“MÉ­XI­CO ES UNA EX­CE­LEN­TE IN­CLU­SIÓN EN EL CA­LEN­DA­RIO DE F1”.

Life and Style (México) - - GUÍA DE ESTILO -

“Ya no ten­go ese pe­so en­ci­ma, aho­ra guar­do lo me­jor pa­ra mí. An­tes era muy com­pro­me­ti­do y egoís­ta con res­pec­to a mi vi­da co­mo pi­lo­to, pe­ro aho­ra creo que no es una ma­ne­ra muy sa­lu­da­ble de vi­vir. Pre­fie­ro se­guir el mun­do de la Fór­mu­la 1 y proac­ti­va­men­te ser par­te de él. Lo dis­fru­to por­que en­tien­do el de­por­te, la de­man­da y las ne­ce­si­da­des de los equi­pos en las di­fe­ren­tes áreas, co­mo mar­ke­ting e in­ge­nie­ría. Ver to­do des­de otra pers­pec­ti­va me de­ja cla­ro que los deportes son una uni­ver­si­dad de la vi­da”, afir­ma Coulthard.

DE CE­RO A 100

Su pa­sión es in­va­lua­ble, co­mo lo es tam­bién su ex­pe­rien­cia al vo­lan­te en la Fór­mu­la 1, ca­te­go­ría en la que de­bu­tó ines­pe­ra­da­men­te en 1994, des­pués del ac­ci­den­te mor­tal que ter­mi­nó con la vi­da del bra­si­le­ño Ayr­ton Senna. Cues­tio­na­do so­bre su vo­lan­te fa­vo­ri­to en la historia de la com­pe­ti­ción, no du­da al res­pon­der: “Si tu­vie­ra que ele­gir a un pi­lo­to co­mo el me­jor de la historia, por su­pues­to que se­ría Senna, por el tiem­po que le de­di­ca­ba a su ca­rre­ra, por su ma­ne­ra de ayu­dar a los jó­ve­nes pi­lo­tos. Él siem­pre le ha­bló di­li­gen­te­men­te de mí a Frank Wi­lliams, quien, pos­te­rior­men­te, me dio la opor­tu­ni­dad de co­men­zar en el pro­fe­sio­na­lis­mo”, re­la­ta el bri­tá­ni­co, quien, a pe­sar de nun­ca ha­ber ga­na­do un cam­peo­na­to, sí for­mó par­te de 31 po­dios en su tra­yec­to­ria.

NUN­CA EN NEU­TRAL

A Da­vid ja­más le ha gus­ta­do per­ma­ne­cer in­mó­vil. Es probable que se im­pa­cien­te cuan­do los se­má­fo­ros alum­bran su cha­sis con luz ro­ja; es­tu­vo en tres es­cu­de­rías du­ran­te sus 14 años co­mo pi­lo­to de Fór­mu­la 1. Disfruta emo­cio­nar­se con trans­mi­sio­nes de otros deportes, co­mo fut­bol o Mo­to GP. Siem­pre que va a un res­tau­ran­te pro­cu­ra pe­dir al­gu­na es­pe­cia­li­dad re­co­men­da­da por el chef, na­da que ya ha­ya pro­ba­do an­tes. Y es­ta for­ma de pen­sar, y ac­tuar, sue­le arro­jar re­sul­ta­dos po­si­ti­vos, pues va­rias ve­ces tro­pe­zó y el he­cho de se­guir ade­lan­te le per­mi­tió des­ape­gar­se de aque­llo que, qui­zá, no re­sul­tó co­mo que­ría.

“No soy una per­so­na ape­ga­da a las po­se­sio­nes. Es bueno te­ner re­cuer­dos de­po­si­ta­dos en ob­je­tos, pe­ro si to­do es­to (sus cas­cos, au­to­mó­vi­les y de­más ar­tícu­los de épo­cas pa­sa­das) des­apa­re­cie­ra ma­ña­na, no afec­ta­ría en na­da, ni mis sen­ti­mien­tos ni la ma­ne­ra en la que vi­vo. No me con­cen­tro en lo ma­te­rial ni en las po­se­sio­nes”, de­cre­ta Da­vid, tam­bién em­ba­ja­dor de Hei­ne­ken. Tal vez por eso tie­ne una me­mo­ria tan pri­vi­le­gia­da, por­que pre­fie­re guar­dar sus vi­ven­cias pa­ra sí mis­mo.

EL GRAN PRE­MIO DE MÉ­XI­CO

Coulthard no tu­vo la opor­tu­ni­dad de co­rrer por el tra­za­do del au­tó­dro­mo Her­ma­nos Rodríguez, pe­ro lo con­si­de­ra uno de los me­jo­res fue­ra de Eu­ro­pa. Es ami­go de Jo Ra­mí­rez y des­cri­be co­mo “un víncu­lo cer­cano” su re­la­ción con Mé­xi­co, país que le ha re­ga­la­do anéc­do­tas muy gra­tas: “Nun­ca pu­de co­rrer en la pis­ta, pe­ro pu­de dis­fru­tar del país, su gen­te y la ener­gía. Creo que es una in­clu­sión in­creí­ble en el ca­len­da­rio de Fór­mu­la 1. Ya se es­tá con­vir­tien­do en uno de los me­jo­res paí­ses y cir­cui­tos de la temporada, por la ca­li­dad y la pa­sión de los afi­cio­na­dos. Cuan­do la gen­te me pre­gun­ta acer­ca de las me­jo­res pistas que no es­tán en te­rri­to­rio eu­ro­peo, sin du­dar­lo, pien­so en Mé­xi­co”, com­par­te Coulthard, an­tes de ex­ten­der su opi­nión acer­ca del úni­co mexicano que, ac­tual­men­te, dispu­ta la temporada de la má­xi­ma ca­te­go­ría au­to­mo­vi­lís­ti­ca.

“(Ser­gio Pé­rez) es cla­ra­men­te un in­creí­ble con­duc­tor, pe­ro en la Fór­mu­la 1 ne­ce­si­tas ser ex­cep­cio­nal, del ex­cep­cio­nal que ga­na cam­peo­na­tos del mun­do”, con­clu­ye Coulthard, no sin an­tes des­pe­dir­se con su ca­rac­te­rís­ti­ca ama­bi­li­dad. “Nos ve­mos en el Au­tó­dro­mo”.

01. En su eta­pa co­mo ana­lis­ta y co­mu­ni­ca­dor, Coulthard ha en­tre­vis­ta­do a los má­xi­mos ex­po­nen­tes del au­to­mo­vi­lis­mo.02. En In­gla­te­rra es una fi­gu­ra pú­bli­ca res­pe­ta­da y que­ri­da, in­clu­so por la reale­za. En la foto, con la princesa Diana, su hi­jo Harry y un pri­mo de és­te. 03. En 2013 con­tra­jo nup­cias con la con­duc­to­ra bel­ga Ka­ren Mi­nier, con quien tie­ne un hi­jo. 04. En 1996, co­rrien­do en el Gran Pre­mio de Por­tu­gal pa­ra McLa­ren.05. En di­ver­sas oca­sio­nes, Da­vid Coulthard com­par­tió el po­dio con Mi­chael Schu­ma­cher en Fór­mu­la 1.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.