Cer­ca de 2 mi­llo­nes acu­die­ron al cie­rre de la Pa­sión en Iz­ta­pa­la­pa

Sin per­can­ces y con sal­do blan­co ter­mi­nó la edi­ción 175 del tra­di­cio­nal ri­tual de Se­ma­na San­ta

La Jornada - - CULTURA - JAI­ME WHALEY

Fue­ra de la Vía Do­lo­ro­sa y la cru­ci­fi­xión, con­clu­yó con sal­do blan­co con­clu­yó la mul­ti­tu­di­na­ria ce­le­bra­ción de la Se­ma­na San­ta en Iz­ta­pa­la­pa.

Asun­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos me­no­res, co­mo el ca­so de la clau­su­ra de un cén­tri­co Se­ven Ele­ven, por ven­der li­cor fue­ra del ho­ra­rio a me­no­res y en en­va­se abier­to, de acuer­do con lo di­cho por la de­le­ga­da en Iz­ta­pa­la­pa, Dio­ne An­guiano Flo­res, el Viernes San­to, prin­ci­pal atrac­ti­vo de la fies­ta, trans­cu­rrió ba­jo una se­ve­ra vi­gi­lan­cia po­li­cia­ca.

Cer­ca de 2 mi­llo­nes de per­so­nas, en­tre vecinos y cu­rio­sos ve­ni­dos de otras la­ti­tu­des pa­ra pre­sen­ciar ya el re­co­rri­do, ya la pe­no­sa subida de Je­sús al mon­te Cal­va­rio, co­no­ci­do en otras fe­chas co­mo el ce­rro de la Es­tre­lla, se die­ron ci­ta en una ma­ña­na en

Por tie­rra y ai­re, más de 9 mil efec­ti­vos de la SSP vi­gi­la­ron la re­pre­sen­ta­ción El des­plie­gue de se­gu­ri­dad se eje­cu­tó en las 110 es­ce­ni­fi­ca­cio­nes que se rea­li­zan en la ca­pi­tal

la que To­na­tiuh, quien al igual que Ehé­catl, un día an­tes, fue tam­bién be­né­vo­lo; in­clu­so Tla­loc hi­zo sen­tir ape­nas su pre­sen­cia al con­cluir la ce­re­mo­nia.

Pa­ra al­gu­nos vecinos, la Se­ma­na San­ta se ha po­li­ti­za­do de­ma­sia­do y se ha con­ver­ti­do en bo­tín de fac­cio­nes par­ti­dis­tas. Se­ña­lan el ca­so de Mi­guel Mo­ra­les, pre­si­den­te del Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor, quien mi­li­ta en el PRD y par­ti­ci­pa tam­bién en el pro­gra­ma gu­ber­na­men­tal El Abo­ga­do en tu Ca­sa, a quien no se le ha­cen se­ña­la­mien­tos gra­ves en es­ta ebu­lli­ción pre­lec­to­ral, pe­ro no gus­ta a mu­chos esa dua­li­dad de fun­cio­nes.

Ya tem­prano ron­da­ba por un cos­ta­do del jar­dín Cuitláhuac, an­tes de in­te­grar­se al des­fi­le de per­so­na­jes bí­bli­cos y sa­lu­dan­do a sus mu­chos co­no­ci­dos, He­ro­des, con su ves­ti­men­ta cor­ta, que de­ja ver unos cal­zon­ci­llos con una es­tam­pa de una ho­ji­ta ma­ri­gua­na, y es que mu­chos de los par­ti­ci­pan­tes sin cor­ta­pi­sa de edad van arras­tran­do sus pe­sa­dos ma­de­ros, pe­ro ya an­tes fue­ron, co­mo se di­ce en el ba­rrio, “a que Mart­ha les con­ta­ra un cuen­to”, pa­ra ha­cer el tra­yec­to más lle­va­de­ro.

Aper­tu­ra

Una no­ve­dad fue el he­cho de que an­tes só­lo hom­bres na­za­re­nos car­ga­ban la cruz, pe­ro aho­ra, an­te la aper­tu­ra de gé­ne­ro, tam­bién lo ha­cen mu­je­res, y Ana­mi –así se iden­ti­fi­có– se mos­tró or­gu­llo­sa de po­der par­ti­ci­par, a sus es­ca­sos 13 años, en la pro­ce­sión con su cruz a cues­tas, li­ge­ra, de cua­tro ki­los, a com­pa­ra­ción de los 93 que pe­só la del per­so­na­je prin­ci­pal.

