LOS BICHISTES

La I de Mazatlan - - Pasión -

DRÁ­CU­LA

El con­de Drá­cu­la se en­con­tra­ba muy ata­rea­do en su cas­ti­llo de Tran­sil­va­nia, re­pa­ran­do su ataúd. –¡Igor! –Dí­ga­me, se­ñor. –Pá­sa­me un des­tor­ni­lla­dor, por fa­vor. –Aquí lo tie­ne, se­ñor. –¡Igor, ya te he di­cho que el de cruz no, el de cruz no!

PE­PI­TO

–Pe­pi­to, qué mineral es es­te. –Es una pie­dra. Los com­pa­ñe­ros le su­su­rran la res­pues­ta co­rrec­ta: –Ba­sal­to, Pe­pi­to. –¡UNA PIE­DRA!

CON­DE­NA­DO

Un con­de­na­do a muer­te se di­ri­ge un lu­nes ha­cia la si­lla eléc­tri­ca. Un guar­dia le pre­gun­ta:

–¿En qué pien­sas? –Lo mal que ini­cia la se­ma­na.

TI­TA­NIC

El ca­pi­tán del Ti­ta­nic es­ta­ba en su ca­ma­ro­te mi­ran­do los ma­pas muy preo­cu­pa­do, cuan­do de pron­to en­tra en­tra un ma­ri­ne­ro muy ner­vio­so y le di­ce: –Ca­pi­tán, ten­go dos no­ti­cias, una bue­na y otra ma­la, ¿cuál pre­fie­re pri­me­ro? –Pues da­me la bue­na por­que hoy lle­vo un día ho­rri­ble. –¡Nues­tra pe­lí­cu­la ga­na­rá nue­ve ós­ca­res!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.