SE­XO

La i Merida - - Misterios-consultorios -

Amis­ta­des

Unos com­pa­ñe­ros de cla­se quie­ren que yo an­de siem­pre con ellos, pe­ro yo me nie­go. La vez que lo hi­ce me fue muy mal. Me mos­tra­ron re­vis­tas con con­te­ni­do se­xual y mi pa­dre me ca­chó. Ese día me qui­ta­ron mis vi­deo­jue­gos, mi gas­ta­da, mis sa­li­das el fin de se­ma­na y otros be­ne­fi­cios por ton­to.

No de­bes brin­dar a cual­quie­ra tu amis­tad

Tu pa­dre quie­re que no seas al­guien que se de­je in­fluen­ciar, por lo que de­ci­dió po­ner­te esos cas­ti­gos ese día. Así que de­bes de te­ner­lo en cuen­ta. Si esos com­pa­ñe­ros quie­ren tu amis­tad, plan­téa­les que no acep­tas que te ha­gan co­chi­na­das y mu­cho me­nos te las ha­gan ver por­que tú no eres así y no te gus­ta. No ten­gas temor en de­cir­les por­que son sim­ple­men­te per­so­nas co­mo tú; no im­por­ta fí­si­co, voz, pos­tu­ra, etc. Además, pre­gún­ta­te por qué te in­tere­sa­ría es­tar con ellos. ¿Te trae­rá al­gún be­ne­fi­cio? ¿Te tra­ta­rán co­mo les pi­des? ¿Có­mo es que no só­lo quie­ren ha­cer­te da­ño?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.