GRI­TAR ‘GOAL’ EN ES­PA­ÑOL

Life and Style (México) - - LIFE / ENTREVISTA -

Él se po­ne la pla­ye­ra de Tigres, se mi­me­ti­za con los 42,000 afi­cio­na­dos que en­tran al es­ta­dio de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Nue­vo León, co­no­ci­do co­mo “El Vol­cán”, be­be su cer­ve­za y gri­ta un lar­go “goool”. Se­ría un me­xi­cano más si no fue­ra por­que Rob Sch­nei­der es uno de los có­mi­cos más po­pu­la­res de Estados Unidos. El pro­ta­go­nis­ta de la se­rie de Net­flix Real Rob ama el fut­bol me­xi­cano, in­clu­so pre­fie­re a la se­lec­ción tri­co­lor que a la de las ba­rras y las es­tre­llas, por­que aquí ha vi­vi­do el ful­gor de un on­ce con­tra on­ce.

Tu gus­to por el fut­bol na­ció gra­cias a tu es­po­sa, ¿pe­ro cuán­do te asu­mis­te co­mo fa­ná­ti­co?

—Em­pe­cé con la afi­ción por­que Pa­tri­cia es de Mé­xi­co. Sa­bes que eres un gran fan cuan­do tu equipo pier­de y a ti te due­le. Sen­tí eso cuan­do los ho­lan­de­ses hi­cie­ron tram­pa y fin­gie­ron un pe­nal con­tra Mé­xi­co en el mun­dial de ha­ce cua­tro años. Ahí fue cuan­do me asu­mí co­mo un ver­da­de­ro fan de la Se­lec­ción Me­xi­ca­na. —¿Cuál es tu pri­mer re­cuer­do de “El Vol­cán”? —La pri­me­ra vez que fui fue con afi­cio­na­dos de los Ra­ya­dos y hay una fo­to­gra­fía de ese día en la que apa­rez­co con su ca­mi­se­ta, pe­ro fue por­que me pi­die­ron que me la pu­sie­ra. Pe­ro El Vol­cán es el es­ta­dio de los Tigres, y cuan­do lle­gué ahí, de al­gu­na ma­ne­ra me enamo­ré de sus fans, así que cam­bié de equipo y ya nun­ca re­gre­sé. —¿Y lo más ra­ro que te pa­só ahí? —Ha­bía un ti­po que te­nía un más­til muy lar­go y es­ta­ba sen­ta­do muy atrás de mí. Él en­ca­jó un va­so de cer­ve­za en el más­til pa­ra pa­sár­me­la. Des­pués pu­so su cá­ma­ra en el mis­mo más­til pa­ra que nos to­má­ra­mos una fo­to­gra­fía. —¿Có­mo vi­ves un gol? —Hay una ra­zón por la que el soc­cer es el de­por­te más gran­de del mun­do y es que es di­fí­cil y real. Al­gu­nas ve­ces es tan di­fí­cil que los par­ti­dos van a que­dar em­pa­ta­dos o en ce­ros. Hay que ser in­creí­ble­men­te ta­len­to­so. En es­tos mo­men­tos hay va­rios ge­nios. Un gol pue­de ser rá­pi­do, lar­go, vi­nien­do de un her­mo­so pa­se, con la ca­be­za. Pue­de ve­nir de al­guien que tu­vo al­go de suer­te o, sim­ple­men­te, de un pe­nal. Pe­ro cuan­do el es­ta­dio gri­ta “goool”, es bien me­re­ci­do. —¿Qué le ha­ría fal­ta a Estados Unidos pa­ra lle­gar a ga­nar un mun­dial? —Pa­ra que eso pa­se, creo que se de­ben con­cen­trar en te­ner jó­ve­nes pro­di­gios, co­mo Bar­ce­lo­na hi­zo con Mes­si, iden­ti­fi­car­los y apo­yar­los pa­ra que se con­vier­tan en la pró­xi­ma gran su­per es­tre­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.