La CEAV es in­su­fi­cien­te pa­ra en­fren­tar la gra­ve cri­sis de víc­ti­mas en el país, ad­mi­te Ro­chín del Rin­cón

La Jornada - - Política - EMIR OLI­VA­RES ALON­SO

La gra­ve­dad en el te­ma de las víc­ti­mas en el país obli­ga a que sea el Es­ta­do en su con­jun­to y no só­lo una ins­ti­tu­ción –la Co­mi­sión Eje­cu­ti­va de Aten­ción a Víc­ti­mas (CEAV)–, el que en­fren­te es­ta cre­cien­te cri­sis.

El ti­tu­lar de la CEAV, Jai­me Ro­chín del Rin­cón, sub­ra­yó la ne­ce­si­dad de que los go­bier­nos de los es­ta­dos im­pul­sen a las co­mi­sio­nes lo­ca­les de víc­ti­mas, pues des­pués de seis años de pu­bli­ca­da la Ley Ge­ne­ral de Víc­ti­mas, 12 en­ti­da­des aún no han crea­do di­chas ins­tan­cias.

En en­tre­vis­ta des­ta­có que a di­fe­ren­cia de la pa­sa­da ad­mi­nis­tra­ción, la de En­ri­que Pe­ña Nieto, el nue­vo go­bierno fe­de­ral en­ca­be­za­do por el pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, “ha re­co­no­ci­do la gra­ve­dad del pro­ble­ma y la ne­ce­si­dad de for­ta­le­cer la aten­ción a las víc­ti­mas”.

In­di­có que pa­ra 2019 la CEAV su­frió un fuer­te re­cor­te en su pre­su­pues­to. Y pe­se a ello, se com­pro­me­tió a apli­car el des­cuen­to en las áreas di­rec­ti­vas de la de­pen­den­cia pa­ra afec­tar lo me­nos po­si­ble la aten­ción a las per­so­nas.

“La gra­ve­dad del te­ma de las víc­ti­mas en el país es tal, que una so­la ins­ti­tu­ción del go­bierno fe­de­ral no pue­de re­sol­ver­lo por sí mis­ma, se re­quie­re de to­da la fuerza del Es­ta­do me­xi­cano que im­pli­ca la in­ter­ven­ción de los tres po­de­res de la Unión y de los tres ór­de­nes de go­bierno”, afir­mó Ro­chín del Rin­cón.

Evi­tar re­vic­ti­mi­zar a las per­so­nas

Re­co­no­ció que en sus cin­co años de ope­ra­ción, la CEAV to­da­vía tie­ne al­gu­nas prác­ti­cas bu­ro­crá­ti­cas que re­vic­ti­mi­zan a las per­so­nas, pe­ro di­jo que se tra­ba­ja pa­ra co­rre­gir esa di­ná­mi­ca. Sobre las de­man­das que di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les y co­lec­ti­vos de víc­ti­mas pre­sen­ta­ron el miér­co­les pa­sa­do al ma­ni­fes­tar­se en la se­de de la co­mi­sión, afir­mó que son ra­zo­na­bles, sobre to­do la ur­gen­te reunión del Sis­te­ma Na­cio­nal de Aten­ción a Víc­ti­mas – que só­lo y ase­si­na­do una oca­sión, en enero de 2014– y su po­si­ble com­pa­re­cen­cia an­te el Con­gre­so.

La ins­tan­cia a su car­go, di­jo, ape­nas cuen­ta con 120 ase­so­res ju­rí­di­cos pa­ra aten­der a más de 20 mil víc­ti­mas de abu­sos (prác­ti­ca­men­te to­das del fue­ro fe­de­ral). Sin em­bar­go, en­fa­ti­zó, 90 por cien­to de las vio­la­cio­nes a de­re­chos hu­ma­nos se da en el ám­bi­to es­ta­tal, de ahí la im­por­tan­cia de que los go­ber­na­do­res se in­vo­lu­cren pa­ra re­sol­ver el gran re­to de aten­ción a las víc­ti­mas y pre­ven­ción.

“El men­sa­je que he es­cu­cha­do de es­ta ad­mi­nis­tra­ción (de Ló­pez Obra­dor), y que no se ha­bía da­do an­te­rior­men­te, es el re­co­no­ci­mien­to del ta­ma­ño y gra­ve­dad del pro­ble­ma, y la ne­ce­si­dad de for­ta­le­cer to­da la aten­ción a las víc­ti­mas y dar­le un sen­ti­do de po­lí­ti­ca de Es­ta­do. Es una se­ñal po­si­ti­va de cam­bio que se re­fle­ja­rá en los me­ses por ve­nir, pues no pue­de ser en lo in­me­dia­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.