Se agu­di­za la cri­sis de Fa­ce­book por de­cla­ra­cio­nes de un al­to eje­cu­ti­vo

Di­jo que la em­pre­sa es­ta­ba de­ci­di­da a cre­cer pe­se a ries­gos de usua­rios

La Jornada - - MUNDO - XIN­HUA NUE­VA YORK.

Los pro­ble­mas pa­ra la red so­cial Fa­ce­book se in­cre­men­ta­ron con la fil­tra­ción de un me­mo­ran­do es­cri­to ha­ce dos años por el al­to eje­cu­ti­vo An­drew Bos­worth, quien afir­mó que la em­pre­sa es­ta­ba de­ci­di­da a cre­cer fi­nan­cie­ra­men­te pe­se a los ries­gos de sus usua­rios.

El co­mu­ni­ca­do, til­da­do de “pro­vo­ca­dor”, fue fil­tra­do al si­tio web Buzz­feed. En el tex­to, el eje­cu­ti­vo des­cri­be la men­ta­li­dad de la red so­cial “pa­ra cre­cer y co­nec­tar a la gen­te a to­da cos­ta”. Bos­worth tam­bién afir­mó en Twit­ter que no es­tá de acuer­do con el men­sa­je ideo­ló­gi­co, pe­se a que él lo re­dac­tó y pre­ten­día crear de­ba­te.

En el me­mo­ran­do, de 2016, ti­tu­la­do The ugly, Bos­worth, quien tra­ba­ja pa­ra Fa­ce­book des­de 2006 y fun­ge de vi­ce­pre­si­den­te de la em­pre­sa y es­tá a car­go de las ope­ra­cio­nes de reali­dad vir­tual y au­men­ta­da, sos­tu­vo: “To­do el tra­ba­jo que ha­ce­mos en cre­ci­mien­to es­tá jus­ti­fi­ca­do, in­clu­so si le cues­ta la vi­da a al­guien, por­que es­tá ex­pues­to a aco­sa­do­res o mue­re en un ata­que te­rro­ris­ta”.

El eje­cu­ti­vo tui­teó que desea­ba que el do­cu­men­to fue­ra pro­vo­ca­ti­vo y lo­gró ha­cer una de las co­sas más im­po­pu­la­res que es­cri­bió in­ter­na­men­te. Bos­worth agre­gó que “ge­ne­rar de­ba­te ayu­da a dar for­ma a nues­tras he­rra­mien­tas pa­ra que sean me­jo­res”.

En tan­to, el di­rec­tor ge­ne­ral de la red so­cial, Mark Zuc­ker­berg, des­cri­bió a Bos­worth co­mo un “ta­len­to­so lí­der que di­ce mu­chas co­sas pro­vo­ca­ti­vas”, pe­ro in­di­có que el me­mo­ran­do era al­go que “la ma­yo­ría de la gen­te en Fa­ce­book, in­clu­yén­do­me, es­tu­vi­mos ro­tun­da­men­te en desacuer­do.

“Nun­ca he­mos creí­do que el fin jus­ti­fi­ca los me­dios”, apun­tó.

“Re­co­no­ce­mos que co­nec­tar a la gen­te no es su­fi­cien­te por sí so­lo. Tam­bién ne­ce­si­ta­mos tra­ba­jar pa­ra acer­car a las per­so­nas. Cam­bia­mos to­da nues­tra mi­sión y la compañía se en­fo­có en re­fle­jar­lo el año pa­sa­do.”

La red so­cial ac­tual­men­te se en­cuen­tra en una cri­sis sin pre­ce­den­te de­bi­do a las cues­tio­na­bles prác­ti­cas de pri­va­ci­dad, da­do que la em­pre­sa bri­tá­ni­ca Cam­brid­ge Analy­ti­ca, con­sul­to­ra po­lí­ti­ca vin­cu­la­da con la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Do­nald Trump, ob­tu­vo in­for­ma­ción de los usua­rios in­de­bi­da­men­te.

Fa­ce­book en­fren­tó nue­vos cues­tio­na­mien­tos por los re­gis­tros de lla­ma­das y la in­for­ma­ción de los men­sa­jes de tex­to de los te­lé­fo­nos con el po­pu­lar sis­te­ma ope­ra­ti­vo An­droid. La compañía aún no ha ex­pli­ca­do por qué ne­ce­si­ta esos da­tos y qué hi­zo con ellos. Úni­ca­men­te ma­ni­fes­tó que se uti­li­zó pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de la gen­te en la red so­cial.

An­drew Bos­worth, vi­ce­pre­si­den­te de la red so­cial, du­ran­te una con­fe­ren­cia en no­viem­bre de 2015, en la cual anun­ció cambios al ser­vi­cio de men­sa­je­ría ■ Foto Ap

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.