CHAVAL MUE­RE EN AC­CI­DEN­TE

ES ACU­SA­DO DE LAS MUER­TES DE DOS EN­FER­ME­RAS Y DE UN JO­VEN, EN HE­CHOS OCU­RRI­DOS EN JU­LIO DE 2017

La I de Mazatlan - - Portada - + en face: La i/ Ma­zatlán

Acu­sa­do de fe­mi­ni­ci­dio, ho­mi­ci­dio agra­va­do, co­me­ti­do con pre­de­ter­mi­na­ción, en­sa­ña­mien­to y ven­ta­ja, ade­más de pri­va­ción ile­gal de la li­ber­tad y ro­bo de vehícu­lo, fue vin­cu­la­do a pro­ce­so Ar­man­do N, apo­da­do “El Güi­lo”, en la con­ti­nua­ción de au­dien­cia ini­cial, desaho­ga­da du­ran­te la ma­ña­na de ayer en la sa­la B de la Se­de Re­gio­nal de Jus­ti­cia Pe­nal Acu­sa­to­ria del Sur, du­ran­te la ma­ña­na de ayer.

>Impu­tación.

Du­ran­te la au­dien­cia, el juez a car­gó con­ti­nuó con la lec­tu­ra de los car­gos de los que Ar­man­do era acu­sa­do.

De los cua­les, los afec­ta­dos ha­bían pre­sen­ta­do de­nun­cia for­mal en con­tra de es­te, quie­nes lo se­ña­lan co­mo el pre­sun­to res­pon­sa­ble del ho­mi­ci­dio de Je­sús An­to­nio, de 22 años, quien era cho­fer de una em­pre­sa de trans­por­te pri­va­do.

Así co­mo de los fe­mi­ni­ci­dios de las en­fer­me­ras Cindy y Éric­ka.

Por pri­va­ción ile­gal de la li­ber­tad de es­tas per­so­nas que man­tu­vo en cau­ti­ve­rio has­ta el mo­men­to de su eje­cu­ción.

Por el ro­bo del vehícu­lo en el que Je­sús An­to­nio tra­ba­ja­ba co­mo cho­fer, vehícu­lo que era pro­pie­dad de Leo­pol­do N. Des­pués que el juez le­ye­ra los car­gos, con­ti­nuó con la des­crip­ción de có­mo ocu­rrie­ron los he­chos.

>Eli­ni­cio.

El juez re­fi­rió que la no­che del 29 de ju­lio de 2017, Ar­man­do lla­mó a Ju­nior, quien te­nía su do­mi­ci­lio en ca­lle Pri­va­da de Los Na­ran­jos, en el frac­cio­na­mien­to Del Bos­que, de es­ta ciu­dad, pa­ra acu­dir esa no­che a su ho­gar. Des­pués, Ar­man­do, en com­pa­ñía de Ju­nior se fue­ron a un bar de la zo­na do­ra­da, don­de se en­con­tra­ron con el par de mu­je­res y Je­sús An­to­nio.

Des­pués de al­gún ra­to en el lu­gar, de acuer­do con la de­cla­ra­ción de un tes­ti­go pro­te­gi­do, fue Ar­man­do quien co­men­tó que te­nían que pri­var de la li­ber­tad a Je­sús, ya que él se en­con­tra­ba en com­pa­ñía de un ter­cer hom­bre, quien pre­sun­ta­men­te era del gru­po con­tra­rio al de ellos.

Cer­ca de las 04:00 ho­ras, Ar­man­do, en com­pa­ñía de una de las en­fer­me­ras, se fue del lu­gar, mien­tras que Je­sús An­to­nio lle­va­ba a la otra, quie­nes iban al ho­gar de Ju­nior, en el frac­cio­na­mien­to Del Bos­que. Ya es­tan­do to­dos la ca­sa, ape­nas unos mi­nu­tos des­pués lle­ga­ron a bor­do de un vehícu­lo os­cu­ro cin­co hom­bres ar­ma­dos y se lle­va­ron por la fuer­za a Je­sús An­to­nio pa­ra en­tre­gár­se­lo a otro gru­po de hom­bres ar­ma­dos, que tras­la­dó a el jo­ven a un te­rreno de te­rra­ce­ría cer­ca de Vi­lla Unión, pa­ra des­mem­brar­lo con una ma­che­te y des­pués in­ci­ne­rar­lo. Ar­man­do se que­dó con Cindy y Éric­ka en el do­mi­ci­lio an­tes ci­ta­do. Es­tas le cues­tio­na­ron so­bre los hom­bres que se ha­bían lle­va­do a Je­sús, pe­ro Ar­man­do ne­gó co­no­cer­los. Tras la in­sis­ten­cia de las en­fer­me­ras y al sen­tir­se des­cu­bier­to, es­te las ame­na­zó, las ama­rró y las man­tu­vo con vi­da en una de las ha­bi­ta­cio­nes de la ca­sa has­ta la no­che del 31 de ju­lio, cuan­do las lle­vó al mis­mo te­rreno don­de ha­bían da­do muer­te a Je­sús, pa­ra tam­bién des­mem­brar­las y al fi­nal cal­ci­nar­las.

>Evi­den­cias.

An­te el re­la­to de es­tos he­chos, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ofre­ció co­mo prue­bas los vi­deos del an­tro al que asis­tie­ron, ade­más de otro vi­deo don­de se ve que es­tán des­mem­bran­do a Je­sús. Otra de las prue­bas la apor­tó el tes­ti­go pro­te­gi­do con el que cuen­tan en es­te he­cho. Pe­ro so­bre to­do, de los cua­tro im­pli­ca­dos, que ya fue­ron sen­ten­cia­dos por su par­ti­ci­pa­ción en es­te mis­mo de­li­to, cua­tro hom­bres, que fue­ron de­te­ni­dos a bor­do del vehícu­lo, que era pro­pie­dad de Leo­pol­do y en el que tra­ba­ja­ba Je­sús An­to­nio. A los ocu­pan­tes del au­to­mó­vil se les de­co­mi­só dro­ga y ar­mas de fue­go.

An­te es­tas cau­sas, tan­to co­mo la de­fen­sa del impu­tado co­mo el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co acor­da­ron seis me­ses pa­ra el desaho­go de las prue­bas, y la si­guien­te au­dien­cia que­dó es­ta­ble­ci­da pa­ra el pró­xi­mo 11 de di­ciem­bre.

FO­TO: LA I

> EL IMPU­TADO AR­MAN­DO N.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.