Por una ac­ti­tud fir­me an­te Do­nald Trump

La Jornada - - EDITORIAL -

or con­duc­to del se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Luis Vi­de­ga­ray, y del vo­ce­ro de la Pre­si­den­cia, Eduar­do Sán­chez, el go­bierno me­xi­cano ca­li­fi­có ayer de “inacep­ta­ble” el más re­cien­te exa­brup­to xe­no­fó­bi­co del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, quien la vís­pe­ra se re­fi­rió a al­gu­nos mi­gran­tes co­mo “ani­ma­les” que de­ben ser ex­pul­sa­dos de su país y afir­mó que Mé­xi­co “ha­bla pe­ro no ha­ce na­da por no­so­tros” en ma­te­ria de con­ten­ción mi­gra­to­ria. Aun­que el mag­na­te se re­fe­ría a pre­sun­tos in­te­gran­tes de la pan­di­lla Ma­ra Sal­va­tru­cha o MS-13, con­for­ma­da por cen­troa­me­ri­ca­nos en te­rri­to­rio es­ta­du­ni­den­se, tal ex­pre­sión cons­ti­tu­ye una gro­se­ra afren­ta a los de­re­chos hu­ma­nos y, pro­ve­nien­te esa ex­pre­sión de un je­fe de Es­ta­do, es una pe­li­gro­sa in­ci­ta­ción al odio y al lin­cha­mien­to de ex­tran­je­ros, ade­más de un des­fi­gu­ro vis­ce­ral sin pre­ce­den­te que de­bi­li­ta y ero­sio­na la ima­gen de la pro­pia ins­ti­tu­ción pre­si­den­cial de Es­ta­dos Uni­dos.

Pe­ro Trump, no sa­tis­fe­cho con exa­cer­bar las fo­bias cho­vi­nis­tas de los sec­to­res más atra­sa­dos de la so­cie­dad es­ta­du­ni­den­se, fue más allá: acu­só al go­bierno me­xi­cano de “no ha­cer na­da” por im­pe­dir que ciu­da­da­nos de ter­ce­ras na­cio­na­li­da­des lle­guen a Es­ta­dos Uni­dos, y en ello min­tió de ma­ne­ra fla­gran­te: si al­go pue­de re­pro­char­se a las autoridades de Mé­xi­co es que han ido de­ma­sia­do le­jos en su co­la­bo­ra­ción mi­gra­to­ria con la su­per­po­ten­cia ve­ci­na, per­mi­ti­do la pre­sen­cia y la ope­ra­ción de agen­tes mi­gra­to­rios es­ta­du­ni­den­ses en el te­rri­to­rio na­cio­nal y con­for­ma­do una suer­te de fil­tro pa­ra re­du­cir el flu­jo de per­so­nas pro­ce­den­tes de la fron­te­ra sur que ven en Mé­xi­co una vía ha­cia la lí­nea di­vi­so­ria que nos se­pa­ra de Ca­li­for­nia, Ari­zo­na, Nue­vo Mé­xi­co y Te­xas.

Así se con­fir­ma una vez más que la peor ma­ne­ra de re­la­cio­nar­se con Trump es rea­li­zar con­ce­sio­nes a las exi­gen­cias del go­bierno es­ta­du­ni­den­se, pues en ellas el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.