¿Có­mo ac­tuar al res­pec­to?

La i Merida - - Familia -

La con­fian­za en una pa­re­ja es un pro­ce­so que de­be tra­ba­jar­se to­da la vi­da si se quie­re te­ner una re­la­ción es­ta­ble y du­ra­de­ra. Lo pri­me­ro que se de­be ha­cer es in­cre­men­tar la co­mu­ni­ca­ción sa­na. Pa­ra ello se de­be pro­pi­ciar un en­cuen­tro en un mo­men­to opor­tuno.

Ha­blar so­bre el pro­ble­ma jun­tos y re­cor­dan­do que am­bos for­man par­te de un mis­mo y gran equi­po es fun­da­men­tal. Así po­dréis bus­car sa­li­das en las que ca­da uno pue­dan apor­tar lo que es­té su al­can­ce. Si exis­ten he­ri­das del pa- sa­do que no han ci­ca­tri­za­do es im­por­tan­te tra­ba­jar en el per­dón. El per­dón con re­sen­ti­mien­tos y du­das no pue­de con­si­de­rar­se real. Si es ne­ce­sa­rio, la pa­re­ja de­be acu­dir a un es­pe­cia­lis­ta y prac­ti­car te­ra­pias pro­fe­sio­na­les que les per­mi­tan al­can­zar la se­gu­ri­dad.

Pue­de que la per­so­na que des­con­fíe de la otra tam­bién re­quie­ra un tra­ba­jo pa­ra ge­ne­rar­se au­to­con­fian­za y me­jo­rar su au­to­es­ti­ma. En es­te ca­so, de­be re­fle­xio­nar por sí mis­ma y tra­ba­jar en el au­to­co­no­ci­mien­to. Vi­si­tar a un es­pe­cia­lis­ta pa­ra es­ta si­tua­ción es tam­bién una me­di­da ne­ce­sa­ria, y es fun­da­men­tal con­tar con apo­yo a la pa­re­ja pa­ra po­der me­jo­rar esas áreas.

La pri­me­ra lec­ción que de­be­mos apren­der es que la des­con­fian­za en pa­re­ja obs­ta­cu­li­za el desa­rro­llo de la re­la­ción. El com­pro­mi­so, la se­gu­ri­dad y la sin­ce­ri­dad son fun­da­men­ta­les pa­ra for­ta­le­cer la unión y lo­grar que se pue­da su­pe­rar la si­tua­ción. Así po­dre­mos evi­tar una rup­tu­ra la­men­ta­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.