LO LIQUIDAN EN UNA GA­SO­LI­NE­RA

UN VE­CINO DE CA­RRI­CI­TOS IBA A ECHAR GO­TA EN LA SA­LI­DA SUR DE LA CIU­DAD DE GUA­MÚ­CHIL Y AHÍ MIS­MO LE CA­YE­RON PA MAN­DAR­LO AL VIA­JE A PUN­TA DE BA­LA

La I de Mazatlan - - La Roja - Ra­món Ló­pez @Lai_Gua­mú­chil Fa­ce­book: La i/ Gua­mú­chil

La ma­ña­na de ayer, un ve­cino de la co­mu­ni­dad de Ca­rri­ci­tos, per­te­ne­cien­te al mu­ni­ci­pio de Sal­va­dor Al­va­ra­do, fue li­qui­da­do a ba­la­zos cuan­do se dis­po­nía a car­gar com­bus­ti­ble en un es­ta­ble­ci­mien­to de la sa­li­da sur en la ciu­dad de Gua­mú­chil.

>Aler­ta

De acuer­do con la in­for­ma­ción re­ca­ba­da, co­mo a las 11:00 ho­ras de ayer va­rias de­to­na­cio­nes aca­ba­ron con la tran­qui­li­dad en la co­lo­nia Sa­té­li­te, en la sa­li­da sur de Gua­mú­chil, pues en una ga­so­li­ne­ra ubi­ca­da en la es­qui­na del bu­le­var La­bas­ti­da Ochoa y la ca­lle Vía Lác­tea, en el men­cio­na­do sec­tor, un com­pa fue eje­cu­ta­do de va­rios plo­ma­zos cuan­do se dis­po­nía a car­gar com­bus­ti­ble. El ba­to lle­gó al lu­gar a bor­do de un vehícu­lo de la mar­ca Ford, lí­nea Mus­tang, de co­lor tin­to, con­ver­ti­ble, mo­de­lo 2004 y con pla­cas de cir­cu­la­ción VNA5226, pe­ro fue ul­ti­ma­do a ti­ros sin que se su­pie­ra quién o quié­nes fue­ron los res­pon­sa­bles.

>Víc­ti­ma

El di­fun­to fue iden­ti­fi­ca­do ahí mis­mo por sus fa­mi­lia­res co­mo Juan Ga­briel N., de 50 años de edad, con do­mi­ci­lio en la co­mu­ni­dad de Ca­rri­ci­tos. Ade­más, se di­jo que el com­pa re­ci­bió cin­co ba­la­zos en la ca­be­za. Su cuer­po que­dó ti­ra­do jun­to a la par­te tra­se­ra del Mus­tang, so­bre una man­cha de san­gre.

Al re­ci­bir el re­por­te de lo ocu­rri­do, va­rias pa­tru­llas de la Di­rec­ción de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y Trán­si­to Mu­ni­ci­pal (DSPyTM), Po­li­cía Mi­li­tar y Po­li­cía Fe­de­ral se lan­za­ron al si­tio rá­pi­da­men­te pa­ra aten­der el lla­ma­do.

>In­ves­ti­ga­ción

Una vez ahí, la zo­na fue acor­do­na­da mien­tras lle­ga­ban los pe­ri­tos de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do (FGE) y agen­tes del Gru­po Pe­ga­so de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción pa­ra re­ca­bar las evi­den­cias en la es­ce­na del cri­men y la in­for­ma­ción per­ti­nen­te so­bre lo acon­te­ci­do. Mien­tras se rea­li­za­ban las di­li­gen­cias en la es­ce­na del cri­men, se po­día to­da­vía es­cu­char la mú­si­ca que el di­fun­to iba es­cu­chan­do en su na­ve, pues el es­té­reo ha­bía que­da­do en­cen­di­do. Lue­go del tra­ba­jo de cam­po, el cuer­po de la víc­ti­ma fue tras­la­da­do a una ca­sa fu­ne­ra­ria pa­ra prac­ti­car­le una au­top­sia, pa­ra pos­te­rior­men­te ser en­tre­ga­do a sus fa­mi­lia­res.

FO­TO: MATÍAS RO­DRÍ­GUEZ

> EL CUER­PO DE LA VÍC­TI­MA QUE­DÓ TI­RA­DO EN LA PAR­TE TRA­SE­RA DEL CA­RRO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.