Ma­ne­jo de cuen­tas del SAR cau­sa in­cer­ti­dum­bre en pen­sio­na­dos

Fon­dos pre­sio­na­dos por co­mi­sio­nes, ad­vier­ten dipu­tados

La Jornada - - POLÍTICA - RO­BER­TO GARDUÑO

El Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (SAR) en Mé­xi­co ha pro­pi­cia­do una gra­ve cri­sis so­cial, “ya que al dar­le ca­bi­da al sec­tor fi­nan­cie­ro en el ma­ne­jo del fon­do de pen­sio­nes, se ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre eco­nó­mi­ca en los ju­bi­la­dos”, ad­vier­ten en la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ser­vi­cios de Do­cu­men­ta­ción, In­for­ma­ción y Aná­li­sis en San Lá­za­ro, con­si­de­ra que la po­bla­ción en re­ti­ro o en edad de ha­cer­lo de por sí tie­ne aho­rra­da una can­ti­dad mínima pa­ra lo que le res­ta de vi­da, y aho­ra se ve so­me­ti­da a la pre­sión de­ri­va­da del co­bro de co­mi­sio­nes por ma­ne­jo de su cuen­ta:

“Es­to pro­vo­ca un no­to­rio de­te­rio­ro en la ca­li­dad de vi­da en la po­bla­ción adul­ta ma­yor, por lo cual se con­si­de­ra que se­rá ne­ce­sa­ria una po­lí­ti­ca de Es­ta­do in­te­gral, que atien­da esa pro­ble­má­ti­ca, en aras de evi­tar una si­tua­ción pre­ca­ria en extremo en la dig­ni­dad de quie­nes se en­cuen­tran en esa si­tua­ción o de quie­nes es­tán por pa­de­cer­la en los pró­xi­mos años.”

La ins­tan­cia le­gis­la­ti­va es­ta­ble­ce en su Aná­li­sis del Sis­te­ma de Pen­sio­nes en Mé­xi­co, que pe­se a que el ar­tícu­lo 123 de la Cons­ti­tu­ción ga­ran­ti­za las ba­ses mí­ni­mas de de­re­chos la­bo­ra­les que tie­ne el tra­ba­ja­dor, el nue­vo rol del Es­ta­do en la ma­te­ria es de sim­ple vi­gi­lan­te de las con­di­cio­nes im­pues­tas por el sis­te­ma fi­nan­cie­ro.

Tal cir­cuns­tan­cia se ma­ni­fies­ta en las re­for­mas del Sis­te­ma de Pen­sio­nes, me­dian­te la Ley del Ins­ti­tu­to Me­xi­cano del Seguro So­cial (IMSS) de 1997 y la Ley del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad y Ser­vi­cios So­cia­les de los Trabajadores del Es­ta­do (Isss­te) de 2007.

Las con­clu­sio­nes del aná­li­sis le­gis­la­ti­vo sub­ra­yan que en la Ley del Seguro So­cial los re­qui­si­tos cam­bia­ron pa­ra la ob­ten­ción de se­gu­ros, por ejem­plo, la pen­sión de Ce­san­tía en Edad Avanzada que an­te­rior­men­te ne­ce­si­ta­ba 500 se­ma­nas co­ti­za­das pa­ra al­can­zar una pen­sión, a partir de la re­for­ma se ne­ce­si­ta­rán te­ner mil 250 se­ma­nas pa­ra ob­te­ner el mis­mo de­re­cho.

Por lo que ha­ce a la Ley del Isss­te (2007), se se­ña­la que to­dos aque­llos ser­vi­do­res pú­bli­cos que al­can­cen a cu­brir los re­que­ri­mien­tos mí­ni­mos de ju­bi­la­ción (te­ner 60 años de edad y al me­nos 10 años de co­ti­za­ción), de re­ti­ro o de cual­quier ma­ne­ra pre­vis­ta an­tes del 31 de di­ciem­bre de 2009, ob­ten­drán exac­ta­men­te las mis­mas ga­ran­tías que mar­ca­ba la ley de 1983. Y en ca­so de los de­más trabajadores, ten­drán que ele­gir al­gu­na de las dos op­cio­nes pre­sen­tes en la nue­va le­gis­la­ción, muy si­mi­lar a lo es­ta­ble­ci­do pa­ra el res­to de los trabajadores, me­dian­te las cuen­tas in­di­vi­dua­li­za­das.

Con pro­pó­si­to de re­ver­tir el per­jui­cio al pa­tri­mo­nio de los trabajadores, en la Cá­ma­ra de Dipu­tados se en­cuen­tra ar­chi­va­do un con­jun­to de ini­cia­ti­vas de re­for­ma a la Ley del Seguro So­cial, la Ley del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad y Ser­vi­cios So­cia­les de los Trabajadores del Es­ta­do, así co­mo la Ley de los Sis­te­mas de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro.

En torno a la ley del IMSS, des­ta­can las re­fe­ren­tes a dis­mi­nuir las se­ma­nas co­ti­za­bles pa­ra al­can­zar la ju­bi­la­ción: re­du­cir la edad re­que­ri­da pa­ra ob­te­ner una pen­sión, y si aún no con­tem­pla las se­ma­nas de co­ti­za­ción ne­ce­sa­rias, el so­li­ci­tan­te pue­da te­ner el de­re­cho a pa­gar de ma­ne­ra di­rec­ta el pe­rio­do co­rres­pon­dien­te, y la obli­ga­ción del pa­trón a en­tre­gar una cons­tan­cia bi­mes­tral a los trabajadores so­bre las apor­ta­cio­nes he­chas a su fa­vor.

Por lo que ha­ce a la ley del Isss­te, se pro­po­ne dis­mi­nuir las se­ma­nas de co­ti­za­ción pa­ra al­can­zar la ju­bi­la­ción y re­du­cir el nú­me­ro de los años de ser­vi­cio pa­ra ob­te­ner el de­re­cho a una pen­sión.

En cuan­to a la Ley de los Sis­te­mas de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro, con el pro­pó­si­to de in­cre­men­tar el mon­to to­tal de la pen­sión, se plan­tea que el tra­ba­ja­dor afi­lia­do ten­ga el de­re­cho de so­li­ci­tar que el im­por­te de las apor­ta­cio­nes de la sub­cuen­ta de vi­vien­da sea tras­la­da­do a la sub­cuen­ta de apor­ta­cio­nes com­ple­men­ta­rias pa­ra su re­ti­ro, en el en­ten­di­do de que no con­tem­pla so­li­ci­tar un cré­di­to de vi­vien­da.

Asi­mis­mo, es­ta­ble­ce que las co­mi­sio­nes por ad­mi­nis­tra­ción de las cuen­tas in­di­vi­dua­les só­lo pue­dan co­brar un por­cen­ta­je so­bre el va­lor de los ren­di­mien­tos fi­nan­cie­ros ob­te­ni­dos ca­da mes ca­len­da­rio, mis­mo que no po­drá ser ma­yor de 1 por cien­to de di­chos ren­di­mien­tos.

Y cuan­do las in­ver­sio­nes rea­li­za­das por la ad­mi­nis­tra­do­ra ge­ne­ren un ren­di­mien­to ne­ga­ti­vo impu­table a la ad­mi­nis­tra­do­ra, en de­tri­men­to del aho­rro pa­ra el re­ti­ro del tra­ba­ja­dor en el pe­rio­do de tiem­po en que se ma­ne­ja su cuen­ta in­di­vi­dual, una frac­ción de la co­mi­sión co­bra­da se in­te­gra­rá a fa­vor de la cuen­ta in­di­vi­dual del be­ne­fi­cia­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.