tor Tres Ríos, es­ta­ba ocu­rrien­do una ba­la­ce­ra. De in­me­dia­to los có­di­gos de to­das la cor­po­ra­cio­nes se en­cen­die­ron y se tras­la­da­ron al lu­gar de los he­chos, don­de en­con­tra­ron una ca­mio­ne­ta com­ple­ta­men­te des­tro­za­da a ba­la­zos, así co­mo a dos ci­vi­les muer­tos. Al pi­lo­to lo ha­lla­ron aga­cha­do ha­cia el fren­te ba­jo el vo­lan­te; y al co­pi­lo­to ti­ra­do a un la­do de la ca­mio­ne­ta bo­ca ba­jo. An­te la dan­tes­ca es­ce­na, die­ron avi­so a la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do pa­ra que se hi­cie­ra car­go del ca­so.

>Zo­na­de­gue­rra

Se­gún ver­sio­nes de al­gu­nos ve­ci­nos del lu­gar y de per­so­nas que lle­ga­ron, to­do trans­cu­rría con nor­ma­li­dad, cuando lle­gó una ca­mio­ne­ta Hon­da CR-V co­lor gris y se es­ta­cio­nó en las afue­ras de una co­no­ci­da farmacia. Dos hom­bres de as­pec­to jo­ven se en­con­tra­ba en el in­te­rior, cuando de pron­to lle­ga­ron va­rios vehícu­los que se pa­ra­ron de­trás de la uni­dad y em­pe­za­ron a dis­pa­rar con ri­fles de al­to po­der, des­tro­zan­do la uni­dad. Asi­mis­mo, co­rrió la ver­sión de que pre­sun­ta­men­te el co­pi­lo­to se ba­jó pa­ra ha­cer­les fren­te con un ar­ma cor­ta, y por eso que­dó ti­ra­do jun­to a la ca­mio­ne­ta y con la puer­ta abier­ta. Es­ta ver­sión no fue con­fir­ma­da por nin­gu­na au­to­ri­dad ni tam­po­co se in­for­mó si ha­lla­ron al­gún ti­po de ar­ma en la zo­na de la agre­sión.

>Ope­ra­ti­voy­di­li­gen­cias

Mi­nu­tos des­pués del ata­que, la zo­na se en­con­tra­ba aba­rro­ta­da por cu­rio­sos, que em­pe­za­ron a to­mas imá­ge­nes y vi­deos pa­ra su­bir­los a la red,

cuando de pron­to lle­ga­ron cor­po­ra­cio­nes po­li­cia­les y ele­men­tos del Ejér­ci­to me­xi­cano. Del lu­gar del ata­que se re­co­gie­ron al­re­de­dor de 300 cas­qui­llos per­cu­ti­dos de AR-15 y AK-47, co­no­ci­da co­mo “cuerno de chi­vo”. Por otro la­do, la pa­red del ne­go­cio que­dó con mar­cas de las ba­las. Lue­go de dos ho­ras y me­dia de las di­li­gen­cias y de re­co­ger las po­si­bles evi­den­cias, se or­de­nó le­van­tar los cuer­pos y lle­var­los al Se­me­fo.

FO­TO: LEO ES­PI­NO­ZA

> LA NA­VE EN LA QUE VIA­JA­BAN LAS VÍC­TI­MAS.

> LA ZO­NA DON­DE OCU­RRIÓ EL DO­BLE ASE­SI­NA­TO QUE­DÓ LLE­NA DE CAS­QUI­LLOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.