Cri­ti­ca el Ceesp la es­tra­te­gia fe­de­ral

No pre­vió los efec­tos en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca; des­in­for­ma­ción cau­sa si­co­sis y com­pras de pá­ni­co, se­ña­la

La Jornada - - Economía - SU­SA­NA GONZÁLEZ G.

El Cen­tro de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos del Sec­tor Pri­va­do (Ceesp) cri­ti­có que el go­bierno fe­de­ral ha­ya se­gui­do una es­tra­te­gia pa­ra com­ba­tir el ro­bo de com­bus­ti­ble en la que “al pa­re­cer no con­si­de­ró to­dos los efec­tos sobre la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca”.

Se­ña­ló que hu­bo “de­fi­cien­te in­for­ma­ción” sobre el te­ma, al gra­do de que “la fal­ta de com­bus­ti­ble ge­ne­ró un am­bien­te de si­co­sis que a su vez propició un au­men­to de la de­man­da. Lo que se pre­ten­día ser una ac­ción pa­ra com­ba­tir el ro­bo de com­bus­ti­ble se con­vir­tió en un en­torno de un in­ci­pien­te des­con­ten­to so­cial y preo­cu­pa­ción.

“El des­abas­to afec­ta a to­dos, pe­ro sobre to­do a quie­nes me­nos tie­nen pues mu­chas per­so­nas usan sus vehícu­los pa­ra rea­li­zar sus ac­ti­vi­da­des dia­rias. Al re­du­cir­se és­tas, tam­bién po­drían ba­jar los in­gre­sos fa­mi­lia­res, pe­ro ade­más au­men­ta la in­cer­ti­dum­bre por un po­si­ble im­pac­to de su­mi­nis­tros en las tien­das, lo que po­dría lle­var a com­pras de pá­ni­co y un efec­to en los pre­cios al con­su­mi­dor”, ex­pu­so el Ceesp.

Tras aña­dir que re­sul­ta pre­ma­tu­ro cal­cu­lar un cos­to eco­nó­mi­co por di­chas afec­ta­cio­nes, ade­lan­tó que los dis­tri­bui­do­res de com­bus­ti­bles re­sul­ta­rán afec­ta­dos en un ter­cio de sus in­gre­sos en los días que lle­va el des­abas­to. “El cos­to as­cen­de­ría a 6 mil mi­llo­nes de pe­sos; es de­cir, 0.03 por cien­to del pro­duc­to in­terno bru­to (PIB)”, que aun­que pa­re­ce mí­ni­mo, afec­ta ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas.

De­ci­dir ce­rrar los duc­tos y sus- ti­tuir la dis­tri­bu­ción de ga­so­li­nas “por una flo­ti­lla li­mi­ta­da de ca­mio­nes tan­que fue re­ba­sa­da en gran ma­ne­ra por la de­man­da es­ta­cio­nal de fi­na­les de año”, y ya son nue­ve es­ta­dos afec­ta­dos, to­do au­na­do al sa­bo­ta­je en el duc­to Tux­pan-Az­ca­pot­zal­co que afec­tó la dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­ble en Ciu­dad de Mé­xi­co, re­fi­rió.

Mi­ni­mi­zan el pro­ble­ma al de­cir que no hay es­ca­sez

El Ceesp con­si­de­ró que las au­to­ri­da­des mi­ni­mi­zan el pro­ble­ma al sos­te­ner que no hay es­ca­sez de ga­so­li­nas, cuan­do “el he­cho es que la in­ca­pa­ci­dad de abas­te­cer­las con efi­cien­cia co­mien­za a ge­ne­rar des­equi­li­brios en la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va”.

Ade­más de con­si­de­rar que se lle­va­ron a ca­bo “ac­cio­nes im­pro­vi­sa­das”, di­jo que es­ta si­tua­ción tam­bién se pue­de atri­buir a la pér­di­da de ca­pa­ci­dad téc­ni­ca que ha te­ni­do el nue­vo go­bierno des­pués de des­pe­dir o in­du­cir a la re­nun­cia de fun­cio­na­rios pú­bli­cos con más ex­pe­rien­cia y ca­pa­ci­dad”.

Sin em­bar­go, pun­tua­li­zó que “na­die pue­de es­tar en con­tra del com­ba­te al ro­bo del com­bus­ti­ble”, que só­lo el año pa­sa­do re­pre­sen­tó pér­di­das por 60 mil mi­llo­nes de pe­sos; es de­cir, 13.5 por cien­to de las ven­tas de ga­so­li­nas en el país.

Ade­más de las ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas, el Ceesp aler­tó acer­ca de que el des­abas­to de ga­so­li­nas tam­bién in­ci­de en la se­gu­ri­dad pú­bli­ca, pues se re­du­jo la vi­gi­lan­cia po­li­cia­ca en los es­ta­dos afec­ta­dos, lo que fa­vo­re­ce a la de­lin­cuen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.