Pe­se a gru­pos de in­te­rés, rei­na la uni­dad en la gi­ra de AMLO

La I de Mazatlan - - Al Día - Luis En­ri­que Ra­mí­rez @Lui­sEn­ri­queRam8

La fuer­za de la uni­dad se im­pu­so so­bre las pre­ten­sio­nes de gru­pos po­lí­ti­cos que in­ten­ta­ron, sin éxi­to, apro­ve­char la gi­ra pre­si­den­cial pa­ra lle­var agua a su mo­lino.

Pa­ra ver­güen­za de los lí­de­res, su ac­tua­ción no pa­só de los gri­tos. Tan­to el pri­mer man­da­ta­rio An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, co­mo el go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz Cop­pel, reite­ra­ron su unión in­que­bran­ta­ble y re­ci­bie­ron el apo­yo de la ma­yo­ría de los sinaloense­s reuni­dos ayer en la Ciu­dad De­por­ti­va de Los Mo­chis. LOS QUE QUE­DA­RON EXHIBIDOS. A con­ti­nua­ción, los «bien­ve­ni­dos al ca­so»; es de­cir, aque­llos po­lí­ti­cos que in­ten­ta­ron man­char el ac­to con te­mas y re­cla­mos fue­ra de lu­gar: La dipu­tada lo­cal Flo­ra Mi­ran­da (que lle­gó al Con­gre­so del Es­ta­do am­pa­ra­da por Mo­re­na, pe­ro que aho­ra ne­go­cia su afi­lia­ción con otros par­ti­dos) lle­vó a un gru­po de cho­que pa­ra pro­tes­tar por el te­ma de la cuo­ta li­ga, con el que la le­gis­la­do­ra bus­ca ha­cer­se de fuer­za po­lí­ti­ca en aras de sus muy per­so­na­les in­tere­ses. Lás­ti­ma por quie­nes le ha­cen eco y que­dan en el pa­pel de «pa­le­ros», co­mo la agru­pa­ción Agri­cul­to­res Uni­dos de Si­na­loa. Ge­rar­do Pe­ña Avi­lés, ex­dipu­tado fe­de­ral del PAN, es co­no­ci­do co­mo el más gris de to­dos los sinaloense­s que ha­yan ocu­pa­do una cu­rul en San Lá­za­ro. Pre­ten­de des­ha­cer­se de tan ma­la fa­ma al to­mar la ban­de­ra de los po­de­ro­sos gru­pos eco­nó­mi­cos que se opo­nen a la plan­ta de fer­ti­li­zan­tes de To­po­lo­bam­po; un asun­to de cú­pu­las fi­nan­cie­ras ba­jo el dis­fraz de una «lu­cha so­cial» inexis­ten­te.

Otro es Joa­quín Ve­ga, ex­dipu­tado lo­cal y ver­güen­za pú­bli­ca del PRI, quien fi­nan­ció a un gru­po de su­pues­tos in­dí­ge­nas que se ma­ni­fes­ta­ron con­tra la ci­ta­da plan­ta. Lo mis­mo: «en­gor­dar­le el cal­do» a los po­de­ro­sos que so­lo bus­can el di­ne­ro.

Pa­ra su de­silu­sión y la de otros gru­pos de in­tere­ses muy bien iden­ti­fi­ca­dos (los tra­ba­ja­do­res de Sa­lud que bus­can su ho­mo­lo­ga­ción, que es un te­ma fe­de­ral, por ejem­plo), la ar­mo­nía reinó, pues no pu­die­ron ha­cer des­lu­cir el ac­to. Por el con­tra­rio, in­clu­so des­pués de la ce­re­mo­nia ofi­cial el go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz lo­gró acor­dar con el pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor una se­rie de obras, co­mo la ca­rre­te­ra San Ig­na­cio-Ta­yol­ti­ta, el puen­te en la pre­sa Co­lo­sio que co­nec­ta­rá a Choix con Chihuahua y la ca­rre­te­ra Ba­di­ra­gua­to-Pa­rral; ade­más, AMLO reite­ró su com­pro­mi­so de cons­truir las pre­sas San­ta Ma­ría y Pi­ca­chos.

Con­clu­sión: mien­tras Or­daz Cop­pel y Ló­pez Obra­dor ter­mi­na­ron el día con sen­das son­ri­sas, los gru­pos de cho­que y sus lí­de­res se que­da­ron con un tris­te «suer­te pa­ra la pró­xi­ma» o un «si­ga par­ti­ci­pan­do».

FUER­ZA REAL. La nue­va gi­ra pre­si­den­cial por Si­na­loa es­tu­vo im­bui­da por un es­pí­ri­tu pa­trió­ti­co y de com­pro­mi­so con la na­ción; se vol­vió par­te de los fes­te­jos por el acuer­do al­can­za­do con Es­ta­dos Uni­dos el vier­nes, que po­ne a sal­vo la dig­ni­dad na­cio­nal, por una par­te, y las ex­por­ta­cio­nes me­xi­ca­nas, por la otra.

«Vuel­ve la con­fian­za pa­ra que si­ga ha­bien­do in­ver­sión y tra­ba­jo en nues­tro país, por eso ce­le­bro es­tar aquí en Los Mo­chis, por­que hay bue­nas no­ti­cias pa­ra Mé­xi­co», ex­pre­só AMLO. El pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, lla­mó a tra­ba­jar en uni­dad con el go­ber­na­dor de Si­na­loa, Qui­rino Or­daz Cop­pel. Nos ha es­ta­do ayu­dan­do, y ne­ce­si­ta­mos la uni­dad de to­do el pue­blo y del Go­bierno: del Go­bierno mu­ni­ci­pal, del Go­bierno del Es­ta­do y del Go­bierno fe­de­ral. La pa­tria es pri­me­ro», afir­mó el pri­mer man­da­ta­rio.

Por su par­te, Or­daz di­jo que el ac­tual es un mo­men­to cla­ve, don­de la uni­dad na­cio­nal de­be rei­nar por so­bre to­das las co­sas: «No hay co­lo­res, no hay par­ti­dos, so­lo hay un par­ti­do, un co­lor, y se lla­ma Mé­xi­co», ase­ve­ró en su men­sa­je el man­da­ta­rio si­na­loen­se, quien re­co­no­ció la ac­ti­tud in­te­li­gen­te y la pru­den­cia del pre­si­den­te de Mé­xi­co an­te Es­ta­dos Uni­dos.

En fin, una ex­ce­len­te jor­na­da la de ayer, en la que Si­na­loa sa­lió ga­nan­do. En­ho­ra­bue­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.