CRI­TI­CA APER­TU­RA DE DES­NI­VEL MIX­COAC

La Jornada - - EDITORIAL -

Sin avi­sar y sin pla­near abren el de­pre­si­vo Mix­coac y pro­vo­can un caos fe­no­me­nal: es­tu­dian­tes que lle­gan con más de dos ho­ras tar­de a sus cla­ses, igual ofi­ci­nis­tas, pa­cien­tes que no fue­ron aten­di­dos opor­tu­na­men­te en hos­pi­ta­les y un lar­go et­cé­te­ra, ade­más de au­men­to a la con­ta­mi­na­ción.

Una mues­tra más que ilus­tra la fal­ta de pla­nea­ción, la in­ca­pa­ci­dad, in­do­len­cia y fal­ta de sen­ti­do co­mún de los fun­cio­na­rios de la ciu­dad de Mé­xi­co. ¿Nun­ca eva­lúan el cos­to so­cial de sus de­ci­sio­nes? Pa­re­ce que só­lo les im­por­tan la ta­sa in­ter­na de re­torno de las in­ver­sio­nes, los már­ge­nes de uti­li­dad, pe­ro no la so­cie­dad.

Doc­tor Man­ce­ra, Pa­tio Tlal­pan de­be ser de­mo­li­do, ago­ta­rá los ser­vi­cios de agua, dre­na­je y au­men­ta­rá la in­mo­vi­li­dad de los ha­bi­tan­tes de 20 co­lo­nias de Tlal­pan. Hay sen­ten­cia de un juez; ¿se am­pa­ró la cons­truc­to­ra?, ¿ quien le per­mi­te con­ti­nuar la cons­truc­ción y por qué?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.