DE OTRA GA­LA­XIA

Life and Style (México) - - LIFE / CINE -

Tras el anun­cio de la fil­ma­ción de las nue­vas cin­tas de la sa­ga Star Wars, de in­me­dia­to apa­re­ció la fe­cha de es­treno de Star Wars VII: The For­ce Awa­kens, en di­ciem­bre de

es­te año. Sin em­bar­go, el avi­so que to­mó a to­dos por sor­pre­sa fue el de una cin­ta in­ter­me­dia de la sa­ga, lla­ma­da Ro­gue One: A Star Wars Story, pa­ra di­ciem­bre de 2016. La pe­lí­cu­la, que na­rra as­pec­tos pa­ra­le­los de la his­to­ria, tie­ne a Mik­kel­sen en un pa­pel prin­ci­pal. “Pue­do de­cir que es un rol im­por­tan­te y que mi per­so­na­je no se­rá un vi­llano, co­mo mu­chos pien­san. Fil­ma­re­mos tres me­ses en Is­lan­dia y en Londres... es to­do lo que pue­do re­ve­lar”. el que to­ma las de­ci­sio­nes, pe­ro cuen­to con gen­te que me acon­se­ja. Pre­fie­ro in­cli­nar­me por aque­llo que me to­ca el co­ra­zón, aun­que no ayu­de en na­da a mi ca­rre­ra. Siem­pre me he ma­ne­ja­do así y pien­so se­guir de­ci­dien­do de esa ma­ne­ra. Cuan­do te po­nes a pen­sar en fun­ción de la ca­rre­ra, es­tás equi­vo­can­do el ca­mino y ter­mi­nas ha­cien­do pe­lí­cu­las por las ra­zo­nes equi­vo­ca­das. De­bo re­co­no­cer que, cuan­do le di­go que no a un pro­yec­to, me que­do pen­san­do en él du­ran­te días, pre­gun­tán­do­me si hi­ce lo co­rrec­to”.

Por aho­ra, Mik­kel­sen es­tá fil­man­do ba­jo las ór­de­nes de Ga­reth Ed­wards una de las nue­vas his­to­rias ba­sa­das en el uni­ver­so crea­do por Geor­ge Lu­cas, Ro­gue One: A Star Wars Story, jun­to a Ben Men­del­sohn, Fe­li­city Jo­nes y el me­xi­cano Die­go Lu­na. Ade­más, ter­mi­nó Men and Chic­ken pa­ra su com­pa­trio­ta An­ders Tho­mas Jen­sen, guio­nis­ta de su cin­ta an­te­rior, The Sal­va­tion, un wes­tern ro­da­do en Su­dá­fri­ca, par­te en in­glés, par­te en da­nés e, in­clu­so, par­te en es­pa­ñol. Ante la di­ver­si­dad de len­guas, Mik­kel­sen ase­gu­ra que el idio­ma y la na­cio­na­li­dad son cues­tio­nes se­cun­da­rias a la ho­ra de de­ci­dir­se por un pro­yec­to. “Si hay una bue­na ra­zón pa­ra fil­mar­la, me da lo mis­mo que sea en fran­cés, ale­mán, da­nés, sue­co o in­glés. Si me lo­gran per­sua­dir de que soy el ac­tor que ne­ce­si­tan, les voy a de­cir que sí, se fil­me don­de se fil­me. Nun­ca me pon­go a pen­sar en que el si­guien­te pa­so de mi ca­rre­ra de­be ser una pe­lí­cu­la ja­po­ne­sa. El idio­ma es só­lo un som­bre­ro, pe­ro, ob­via­men­te, lo ten­go que usar lo mejor po­si­ble, lo que a ve­ces au­men­ta la can­ti­dad de tra­ba­jo pre­vio”, di­ce.

Cons­cien­te del cre­ci­mien­to de la te­le­vi­sión a par­tir de la evo­lu­ción de las se­ries, Mik­kel­sen se to­ma el tiem­po pa­ra re­fle­xio­nar acer­ca del im­pac­to que ha te­ni­do Han­ni­bal en su ca­rre­ra y de sus in­tere­ses en la na­rra­ti­va te­le­vi­si­va. De­ja las puer­tas abier­tas pa­ra otra se­rie: “Ca­da vez que in­ter­pre­to un nue­vo pa­pel, se con­vier­te en mi desafío ma­yor. Es cier­to que Lec­ter era to­do un ícono, pe­ro si me hu­bie­ra de­te­ni­do a pen­sar en eso ca­da ma­ña­na, me pa­ra­li­za­ría por com­ple­to. No po­dría per­so­ni­fi­car­lo. In­ten­to dar lo mejor de mí en cual­quier pla­ta­for­ma, sea ci­ne, te­le­vi­sión, tea­tro... me pa­sa lo mis­mo que con cual­quier guión ci­ne­ma­to­grá­fi­co: si la apues­ta es pa­ra mí, la to­mo. Aun­que des­pués de la lec­ción de Han­ni­bal apren­dí mu­cho más de la te­le­vi­sión y eso me abre el pa­no­ra­ma pa­ra cuan­do de­ba to­mar en el fu­tu­ro la de­ci­sión de vol­ver o no a la pan­ta­lla chi­ca”, con­clu­ye el da­nés, quien se ha en­car­ga­do de su­pe­rar el estigma que de­jó el mo­vi­mien­to van­guar­dis­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­co Dog­ma95. Y, por su­pues­to, co­lo­can­do la ban­de­ra del ci­ne es­can­di­na­vo muy en al­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.