La des­pe­di­da a Pa­co trans­mi­ti­da en vi­vo

El 8 de ju­nio, per­so­nal de TV Az­te­ca lle­ga a la te­le­vi­so­ra ves­ti­do de ne­gro pa­ra des­pe­dir al lí­der del pro­gra­ma y ha­cer un lla­ma­do con­tra la in­se­gu­ri­dad

La I de Mazatlan - - Famosos -

El 8 de ju­nio, el equi­po de Te­le­vi­sión Az­te­ca que tra­ba­ja­ba con Pa­co Stan­ley en el pro­gra­ma Una tras otra no su­po qué ha­cer. Lle­ga­ron a las ins­ta­la­cio­nes de la te­le­vi­so­ra ves­ti­dos de ne­gro y allí hi­cie­ron una trans­mi­sión en vi­vo en­ca­be­za­da por Paty Cha­poy pa­ra des­pe­dir al lí­der del pro­gra­ma y ha­cer un lla­ma­do en con­tra de la in­se­gu­ri­dad. “Hoy, co­mo to­dos los días, la gran fa­mi­lia Az­te­ca se reunió es­ta ma­ña­na muy tem­prano pa­ra re­ci­bir las ór­de­nes de un ami­go que la­men­ta­ble­men­te ya no es­tá con no­so­tros, lle­ga­ron sus téc­ni­cos, su equi­po de pro­duc­ción, sus ami­gos”, di­jo Paty.

>Di­fí­cil­mo­men­to

“Es­te ho­me­na­je que Te­le­vi­sión Az­te­ca le ha que­ri­do ren­dir a Pa­co Stan­ley ha si­do muy di­fí­cil pa­ra no­so­tros, por­que es­ta­mos en el es­ce­na­rio don­de él nos dio ale­gría, y hoy creo que to­dos es­ta­mos muy tris­tes, dis­cul­pen es­tas lá­gri­mas”, agre­gó la con­duc­to­ra. Co­mo a Pa­co le gus­ta­ba la can­ción Qué voy a ha­cer sin ti, el equi­po de­ci­dió po­ner­la a ma­ne­ra de ho­me­na­je, mien­tras en el fon­do se es­cu­cha­ban aplau­sos de su equi­po.

>An­tes del in­ci­den­te

Me­dio año an­tes de su ase­si­na­to, Pa­co con­tó en Az­te­ca que ha­bía si­do víc­ti­ma de asal­to cua­tro ve­ces. Con­tó que ese cuar­to asal­to ha­bía ocu­rri­do pre­vio a una pre­sen­ta­ción, cuan­do ellos iban en au­to y dos hom­bres ar­ma­dos los gol­pea­ron y ro­ba­ron.

“La in­se­gu­ri­dad del Distrito Fe­de­ral es gra­ve, yo ya lle­vo cua­tro asal­tos, no sé... pe­ro ca­ray, pa­re­ce que es­ta­mos en com­pe­ten­cia, es gra­ve. Aho­ri­ta es­ta­mos se­rios por­que es­ta­mos es­pan­ta­dos, los ti­pos es­ta­ban dis­pues­tos a ma­tar­nos. Ni ha­blar, te­ne­mos que se­guir”, di­jo en aquel mo­men­to. Seis me­ses des­pués ocu­rrió su ase­si­na­to.

>Trá­gi­co­día

La ma­ña­na del lu­nes 7 de ju­nio de 1999, Stan­ley fue ase­si­na­do en la Ciu­dad de Mé­xi­co afue­ra de un res­tau­ran­te lla­ma­do El

Char­co de las Ra­nas, po­co des­pués de ha­ber ter­mi­na­do la trans­mi­sión de su edi­ción ma­tu­ti­na de Una tras otra.

Stan­ley se en­con­tra­ba desa­yu­nan­do en el res­tau­ran­te con sus com­pa­ñe­ros Ma­rio Be­za­res, Jor­ge Gil y al­gu­nos de sus es­col­tas. Se­gún tes­ti­gos, Be­za­res ha­bía re­ci­bi­do una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca, la cual con­tes­tó ale­ján­do­se de Stan­ley y Gil. Des­pués de es­to se di­ri­gió al baño, ale­gan­do que los ali­men­tos que con­su­mió es­ta­ban en mal es­ta­do y le ha­bían he­cho da­ño. Stan­ley y el res­to se re­ti­ra­ron y es­pe­ra­ban en un vehícu­lo a Be­za­res afue­ra del res­tau­ran­te. En ese mo­men­to, fue­ron sor­pren­di­dos por unos ata­can­tes que des­car­ga­ron una me­tra­lle­ta con más de 20 dis­pa­ros ha­cia su ca­mio­ne­ta y se die­ron a la fu­ga, cau­sán­do­le la muer­te ins­tan­tá­nea a Stan­ley e hi­rien­do a su com­pa­ñe­ro Jor­ge Gil.

> PA­CO STAN­LEY, CON­DUC­TOR DE TE­LE­VI­SIÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.