EL FAC­TOR PO­LÍ­TI­CO

Co­mo Hugh Jack­man, otros ac­to­res con­sa­gra­dos han en­ri­que­ci­do sus ca­rre­ras con la in­ter­pre­ta­ción de lí­de­res po­lí­ti­cos de to­das las ideo­lo­gías, des­de Abraham Lin­coln y Har­vey Milk has­ta Adolf Hitler.

Life and Style (México) - - EL PAPEL DE SU VIDA -

Sean Penn. Milk

El in­ten­so y ru­dí­si­mo Sean Penn de­mos­tró su ver­sa­ti­li­dad con es­te fil­me de Gus Van Sant. En él da vi­da al ac­ti­vis­ta Har­vey Milk, quien, en 1977, se con­vir­tió en el pri­mer fun­cio­na­rio pú­bli­co elec­to abier­ta­men­te gay de Es­ta­dos Uni­dos. Su elec­ción y pos­te­rior ase­si­na­to, en no­viem­bre de 1978, mar­ca­ron un hi­to en la lu­cha por los de­re­chos de los ho­mo­se­xua­les en ese país. No fue la pri­me­ra vez que Penn mos­tra­ba su in­te­rés por una cau­sa so­cial. Su tra­ba­jo fue re­co­no­ci­do con el Ós­car a me­jor ac­tor de 2009, el se­gun­do en su ca­rre­ra.

Da­niel Day-Le­wis. Lin­coln

“El me­jor ac­tor del mun­do”. Ése fue el tí­tu­lo prin­ci­pal de la por­ta­da de la re­vis­ta Ti­me del 5 de no­viem­bre de 2012, que apa­re­cía acom­pa­ña­do por una fo­to­gra­fía de Da­niel Day-Le­wis. El en­tu­sias­mo de la pu­bli­ca­ción se de­bía al en­ton­ces pró­xi­mo es­treno de Lin­coln, la bio­pic en la que el bri­tá­ni­co na­cio­na­li­za­do ir­lan­dés en­car­na­ba al re­ve­ren­cia­do pre­si­den­te que im­pul­só la eman­ci­pa­ción de los es­cla­vos en Es­ta­dos Uni­dos. Ob­se­si­vo co­mo siem­pre, a Day-Le­wis le to­mó un año pre­pa­rar­se pa­ra un pa­pel que le valió su quin­ta can­di­da­tu­ra al Ós­car y su ter­cer pre­mio co­mo me­jor ac­tor. So­bre su in­ter­pre­ta­ción, Ste­ven Spiel­berg, el di­rec­tor de la cin­ta, afir­mó: “Nos de­jó con la bo­ca abier­ta. Es una de las co­sas más ex­tra­or­di­na­rias que he vis­to en mi vi­da”.

Bruno Ganz. Down­fall

An­tes de Down­fall, só­lo dos cin­tas ale­ma­nas ha­bían mos­tra­do al per­so­na­je de Adolf Hitler en la pan­ta­lla gran­de. En la más re­cien­te, Hitler: A Film from Ger­many (1977), el Füh­rer fue in­ter­pre­ta­do por va­rios ac­to­res e in­clu­so por tí­te­res y el mu­ñe­co de un ven­trí­lo­cuo. Así de pun­zan­te era la res­pon­sa­bi­li­dad del sui­zo Bruno Ganz, quien, al fi­nal, lo­gró re­con­ci­liar su con­flic­to de con­cien­cia y creó un re­tra­to inol­vi­da­ble —y pa­té­ti­co— del dic­ta­dor en sus úl­ti­mos días.

Den­zel Was­hing­ton. Mal­colm X

Si hay un ac­tor cur­ti­do en pro­ta­go­ni­zar bio­pics, ése es Den­zel Was­hing­ton. El ran­go de per­so­na­jes reales que ha lle­va­do al ci­ne va del ac­ti­vis­ta sud­afri­cano Ste­ve Bi­ko en Cry Free­dom (1987) al nar­co­tra­fi­can­te Frank Lu­cas en

Ame­ri­can Gangs­ter (2007). Pe­ro qui­zá su in­ter­pre­ta­ción más po­de­ro­sa ha si­do la de Mal­colm X, el in­can­des­cen­te de­fen­sor de los de­re­chos de los afro­ame­ri­ca­nos, ase­si­na­do en 1965. En la cin­ta ho­mó­ni­ma de 1992, Den­zel des­ple­gó su in­men­sa sa­bi­du­ría his­trió­ni­ca pa­ra ha­cer­le jus­ti­cia, ba­jo la di­rec­ción de Spi­ke Lee.

Gary Old­man. Dar­kest Hour

Des­de el co­mien­zo de su ca­rre­ra, Gary Old­man se re­ve­ló co­mo una fuer­za de la na­tu­ra­le­za. Apa­sio­na­do y ta­len­to­sí­si­mo, co­bró fa­ma con la pe­lí­cu­la Sid & Nancy (1986), en la que in­ter­pre­ta­ba a Sid Vi­cious, el fa­lle­ci­do ba­jis­ta de la ban­da punk Sex Pis­tols. Cu­rio­sa­men­te, el me­jor mo­men­to de su ca­rre­ra le ha lle­ga­do de la mano de otro pro­ta­go­nis­ta de la his­to­ria bri­tá­ni­ca del si­glo XX, aun­que en es­te ca­so se tra­ta de uno de los lí­de­res po­lí­ti­cos más res­pe­ta­dos a ni­vel mun­dial. Con su pa­pel del pri­mer mi­nis­tro Wins­ton Chur­chill, en Dar­kest Hour, Old­man fi­nal­men­te cum­plió su sue­ño de ga­nar el Ós­car a me­jor ac­tor, en 2018.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.