Con­tro­ver­sia cons­ti­tu­cio­nal

La Jornada - - Política - AR­TU­RO BALDERAS RO­DRÍ­GUEZ

A TER­QUE­DAD DE Do­nald Trump en su pre­ten­sión de cons­truir un muro en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos po­dría oca­sio­nar una cri­sis cons­ti­tu­cio­nal. La Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, don­de el Par­ti­do De­mó­cra­ta es ma­yo­ría, se ha ne­ga­do a au­to­ri­zar los 5 mil mi­llo­nes de dó­la­res que el pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se exi­ge pa­ra la cons­truc­ción de su muro y así cum­plir con una de las más ab­sur­das pro­me­sas con las que en­ga­tu­só a sus más re­tró­gra­das se­gui­do­res pa­ra con­se­guir su vo­to. Trump no fir­ma­rá el pre­su­pues­to mien­tras no se cum­pla su exi­gen­cia. En su ne­ce­dad lo acom­pa­ña bue­na par­te del Par­ti­do Re­pu­bli­cano en el Se­na­do, en­tre ellos su lí­der, Mitch McCon­nell, quien se ha ne­ga­do a so­me­ter a vo­ta­ción el pre­su­pues­to tal co­mo fue apro­ba­do en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, por­que tie­ne la cer­te­za de que Trump lo ve­ta­ría por no in­cluir los fon­dos pa­ra su muro. En el fon­do es una ver­dad a me­dias, pues es cla­ro que al­gu­nos se­na­do­res de su pro­pio par­ti­do vo­ta­rían por apro­bar el pre­su­pues­to sin la par­ti­da pa­ra el muro; pe­ro tam­bién es­tá cons­cien­te de que se ero­sio­na­ría su li­de­raz­go; y, por aña­di­du­ra, per­de­ría ca­ra an­te el je­fe de la Ca­sa Blan­ca.

ASÍ LAS CO­SAS, has­ta el mo­men­to de es­cri­bir es­tas no­tas no pa­re­ce ha­ber una sa­li­da al pa­ro gu­ber­na­men­tal. Pa­ra Trump, los mi­les de cen­troa­me­ri­ca­nos que acam­pan en la cer­ca­nía de la fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos, del la­do me­xi­cano, es­pe­ran­do se les con­ce­da el asi­lo pa­ra es­ca­par de las pre­ca­rias con­di­cio­nes que vi­ven en sus paí­ses, son una ame­na­za a la se­gu­ri­dad es­ta­du­ni­den­se. Por ello, es­tá dis­pues­to a de­cla­rar una emer­gen­cia na­cio­nal, me­dian­te la que ob­ten­dría los fon­dos pa­ra su muro. Pa­ra jus­ti­fi­car­lo, ha men­ti­do en di­ver­sas for­mas, y ase­gu­ró, sin prue­ba al­gu­na, que más de 4 mil te­rro­ris­tas han cru­za­do ile­gal­men­te la fron­te­ra con Mé­xi­co. Pe­ro la agen­cia res­pon­sa­ble de do­cu­men­tar esos da­tos lo des­min­tió ase­gu­ran­do que só­lo han si­do seis.

NO PO­COS ES­PE­CIA­LIS­TAS han se­ña­la­do que la ra­zón que Trump ar­gu­ye pa­ra de­cla­rar una emer­gen­cia na­cio­nal crea­ría una con­tro­ver­sia cons­ti­tu­cio­nal que se di­ri­mi­ría en los tri­bu­na­les. Mien­tras tan­to, cre­cen las pro­tes­tas de 800 mil tra­ba­ja­do­res del sec­tor pú­bli­co que exi­gen se re­suel­va el pa­ro del go­bierno y así po­der re­ci­bir su sa­la­rio.

UNO PEN­SA­RÍA QUE con ca­da una de las des­ca­be­lla­das de­ci­sio­nes que Trump to­ma es­ta­ría ca­van­do su tum­ba más y más pro­fun­da­men­te. Pe­ro cuan­do se re­vi­san las de­cla­ra­cio­nes de sus aún mi­llo­nes de se­gui­do­res, em­pe­zan­do por la ma­yo­ría de los re­pu­bli­ca­nos, ese en­tie­rro pa­re­ce es­tar aún le­jano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.