IBE­RIA EN LA ME­SA

Por más de un cuar­to de si­glo, En­ri­que To­más ha si­do uno de los gran­des re­pre­sen­tan­tes del ja­món ibé­ri­co. Te ex­pli­ca­mos por qué.

Life and Style (México) - - IFE / TASTE -

01. La he­ren­cia En­ri­que To­más co­men­zó a tra­ba­jar, con el ja­món ibé­ri­co, en la char­cu­te­ría de sus pa­dres. Te­nía 16 años de edad cuan­do no­tó que el de­ta­lle es­ta­ba en la de­di­ca­ción.

02. El tiem­po Una de las di­fe­ren­cias en­tre En­ri­que To­más y otras mar­cas es su de­li­ca­da aten­ción en los tiem­pos de ma­du­ra­ción. La fir­ma apues­ta por cin­co años co­mo el mí­ni­mo de ela­bo­ra­ción de su ja­món. 03. El ini­cio La mar­ca abrió su pri­me­ra tien­da en 1982, en el mer­ca­do de la Sa­lut de Ba­da­lo­na (Ca­ta­lu­ña). A par­tir de en­ton­ces ha con­quis­ta­do Eu­ro­pa y, aho­ra, Amé­ri­ca.

04. La esen­cia En En­ri­que To­más, el ja­món se en­tien­de co­mo un es­ti­lo de vi­da. Uno en el que una de las ‘ma­ra­vi­llas’ más co­no­ci­das de Es­pa­ña en­cuen­tra res­pe­to, pa­sión y pla­cer. 04. La ca­li­dad En es­ta fir­ma, cada pa­ta de ja­món ibé­ri­co es ca­la­da de­bi­da­men­te, con el fin de lle­gar a la ex­ce­len­cia y de­tec­tar cual­quier fa­lla que im­pi­da la per­fec­ción.

05. El pla­cer En cada una de las tien­das que tie­ne en el mun­do, se pue­den apre­ciar las pa­tas que los clien­tes van a de­gus­tar, con el pro­pó­si­to de que apre­cien el ori­gen y el de­ta­lle del pro­duc­to. 06. En ca­sa Tras su gran pa­so por paí­ses co­mo Fran­cia e Ita­lia, la mar­ca lle­gó a Mé­xi­co en 2016 (en Mi­ya­na, Po­lan­co). Hoy, su apues­ta es cre­cer en nues­tro país, don­de ya se en­cuen­tra en Nue­vo León y Quin­ta­na Roo, pa­ra lle­gar a Ja­lis­co y Que­ré­ta­ro. De aquí, la nue­va me­ta es sal­tar a otros lu­ga­res del con­ti­nen­te, co­mo Pe­rú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.