Res­pon­de Trump a crí­ti­cas: “¿qué creen?, siem­pre les di­ré ani­ma­les”

El man­da­ta­rio se re­fe­ría a pan­di­lle­ros, así que le de­ben una dis­cul­pa, di­ce la Ca­sa Blan­ca

La Jornada - - ECONOMÍA - DA­VID BROOKS Corresponsal NUE­VA YORK.

In­ci­den­te en Nue­va York com­prue­ba el cli­ma an­ti­mi­gran­te que ge­ne­ra el pre­si­den­te de EU

Do­nald Trump re­afir­mó es­te jue­ves que al­gu­nos in­mi­gran­tes son “ani­ma­les” y la Ca­sa Blan­ca de­cla­ró que quie­nes se atre­vie­ron a de­nun­ciar los co­men­ta­rios del pre­si­den­te el miér­co­les le “de­ben una dis­cul­pa”.

Al mis­mo tiem­po, en Nue­va York, ocu­rrió otro in­ci­den­te que com­prue­ba las con­se­cuen­cias del cli­ma an­ti­mi­gran­te que ha ge­ne­ra­do es­te ré­gi­men, pe­ro tam­bién una res­pues­ta de una ca­pi­tal de in­mi­gran­tes.

Trump jus­ti­fi­có es­te jue­ves el uso del tér­mino “ani­ma­les” pa­ra ca­rac­te­ri­zar a in­mi­gran­tes, al in­sis­tir en que en sus co­men­ta­rios del miér­co­les –los cua­les pro­vo­ca­ron múl­ti­ples con­de­nas– se re­fe­rían a in­te­gran­tes de pan­di­llas cri­mi­na­les, y en par­ti­cu­lar a los de la MS-13.

“MS-13, esos son ani­ma­les in­gre­san­do a nues­tro país. Cuan­do en­tran los de la MS-13, cuan­do otros pan­di­lle­ros en­tran a nues­tro país, me re­fie­ro a ellos co­mo ani­ma­les, y ¿qué creen? siem­pre lo ha­ré”. Sub­ra­yó, co­mo siem­pre, que es­ta ame­na­za mues­tra la ne­ce­si­dad de le­yes de con­trol mi­gra­to­rio más severas.

La vo­ce­ra de la Ca­sa Blan­ca, Sa­rah Huc­ka­bee San­ders, se­ña­lan­do que la MS-13 es una de las ban­das más vio­len­tas. Agre­gó que “si los me­dios y los li­be­ra­les desean de­fen­der­la, son más que bien­ve­ni­dos. Fran­ca­men­te, no pien­so que el tér­mino que usó el pre­si­den­te sea su­fi­cien­te­men­te fuer­te”.

La con­se­je­ra de la Ca­sa Blan­ca Kell­yan­ne Con­way afir­mó en un tuit que 0“le de­ben al pre­si­den­te –y a los que han per­di­do fa­mi­lia­res por la vio­len­cia de pan­di­llas– una dis­cul­pa”, y reite­ró la ver­sión de la vo­ce­ra de que Trump se re­fe­ría es­pe­cí­fi­ca­men­te a in­te­gran­tes de pan­di­llas cri­mi­na­les.

El miér­co­les, en una se­sión en la Ca­sa Blan­ca con re­pu­bli­ca­nos Por­ta­da del prin­ci­pal dia­rio lo­cal de la ciu­dad de Nue­va York que di­ri­gió un men­sa­je al “in­to­le­ran­te que le gri­tó a mu­je­res por ha­blar en es­pa­ñol en un res­tau­ran­te” Por­ta­da del Daily News

de Ca­li­for­nia que se opo­nen a las po­lí­ti­cas de san­tua­rio im­pul­sa­das por el go­bierno de­mó­cra­ta del es­ta­do, Trump res­pon­dió a

co­men­ta­rios de sus in­vi­ta­dos so­bre có­mo és­tas mi­nan es­fuer­zos pa­ra en­fren­tar a pan­di­llas cri­mi­na­les co­mo la MS-13, y afir­mó: “no pue­den creer qué tan ma­la es es­ta gen­te. Es­tas no son per­so­nas, son ani­ma­les.”

Po­lí­ti­cos de­mó­cra­tas, agru­pa­cio­nes de­fen­so­ras de in­mi­gran­tes, lí­de­res re­li­gio­sos y co­men­ta­ris­tas de­plo­ra­ron los co­men­ta­rios. El lí­der de la mi­no­ría de­mó­cra­ta en el Se­na­do, Chuck Schu­mer, tui­teó que “cuan­do to­dos nues­tros ta­ta­ra­bue­los lle­ga­ron a Es­ta­dos Uni­dos, no eran ‘ani­ma­les’, y es­ta gen­te tam­po­co”. Va­rios de­mó­cra­tas más de­nun­cia­ron el “feo” len­gua­je que pro­vie­ne de la Ca­sa Blan­ca, mien­tras or­ga­ni­za­cio­nes de in­mi­gran­tes de­plo­ra­ron una vez más la re­tó­ri­ca que afir­man ali­men­ta una ola de odio an­ti­mi­gran­te.

