EL SE­ÑOR ABLOH

Rock­ford, Es­ta­dos Uni­dos, 1980, di­rec­tor ar­tís­ti­co.

Life and Style (México) - - CONTENIDO - TEX­TO OLI­VIA ME­ZA DE LA ORTA

Con Vir­gil Abloh, di­rec­tor ar­tís­ti­co de Louis Vuit­ton, el tér­mino dis­rup­ti­vo va más allá del lu­gar co­mún.

EN­TRE LA TRA­DI­CIÓN Y LA IN­NO­VA­CIÓN QUE EXI­GE LA ÉPO­CA AC­TUAL, ES­TE JO­VEN DI­SE­ÑA­DOR ES­TÁ DE­CI­DI­DO A AL­TE­RAR LOS ES­QUE­MAS DE UN CLÁ­SI­CO FRAN­CÉS PA­RA VOL­VER­LO UNIVERSALMENTE DESEA­BLE.

Dis­rup­ti­vo, desafian­te y osa­do, Vir­gil Abloh lle­gó pa­ra rom­per es­tán­da­res en una de las fir­mas de lu­jo más an­ti­guas del mun­do. Su re­cien­te de­but en Louis Vuit­ton con la en­tre­ga pri­ma­ve­ra-ve­rano 2019 en Pa­rís, fue el su­ce­so per­fec­to pa­ra re­ve­lar y, de al­gu­na for­ma, pre­de­cir lo que es­te ge­nio y vi­sio­na­rio trae en­tre ma­nos.

Él mis­mo de­fi­ne su lle­ga­da a la mai­son co­mo una iro­nía, por su ori­gen es­ta­dou­ni­den­se y sus an­te­ce­den­tes co­mo ar­tis­ta ur­bano. No ha re­nun­cia­do a su vi­sión, pe­ro la ha fu­sio­na­do con los có­di­gos ar­te­sa­na­les de Louis Vuit­ton. Así ha con­ce­bi­do una nue­va fi­lo­so­fía de di­se­ño que ce­le­bra la in­clu­sión co­mo un nue­vo pi­lar del lu­jo. “No me con­si­de­ro un di­se­ña­dor ni un crea­dor de ima­gen. No des­acre­di­to es­tas eti­que­tas. No es­toy tra­tan­do de co­lo­car­me en un pe­des­tal ni in­ten­to ser más. Me gus­ta­ría re­de­fi­nir el tí­tu­lo de di­rec­tor crea­ti­vo pa­ra una épo­ca nue­va y di­fe­ren­te”, ase­gu­ra Abloh, de 38 años.

De afir­ma­cio­nes sa­ga­ces y cohe­ren­tes en­tre su len­gua­je per­so­nal y el de la mo­da en Louis Vuit­ton, Vir­gil Abloh ha ido la­bran­do su es­té­ti­ca des­de sus in­tere­ses per­so­na­les. In­ge­nie­ro ci­vil de pro­fe­sión y con una maes­tría en Ar­qui­tec­tu­ra, su per­fil to­mó un ca­rác­ter mul­ti­dis­ci­pli­na­rio a tra­vés de sus co­la­bo­ra­cio­nes con la in­dus­tria de la mú­si­ca y el mun­do del ar­te. En 2012 fue di­rec­tor crea­ti­vo de Kan­ye West. Un año des­pués, em­pe­zó su mar­ca Off-Whi­te a par­tir de una ins­ta­la­ción ar­tís­ti­ca su­ya lla­ma­da Py­rex Vi­sion, en ho­nor a ese ma­te­rial. Pre­vio a es­to, en 2006 tra­ba­jó en Fen­di jun­to a Mi­chael Bur­ke, aho­ra pre­si­den­te y CEO de Louis Vuit­ton.

“Me emo­cio­na ver có­mo su crea­ti­vi­dad in­na­ta y su en­fo­que dis­rup­ti­vo lo han vuel­to tan re­le­van­te, no só­lo en el uni­ver­so de la mo­da, sino en la cul­tu­ra pop ac­tual. Su sen­si­bi­li­dad ha­cia el lu­jo y el sa­voir­fai­re se­rá fun­da­men­tal pa­ra lle­var la lí­nea mas­cu­li­na de Louis Vuit­ton ha­cia el fu­tu­ro”, afir­ma Bur­ke.

Le­jos de los es­te­reo­ti­pos so­bre los mi­llen­nials, Vir­gil Abloh re­sul­ta ser —iró­ni­ca­men­te, co­mo co­rres­pon­de— uno de los crea­ti­vos no mi­llen­nial más exi­to­sos e in­flu­yen­tes de esa ge­ne­ra­ción.

Pa­ra co­men­zar con el pie de­re­cho, las pro­pues­tas del pró­xi­mo año ve­ne­ran el sen­ti­do uti­li­ta­rio de los com­ple­men­tos al ren­dir tri­bu­to a la esen­cia viajera de la mar­ca, con la me­to­do­lo­gía del 3% del di­se­ña­dor es­ta­dou­ni­den­se. Es­te por­cen­ta­je, se­gún Abloh, de­fi­ne la pro­por­ción exac­ta que se re­quie­re pa­ra trans­for­mar un ob­je­to co­ti­diano en al­go es­pe­cial. A di­fe­ren­cia de otros años, es­ta co­lec­ción de Louis Vuit­ton ha si­do la pri­me­ra que no in­clu­ye co­la­bo­ra­cio­nes, un ac­to de­ci­si­vo que po­ne el én­fa­sis en las po­si­bi­li­da­des crea­ti­vas de la fir­ma.

Asi­mis­mo, la en­tre­ga se ti­ñó de los colores del ar­coí­ris, con una ins­pi­ra­ción elo­cuen­te en El ma­go de Oz y pa­ra ce­le­brar los mo­vi­mien­tos in­clu­si­vos de la di­ver­si­dad se­xual. Co­mo di­ce su fa­mo­so mot­to, no ca­be du­da de que “Vir­gil Abloh es­tu­vo aquí”.

LA FÓR­MU­LA EXAC­TALa pro­pues­ta ca­pa so­bre ca­pa ca­rac­te­ri­za los looks de la en­tre­ga pri­ma­ve­ra-ve­rano 2019 de Louis Vuit­ton. Des­ta­can los com­ple­men­tos y su ico­no­gra­fía his­tó­ri­ca con un gi­ro de au­da­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.