El cua­dro de ac­to­res de la re­pre­sen­ta­ción se con­si­de­ra de ca­si me­dio mi­llar y ya se acep­tan ex­tran­je­ros, es­to es, no na­ci­dos en los ocho ba­rrios tra­di­cio­na­les del co­ra­zón de Iz­ta­pa­la­pa .

La re­pre­sen­ta­ción de pa­sa­jes bí­bli­cos, el se­gun­do Con­ci­lio, la pre­sen­ta­ción de Je­sús an­te Pi­la­to, en­tre otras es­ce­nas, po­ne lá­gri­mas en los ojos de mu­chos y azo­ro en las ca­ras in­fan­ti­les. La mul­ti­tud guar­da un se­ve­ro si­len­cio, só­lo ro­to por un gri­to de “¡Je­sús, Je­sús!”, y es que un co­no­ci­do bus­ca­ba a su ami­go Chu­cho y le gri­ta­ba des­de atrás de una ba­rre­ra.

Ya ca­si no hay in­ci­den­tes en es­ta ce­re­mo­nia ri­tual, co­mo aquel de ha­ce ya va­rios años en que la pe­sa­da cruz se rom­pió en la ter­ce­ra caí­da y no tan de bo­le­to, co­mo exi­gían los de lo­gís­ti­ca, hu­bo de rem­pla­zar­se la car­ga que, pa­ra be­ne­plá­ci­to del Már­tir del Gól­go­ta, fue bas­tan­te me­nos pe­sa­da que la ori­gi­nal.

El sal­do

Por ai­re y tie­rra más de 9 mil efec­ti­vos de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca de Ciu­dad de Mé­xi­co vi­gi­la­ron la re­pre­sen­ta­ción de la Pa­sión de Cris­to en Iz­ta­pa­la­pa. El re­por­te fue sal­do blan­co.

No obs­tan­te, el des­plie­gue de se­gu­ri­dad se eje­cu­tó en las 110 es­ce­ni­fi­ca­cio­nes que se rea­li­zan en la ca­pi­tal del país, en­tre las que tam­bién des­ta­can las efec­tua­das en las de­le­ga­cio­nes Cua­ji­mal­pa y Gustavo A Ma­de­ro.

El je­fe de la po­li­cía ca­pi­ta­li­na, Hi­ram Al­mei­da, su­per­vi­só el ope­ra­ti­vo y re­co­rrió la ru­ta de la cru­ci­fi­xión de ave­ni­da Er­mi­ta Iz­ta­pa­la­pa al Ce­rro de la Es­tre­lla.

En el pre­dio de las Cru­ces, don­de se cru­ci­fi­có al Je­sús de Iz­ta­pa­la­pa, se ins­ta­ló el Cen­tro de Man­do C2.

El je­fe de la po­li­cía de Ciu­dad de Mé­xi­co hi­zo un lla­ma­do pa­ra evi­tar que la gen­te des­per­di­cie agua es­te Sá­ba­do de Glo­ria, an­te los pro­ble­mas que en­fren­ta la ciu­dad por su es­ca­sez. Ade­lan­tó que se pon­drá en mar­cha un dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad y se san­cio­na­rá has­ta con 3 mil pesos o arresto por 36 ho­ras a quie­nes sean sor­pren­di­dos ti­rán­do­la.

Por su par­te, au­to­ri­da­des de Iz­ta­pa­la­pa in­for­ma­ron que hu­bo un des­plie­gue de más de 12 mil ser­vi­do­res pú­bli­cos de la de­mar­ca­ción y di­ver­sas de­pen­den­cias del Go­bierno de Ciu­dad de Mé­xi­co, así co­mo vo­lun­ta­rios.

El apo­yo vial, de vi­gi­lan­cia y de ser­vi­cios mé­di­cos se ex­ten­dió a los ocho ba­rrios y en por lo me­nos 20 co­lo­nias de la de­mar­ca­ción, don­de tam­bién se rea­li­za la es­ce­ni­fi­ca­ción.

(CON IN­FOR­MA­CIÓN DE

JO­SE­FI­NA QUIN­TE­RO)

Foto Víc­tor Ca­ma­cho

Iván Es­tre­lla, en el pa­pel de Je­sús de Na­za­reth, car­gó una cruz de 93 ki­los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.