Trump: el mu­ro elec­to­re­ro

La Jornada - - Editorial -

E n una vi­si­ta a la lo­ca­li­dad te­xa­na de McA­llen, fron­te­ri­za con Mé­xi­co, el pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se, Do­nald Trump, vol­vió a la car­ga con su ob­se­si­va idea de cons­truir un mu­ro in­fran­quea­ble en la lí­nea de de­mar­ca­ción en­tre su país y el nues­tro. Con el te­lón de fon­do de una pa­rá­li­sis gu­ber­na­men­tal que lle­va ya tres se­ma­nas por la ne­ga­ti­va de la Ca­sa Blan­ca a fir­mar el pre­su­pues­to acor­da­do en el Ca­pi­to­lio y que ha de­ja­do sin sus sa­la­rios a cien­tos de mi­les de em­plea­dos pú­bli­cos, el man­da­ta­rio re­pu­bli­cano pa­re­ce dis­pues­to a ten­sar la cuer­da has­ta lí­mi­tes iné­di­tos en su afán por con­se­guir que el Le­gis­la­ti­vo le aprue­be una par­ti­da de más de 5 mil mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra la cons­truc­ción del re­fe­ri­do mu­ro, una idea que mu­chos congresistas de am­bos par­ti­dos –de­mó­cra­tas y re­pu­bli­ca­nos– con­si­de­ran in­sen­sa­ta, dis­pen­dio­sa y, en úl­ti­ma ins­tan­cia, irrea­li­za­ble.

A es­tas al­tu­ras del pul­so en­tre el pre­si­den­te y el Con­gre­so es evi­den­te que la exi­gen­cia trum­pia­na es, más que un ins­tru­men­to de po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, po­li­cial o fron­te­ri­za, una pie­za en el due­lo po­lí­ti­co an­te la opi­nión pú­bli­ca de Es­ta­dos Uni­dos: más que la mu­ra­lla en sí, lo que quie­re Trump es con­so­li­dar su res­pal­do elec­to­ral de ca­ra a la elec­ción pre­si­den­cial del año en­tran­te en la cual se jue­ga la re­lec­ción. Pa­ra el mag­na­te neo­yor­quino re­sul­ta fun­da­men­tal pre­sen­tar­se co­mo un hom­bre con­se­cuen­te y fir­me an­te los ojos de los sec­to­res más ca­ver­na­rios, xe­nó­fo­bos y ra­cis­tas del país ve­cino que cons­ti­tu­yen su ba­se so­cial du­ra. En ese afán, ha co­que­tea­do in­clu­so con la idea de pro­vo­car una con­fron­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal de gran es­ca­la con el Le­gis­la­ti­vo me­dian­te la de­cla­ra­ción de emer­gen­cia na­cio­nal pa­ra arro­gar­se po­de­res ex­tra­or­di­na­rios y pa­sar por en­ci­ma del Con­gre­so. Pe­ro in­clu­so en ese es­ce­na­rio, la opo­si­ción de­mó­cra­ta po­dría de­man­dar a Trump por ex­tra­li­mi­ta­ción pre­si­den­cial y blo­quear de esa for­ma los fon­dos pa­ra el blin­da­je fí­si­co de la fron­te­ra.

In­de­pen­dien­te­men­te del cur­so que to­men los acon­te­ci­mien­tos po­lí­ti­cos en Was­hing­ton, a es­tas al­tu­ras, cuan­do ha trans­cu­rri­do ya la mi­tad del man­da­to del pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se , no pa­re­ce po­si­ble que el go­bierno fue­ra ca­paz de lle­var a ca­bo el le­van­ta­mien­to del mu­ro en los dos años que le res­tan a su cua­trie­nio. In­clu­so en el ca­so de que lo­gra­ra re­le­gir­se, esa obra re­sul­ta­ría ya, des­de un pun­to de vis­ta de dis­cur­so elec­to­re­ro, del to­do in­ne­ce­sa­ria. En ma­te­ria de ac­cio­nes con­cre­tas, pa­re­ce ser que es­te des­pro­pó­si­to no po­dría tra­du­cir­se más que en un tra­mo de bar­da for­ti­fi­ca­da en la de­mar­ca­ción en­tre am­bas na­cio­nes y en un dis­pen­dio de mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res.

En tan­to, es pre­vi­si­ble que con­for­me se acer­quen los co­mi­cios pre­vis­tos pa­ra no­viem­bre del año en­tran­te el go­ber­nan­te re­pu­bli­cano irá re­to­man­do las vi­ru­len­tas pos­tu­ras cho­vi­nis­tas y xe­nó­fo­bas que lo ca­rac­te­ri­za­ron en la cam­pa­ña pre­si­den­cial de 2016, y con ello que vuel­va a las ex­pre­sio­nes ofen­si­vas y al­ta­ne­ras en con­tra de Mé­xi­co y de los me­xi­ca­nos y que in­ten­si­fi­que las atro­ci­da­des po­li­cia­les en con­tra de nues­tros con­na­cio­na­les y de los la­ti­noa­me­ri­ca­nos que in­ten­tan aden­trar­se en te­rri­to­rio es­ta­du­ni­den­se en bus­ca de tra­ba­jo y se­gu­ri­dad.

Pa­ra nues­tro país, pa­ra su go­bierno y pa­ra la so­cie­dad me­xi­ca­na se con­fi­gu­ra, pues, el ries­go de un desafío de gran ca­la­do y ca­be es­pe­rar que, de con­cre­tar­se, Mé­xi­co sea ca­paz de reac­cio­nar con ma­yor en­te­re­za, dig­ni­dad y uni­dad que en el pa­sa­do re­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.