Al­gu­nos re­cor­da­ron que no es la pri­me­ra vez que Trump ha em­plea­do la pa­la­bra “ani­mal” pa­ra re­fe­rir­se a in­mi­gran­tes, a los que tam­bién ha ta­cha­do de cri­mi­na­les. Hay ejem­plos des­de 2015. Más aún, to­dos re­cuer­dan que su cam­pa­ña pre­si­den­cial arran­có con fra­ses de ese ti­po, co­mo cuan­do acu­só a in­mi­gran­tes me­xi­ca­nos de ser “vio­la­do­res” y “ase­si­nos”.

De­fen­so­res de in­mi­gran­tes han de­nun­cia­do cons­tan­te­men­te que du­ran­te su cam­pa­ña, y aho­ra co­mo go­ber­nan­te, Trump y su equi­po han em­plea­do es­ta cla­se de re­tó­ri­ca pa­ra cri­mi­na­li­zar a to­dos los in­do­cu­men­ta­dos y fo­men­tar el cli­ma an­ti­mi­gran­te.

Más aún, otros se­ña­lan la lar­ga y os­cu­ra his­to­ria del em­pleo de es­te ti­po de len­gua­je en es­te y otros paí­ses con­tra in­mi­gran­tes y gru­pos vul­ne­ra­bles, in­clui­dos afro­es­ta­du­ni­den­ses, in­dí­ge­nas, ju­díos, ir­lan­de­ses y otros. “Re­fe­rir­se a gru­pos mar­gi­na­dos co­mo sub-hu­ma­nos ha si­do la ma­ne­ra en que dic­ta­do­res han jus­ti­fi­ca­do el abu­so ha­cia es­tos gru­pos”, ad­vir­tió el co­men­ta­ris­ta Eu­ge­ne Scott en The Washington Post.

Mien­tras tan­to, en Nue­va York, ofre­cien­do otro ejem­plo más del efec­to de la ola an­ti­mi­gran­te desata­da por es­te go­bierno, un clien­te de una tien­da de sand­wi­ches en el cen­tro de Man­hat­tan fue gra­ba­do gri­tan­do a los em­plea­dos pa­ra que de­ja­ran de ha­blar en es­pa­ñol y ame­na­zó con lla­mar a la mi­gra. El hom­bre, iden­ti­fi­ca­do co­mo el abo­ga­do Aa­ron Schloss­berg, de re­pen­te se en­fu­re­ció por­que los em­plea­dos es­ta­ban ha­blan­do en es­pa­ñol y, mien­tras el ge­ren­te lo lle­va­ba ha­cia la puer­ta, ame­na­zó, mos­tran­do su ce­lu­lar: “mi pró­xi­ma lla­ma­da es a ICE (la agen­cia de mi­gra­ción) pa­ra que echen a ca­da uno de us­te­des de mi país… si tie­nen las pe­lo­tas pa­ra ve­nir aquí a vi­vir de mi dinero –yo pa­go por su ha­bi­li­dad de es­tar aquí… lo me­nos que po­drían ha­cer es ha­blar in­glés”.

El vi­deo de Schloss­berg, un sim­pa­ti­zan­te de Trump, se vol­vió vi­ral y pro­vo­có un to­rren­te de crí­ti­cas con­tra él y su des­pa­cho. (http://hlsrv.vi­di­ble.tv/prod/5afcd1c0 7cce6e5286c8526d/2018-0517/hls/play­lis­t_v2.m3u8?PR=E&S= 9bjGi439Gv­pZIn4U­taEg3C­qPiI­bTP1x07g­fXzs6ZiAeaEeeOs­vNy­pWAt­q_1Q-lo).

New York Daily News, el prin­ci­pal dia­rio lo­cal de la ciu­dad, res­pon­dió es­te jue­ves con una pri­me­ra pla­na que di­ce en in­glés: “Men­sa­je de Nue­va York al in­to­le­ran­te que le gri­tó a mu­je­res por ha­blar es­pa­ñol en un res­tau­ran­te:” y en le­tras más gran­des, en es­pa­ñol: “¡Jó­de­te, idio­ta!” Aba­jo, en­tre pa­rén­te­sis, se lee: “Pa­ra los fa­ná­ti­cos que son só­lo in­glés, di­ce: “Screw you, idiot”. New York Daily News.

IN­SIS­TE EL MAN­DA­TA­RIO EN QUE URGEN LE­YES DE CON­TROL MI­GRA­TO­RIO MÁS SEVERAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.