DE FREN­TE AL NAR­CO

A tra­vés del ci­ne, los pa­dres de Mi­chael Pe­ña lo ale­ja­ron de la vio­len­cia. Pe­ro en una coin­ci­den­cia ex­tra­ña, es jus­to es­te te­ma el que tie­ne al ac­tor mé­xi­co-es­ta­dou­ni­den­se ba­jo los re­flec­to­res. Co­mo una de las fi­gu­ras la­ti­nas más im­por­tan­tes de Holly­wood,

Life and Style (México) - - LIFE / ENTREVISTA -

Tu per­so­na­je exis­tió en la vi­da real. ¿Có­mo lo des­cri­bi­rías?

— A me­dia­dos de la dé­ca­da de 1980, era un jo­ven agen­te de la DEA que que­ría mar­car la di­fe­ren­cia en la Gue­rra Fría, pe­ro que des­pués se pa­só al mun­do de la lu­cha con­tra el nar­co­trá­fi­co. Era só­lo un chi­co que bus­ca­ba paz y jus­ti­cia, que la gen­te hi­cie­ra lo co­rrec­to. Era un buen po­li­cía y de­ci­dió en­fren­tar a es­tos ti­pos, aun­que en una es­ca­la mu­cho ma­yor a la que es­ta­ba acos­tum­bra­do. So­lía es­tar en Fresno, Ca­li­for­nia y lle­gó aquí [Mé­xi­co] cuan­do co­mien­za to­da la tra­ma al­re­de­dor de Mi­guel Án­gel Fé­lix Ga­llar­do. — ¿Có­mo cons­truis­te tu per­so­na­je? — Tra­té de en­con­trar co­sas de mí en ‘Kiki’ y atri­bu­tos que lo hu­bie­ran ca­rac­te­ri­za­do, pa­ra ver en qué coin­ci­día­mos. Siem­pre ana­li­zo qué tan pa­re­ci­do o di­fe­ren­te soy al per­so­na­je que voy a in­ter­pre­tar, pa­ra tra­tar de des­ta­car­lo lo más po­si­ble. — ¿En qué eres si­mi­lar a él? — Yo no sa­bía es­to so­bre mí has­ta que in­ter­pre­té es­te per­so­na­je, pe­ro des­cu­brí que soy al­go ob­se­si­vo y adic­to al tra­ba­jo. Es­tu­dio mis guio­nes tan pron­to co­mo me los en­tre­gan. — En tu in­ves­ti­ga­ción, ¿pu­dis­te ha­blar con al­gún fa­mi­liar de Ca­ma­re­na? — Ha­blé du­ran­te un tiem­po con Mi­ka Ca­ma­re­na (viu­da de ‘Kiki’). Es una mu­jer muy in­tere­san­te y fuer­te. Vi va­rias en­tre­vis­tas con ella y lo bien que asu­mía lo que ha­bía pa­sa­do (el ase­si­na­to de su es­po­so). De­trás de un gran hom­bre hay una gran mu­jer. Lo que me di­jo fue pri­va­do, pe­ro se abrió mu­cho con­mi­go. Cuan­do al­guien te tra­ta de esa for­ma, hay que ser agra­de­ci­do. — ¿Có­mo fue que te in­tere­sas­te por la ac­tua­ción? — Vi­vía en un ba­rrio de ma­la repu­tación. Mis pa­dres con­tra­ta­ron te­le­vi­sión por ca­ble y veía­mos to­dos los pro­gra­mas. Des­pués, mi her­mano y yo los ac­tuá­ba­mos y mi ma­dre nos de­cía: “Há­gan­lo otra vez”. En­ton­ces, es una com­bi­na­ción de eso con el or­gu­llo de mi ma­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.