Nat­ti Na­tas­ha desafía sin mie­do al re­gue­tón

La I de Mazatlan - - Famosos -

La can­tan­te do­mi­ni­ca­na Nat­ti Na­tas­ha en­ca­ró sin mie­do des­de sus ini­cios to­dos los obs­tácu­los a los que se en­fren­tan las mu­je­res en la in­dus­tria de la mú­si­ca ur­ba­na has­ta al­zar­se en lo que es aho­ra: la voz fe­me­ni­na del re­gue­tón que cues­tio­na la he­ge­mo­nía mas­cu­li­na con su nue­vo sen­ci­llo Oh Daddy. Du­ran­te su ca­rre­ra, Na­tas­ha ha res­ca­ta­do los so­ni­dos con los que cre­ció, en­tre ellos la ba­cha­ta, el pop, el dan­cehall y el reg­gae, rit­mos que ha apro­ve­cha­do pa­ra ex­pre­sar que la mu­jer tam­bién puede ha­blar con li­ber­tad so­bre lo que es, lo que sien­te y lo que desea. “Las mu­je­res pa­sa­mos, quié­nes so­mos, que tam­bién so­mos fuer­tes, so­mos ca­lien­tes, so­mos di­ver­ti­das, te­ne­mos nues­tros días de me­lan­co­lía, de to­do, (pa­ra que) la gen­te tam­bién en­tien­da (que) así co­mo los hom­bres pa­sa­mos por las mis­mas co­sas”, sen­ten­cia. Los pri­me­ros pa­sos de es­ta ar­tis­ta do­mi­ni­ca­na en la es­ce­na mu­si­cal los dio en el co­ro de la igle­sia y pos­te­rior­men­te se pre­pa­ró en Es­cue­la de Be­llas Ar­tes de su ciu­dad na­tal, San­tia­go, don­de con­for­mó una agru­pa­ción lla­ma­da D’Sty­le. No obs­tan­te, su con­so­li­da­ción en la mú­si­ca ur­ba­na lle­gó de la mano de Don Omar, men­tor con el que in­ter­pre­tó Dutty­lo­ve (2012). La ar­tis­ta re­co­no­ció que ha te­ni­do mu­chas di­fi­cul­ta­des en su ca­rre­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.