Cal­ma la ur­ti­ca­ria con ele­men­tos na­tu­ra­les

La i Merida - - Lai/familia -

Al­gu­nas ins­ti­tu­cio­nes mé­di­cas re­co­mien­dan el con­su­mo de vi­ta­mi­na C pa­ra con­tro­lar y re­mi­tir las úl­ce­ras que se pre­sen­tan en en­fer­me­da­des co­mo la ur­ti­ca­ria de­bi­do a los ni­ve­les de his­ta­mi­na en su com­pues­to. La na­ran­ja es una de las fru­tas con más con­te­ni­do de es­te ti­po de vi­ta­mi­na que po­drás con­se­guir. Pre­pa­ra un zu­mo con­cen­tra­do y tó­ma­lo por la ma­ña­na y por la tar­de. Tan so­lo ten­drás que cor­tar las na­ran­jas (al me­nos ne­ce­si­ta­rás 2 gran­des) a la mi­tad, re­ti­rar las se­mi­llas y ex­pri­mir to­do el ju­go.

Pe­ro ade­más de los cí­tri­cos, hay otras fru­tas que apor­tan al­tas can­ti­da­des de vi­ta­mi­na C, co­mo la fre­sa, la gua­ya­ba, la pa­pa­ya o el ki­wi. —To­mar un ba­ño con té de al­baha­ca

La al­baha­ca es una de las es­pe­cias más uti­li­za­das en las co­ci­nas.

Sin em­bar­go, la me­di­ci­na orien­tal no tra­di­cio­nal ase­gu­ra que dar­se ba­ños con té de al­baha­ca es un ex­ce­len­te an­tí­do­to pa­ra la ur­ti­ca­ria. —Vi­na­gre de man­za­na El vi­na­gre de man­za­na es un ade­re­zo que es uti­li­za­do en las en­sa­la­das. Si no lo sabías es­te con­di­men­to con­tie­ne pro­pie­da­des an­ti­his­ta­mí­ni­cas que disminuyen el en­ro­je­ci­mien­to de la piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.