Ter­cer pi­so

La I de Mazatlan - - Al Día -

Cri­sis. La si­tua­ción fi­nan­cie­ra en el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia Ad­mi­nis­tra­ti­va del Es­ta­do ca­da vez es­tá peor: los pa­si­vos con pro­vee­do­res cre­cen y es­tán a pun­to de ser des­alo­ja­dos del edi­fi­cio don­de al­qui­lan en el sec­tor Tres Ríos por­que tie­nen tres me­ses de adeu­do con el arren­da­dor; ade­más, la pró­xi­ma se­ma­na se ven­ce el re­ci­bo de la Co­mi­sión Fe­de­ral de Elec­tri­ci­dad, y tam­po­co tie­ne re­cur­sos pa­ra cu­brir es­te ser­vi­cio. Es­tos pro­ble­mas ha te­ni­do que afron­tar el re­cién nom­bra­do pre­si­den­te del Tri­bu­nal, Je­sús Iván Chá­vez Rangel, quien con­fir­mó que, des­de el mes de abril, el Go­bierno es­ta­tal les ha de­ja­do de otor­gar el mi­llón de pe­sos que les co­rres­pon­de del Pre­su­pues­to de Egre­sos del Es­ta­do apro­ba­do por el Con­gre­so lo­cal. Cu­rio­sa­men­te, en ese mis­mo mes, Lu­ci­la Ayala ob­tu­vo el am­pa­ro pa­ra ser res­ti­tui­da co­mo ma­gis­tra­da, y fue apro­ba­do por los dipu­tados lo­ca­les. ¿Coin­ci­den­cia? En po­lí­ti­ca, eso no exis­te.

¿Des­pi­do ma­si­vo? En el Ayun­ta­mien­to de Gua­sa­ve di­cen que por­que así se les an­to­jó, y pa­ra de­mos­trar que las pue­den, des­de la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal y pa­san­do por la Se­cre­ta­ría del Ayun­ta­mien­to sa­lió la or­den de que a to­dos los di­rec­to­res de área y fun­cio­na­rios de pri­mer ni­vel se les hi­cie­ra lle­gar una car­ta de re­nun­cia que obli­ga­da­men­te tie­nen que fir­mar por ins­truc­cio­nes de arri­ba. La or­den ha cau­sa­do asom­bro en to­dos los ser­vi­do­res pú­bli­cos, quie­nes —di­cen— em­pie­zan a pre­pa­rar sus co­sas pa­ra de­jar sus car­gos, y eso es­ta­ría por ver­se los si­guien­tes días. Se des­co­no­ce a qué obe­de­ce es­ta or­den, pues, de acuer­do con lo que ha ma­ni­fes­ta­do Au­re­lia Leal, la ma­yo­ría de sus co­la­bo­ra­do­res le ha­bía es­ta­do dan­do bue­nos re­sul­ta­dos; pe­ro quién sa­be si ya cam­bia­ría de opi­nión. Ha­bría que pre­gun­tar­le.

Es­ca­pa­ra­te po­lí­ti­co. Más que una reunión de in­for­ma­ción y bue­nas nue­vas pa­ra los in­dí­ge­nas, lo de ayer en El Fuer­te fue más bien una reunión más de priis­tas, alen­ta­da por la ban­ca­da de es­te par­ti­do, en­ca­be­za­da por Ser­gio Ja­co­bo Gutiérrez y Ana Cecilia Mo­reno. Eso sí, acu­dió la al­cal­des Nu­bia Ra­mos, y ahí se mos­tra­ron lí­de­res de sec­to­res y uno que otro as­pi­ran­te a la si­lla de la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal. Ser­gio Ja­co­bo me­dio in­for­mó de los tra­ba­jos que se ha­cen pa­ra re­mo­ver la in­efi­caz Ley In­dí­ge­na de Sinaloa. Na­da nue­vo, en ver­dad. Ca­da po­lí­ti­co se de­di­có a elo­giar a los de­más, a cam­bio de re­ci­pro­ci­dad. Pre­si­di­dos por los go­ber­na­do­res tra­di­cio­na­les in­dí­ge­nas, Rey­nal­da Ley­va, Jai­me Ló­pez, Vic­to­ria Gar­cía Lau­rean, Mar­te Ve­láz­quez y Ho­no­rio Ji­chi­mea; y los ex­go­ber­na­do­res Eme­te­rio To­rres y Jaus Bui­ti­mea, al­gu­nos asis­ten­tes cier­ta­men­te no en­ten­die­ron na­da de lo que ahí di­je­ron. Ha­bla­ron los de siem­pre y con lo de siem­pre. ¿Y las re­for­mas o la pro­pues­ta pa­ra la nue­va ley in­dí­ge­na? Bien, gra­cias.

¿Dón­de que­dó? Tras ca­si ocho me­ses de las inun­da­cio­nes pro­vo­ca­das por el hu­ra­cán Wi­lla en Ro­sa­rio y Es­cui­na­pa, el Con­gre­so del Es­ta­do ha ini­cia­do una in­ves­ti­ga­ción pa­ra de­ter­mi­nar el pa­ra­de­ro fi­nal de los ca­si 20 mi­llo­nes de pe­sos que se do­na­ron pa­ra el au­xi­lio de las fa­mi­lias dam­ni­fi­ca­das. Los re­cur­sos fue­ron apor­ta­dos por los le­gis­la­do­res de su pro­pio sa­la­rio, y no tie­nen muy en cla­ro el uso fi­nal que se les die­ron, se­gún in­for­mó ayer en Ma­zatlán el dipu­tado lo­cal por Mo­re­na Ma­rio Gon­zá­lez. La in­ves­ti­ga­ción ha­brá de arro­jar luz so­bre el te­ma y quien po­dría cla­ri­fi­car­les a los le­gis­la­do­res po­dría ser el ac­tual ti­tu­lar del Isi­fe, Ál­va­ro Rue­las, pues en aque­llos tiem­pos se desem­pe­ña­ba co­mo se­cre­ta­rio de Desa­rro­llo So­cial y le to­có coor­di­nar to­dos los es­fuer­zos en fa­vor de los dam­ni­fi­ca­dos.

Sin ate­rri­zar na­da. Las vi­si­tas que ha rea­li­za­do el se­cre­ta­rio de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co de Sinaloa, Ja­vier Li­zá­rra­ga Mer­ca­do, a la re­gión del Évora con el te­ma de mer­ca­dos so­lo han que­da­do en eso: en re­co­rri­dos de ins­pec­ción y su­per­vi­sión. Tan so­lo en el mu­ni­ci­pio de An­gos­tu­ra ha re­co­rri­do el lu­gar en mar­zo, y en el mes de ma­yo tam­bién, y en­tre tan­ta vi­si­ta no ha lo­gra­do ate­rri­zar nin­gún re­cur­so. Aho­ra es el mu­ni­ci­pio de Mo­co­ri­to, en la sin­di­ca­tu­ra de Pe­ri­cos, don­de siem­bra la es­pe­ran­za con su re­co­rri­do de su­per­vi­sión; sin em­bar­go, tam­po­co es­ta­ble­ció un com­pro­mi­so de apo­yo in­me­dia­to, aun cuan­do es­tos es­pa­cios de co­mer­cio re­gio­nal se en­cuen­tran en to­tal aban­dono. Cuán­tas vi­si­tas más fal­ta­rán pa­ra que lle­guen los apo­yos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.