EL OTRO SOL

Ciu­dad de Mé­xi­co, 1990, ac­tor.

Life and Style (México) - - CONTENIDO - TEX­TO: RE­NA­TA GON­ZÁ­LEZ

El ma­yor fe­nó­meno te­le­vi­si­vo del año ha si­do Luis Mi­guel, la se­rie. Su éxi­to inusi­ta­do no ha­bría ocu­rri­do sin Die­go Bo­ne­ta, quien ha re­co­rri­do un lar­go y di­fí­cil ca­mino des­de el reality show en el que co­men­zó su carrera a los 12 años de edad.

ES­TE FUE SU AÑO. PRO­TA­GO­NI­ZÓ LA SE­RIE MÁS VIS­TA EN LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA Y PRO­BÓ SU TA­LEN­TO PA­RA AC­TUAR, CAN­TAR Y PRO­DU­CIR. ADE­MÁS, SI­GUE SU CA­MINO HA­CIA EL ES­TRE­LLA­TO MUN­DIAL CON UNA PAR­TI­CI­PA­CIÓN EN LA NUE­VA PE­LÍ­CU­LA DE TERMINATOR, JUN­TO A AR­NOLD SCHWARZENEGGER Y BA­JO LA PRO­DUC­CIÓN DE JA­MES CA­ME­RON.

El po­der que a Die­go Bo­ne­ta le con­fi­rió Luis Mi­guel, la se­rie, no le lle­gó de gol­pe. Lo des­cu­brió so­bre la mar­cha, a lo lar­go de dos años de pre­pa­ra­ción y gra­ba­ción, du­ran­te los cua­les so­ñó, en­tre­nó, se las vio ne­gras y, fi­nal­men­te, sa­lió vic­to­rio­so y con la ex­pe­rien­cia de ac­tuar, can­tar y pro­du­cir, pe­ro to­do al mis­mo tiem­po.

Ya se lo ha­bía acon­se­ja­do Tom Crui­se, en 2012, cuan­do tra­ba­ja­ron jun­tos en Rock of Ages, la pri­me­ra pe­lí­cu­la en la carrera de Die­go: “De­fi­ne tu ob­je­ti­vo y tra­ba­ja ha­cia atrás”, le di­jo el ve­te­rano ac­tor. Y así lo hi­zo con la bio­se­rie que, es­te año, lo con­vir­tió en una su­per­es­tre­lla a ni­vel glo­bal. Pri­me­ro tu­vo que des­me­nu­zar a Luis Mi­guel, en­ten­der su vi­da, re­pa­sar su carrera. In­clu­so ha­bló con él a pro­fun­di­dad pa­ra in­ter­pre­tar­lo al cien e in­ter­cam­bia­ron se­cre­tos que, Die­go ju­ra, se lle­va­rá a la tum­ba.

Tam­bién vino la pre­pa­ra­ción fí­si­ca: se abrió los dien­tes fron­ta­les y pa­só lar­gas se­sio­nes en ca­rac­te­ri­za­ción pa­ra lo­grar la me­le­na del per­so­na­je. A pe­sar de lle­var ca­mino re­co­rri­do en la mú­si­ca —tie­ne dos dis­cos edi­ta­dos—, le en­se­ña­ron de nue­vo a can­tar, pe­ro co­mo Micky.

Y mien­tras ha­cía to­do eso, se pu­so de­trás de una cá­ma­ra y apren­dió có­mo se pro­du­ce un dis­co (el sound­track del pro­gra­ma) y una se­rie con el res­pal­do de em­pre­sas co­mo Net­flix, Te­le­mun­do y MGM.

Des­pués de tan­to es­fuer­zo, el fe­nó­meno pop que cau­só la se­rie apo­ya la idea del Die­go po­de­ro­so: cada do­min­go por la no­che su show era tren­ding to­pic en Mé­xi­co y el res­to de La­ti­noa­mé­ri­ca. Aho­ra lo que ha­ce o di­ce es no­ti­cia, y cada vez tie­ne más fo­llo­wers en re­des so­cia­les; en agos­to de es­te año, el nú­me­ro as­cen­día a cua­tro mi­llo­nes y me­dio. To­dos lo to­man en cuen­ta, co­mo la ca­sa Dol­ce & Gab­ba­na, que lo in­vi­tó en abril a des­fi­lar su nue­va co­lec­ción, dos días an­tes de que se es­tre­na­ra la se­rie.

Sin em­bar­go, lo que real­men­te hi­zo sen­tir po­de­ro­so a Die­go fue el vis­to bueno de Luis Mi­guel. “An­tes de gra­bar, le di­je: ‘Pa­ra mí, es muy im­por­tan­te que se­pas que quie­ro in­ter­pre­tar­te bien, que cuan­do veas es­to, di­gas: ‘És­te soy yo’. Cuan­do me vio en per­so­na­je, me pi­dió ver una es­ce­na y le pu­se en mi te­lé­fono el vi­deo que gra­bé de ‘Cuan­do ca­lien­ta el sol’. Le hi­zo zoom in y me di­jo: ‘Es que Die­go, ¡soy yo, soy yo!’. Nos abra­za­mos y fue un mo­men­to muy es­pe­cial. Di­gan lo que di­gan, bueno o ma­lo, eso es lo me­jor que le pue­de pa­sar a un ac­tor”, cuen­ta Bo­ne­ta a Life and Sty­le.

Des­pués de un pro­yec­to tan exi­to­so, aún tie­ne sue­ños por cum­plir. “Un ob­je­ti­vo que ten­go a cor­to pla­zo, y sé que pue­de so­nar cur­si, es con­ver­tir­me en el pri­mer ac­tor la­ti­noa­me­ri­cano en in­ter­pre­tar un su­per­hé­roe de Mar­vel, sin que el per­so­na­je sea, ne­ce­sa­ria­men­te, la­tino”, re­ve­ló en abril al dia­rio The New York Ti­mes.

En su pa­no­ra­ma aún no se vis­lum­bra nin­gu­na ca­pa de hé­roe, pe­ro qui­zás es­tá en ca­mino pa­ra lle­gar a eso. Des­pués de 11 años de vi­vir en Holly­wood, ha par­ti­ci­pa­do en se­ries ju­ve­ni­les im­por­tan­tes, co­mo Pretty Little Liars y

Scream Queens. Ade­más, jus­to a fi­na­les de ju­lio ter­mi­nó el ro­da­je de la nue­va pe­lí­cu­la de Terminator (aún sin tí­tu­lo), pro­du­ci­da por Ja­mes Ca­me­ron, y es­te año es­pe­ra el es­treno de dos fil­mes más: la his­to­ria de fan­ta­sía Star­bright y el th­ri­ller Mons­ter Party. El ni­ño que em­pe­zó su carrera a los 12 años con el rea

lity show Có­di­go F.A.M.A., que, cu­rio­sa­men­te, lo lle­vó a can­tar en el Zó­ca­lo an­te 120,000 per­so­nas el éxi­to de Luis Mi­guel “La chi­ca del bi­ki­ni azul”, aho­ra es un adul­to que irra­dia éxi­to co­mo si fue­ra el sol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.