APUES­TA POR EL ES­TI­LO

Life and Style (México) - - STYLE / INSPIRACIÓ­N -

Des­de ha­ce ca­si 200 años, la fir­ma Brooks Brot­hers es con­si­de­ra­da por mu­chos co­mo la má­xi­ma au­to­ri­dad de ele­gan­cia en Es­ta­dos Uni­dos. ¿Qué hay de­trás de es­te tí­tu­lo?

El es­ti­lo es un con­cep­to que tras­cien­de las ba­rre­ras de lo que pue­de ser con­si­de­ra­do co­mo trendy o ac­tual; es una gra­cia que se desa­rro­lla con la per­so­na­li­dad y que, en mu­chas oca­sio­nes, es más va­lio­so que el nom­bre que lo os­ten­ta. En 1833, Brooks Brot­hers cons­truía los ci­mien­tos de un ne­go­cio fa­mi­liar que, po­co más de 10 años des­pués, se le­van­ta­ría co­mo el pri­mer ta­ller en pro­du­cir ro­pa en can­ti­da­des in­dus­tria­les, es­pe­cí­fi­ca­men­te, pan­ta­lo­nes y cha­que­tas sas­tre (a lo que más tar­de se le nom­bra­ría co­mo ready-to-wear).

Des­de ese pri­mer lo­te de tra­jes fa­bri­ca­dos con una ca­li­dad sin pre­ce­den­tes pa­ra la épo­ca, Brooks Brot­hers tra­ba­jó en un es­ti­lo que man­tie­ne has­ta el día de hoy: ele­gan­te y mas­cu­lino. Pe­ro ac­tual­men­te el va­lor de la ro­pa y los ac­ce­so­rios fir­ma­dos con la do­ble “B” tam­bién des­can­sa en sus ma­te­ria­les prác­ti­ca­men­te in­com­pa­ra­bles: la la­na de sus tra­jes y cha­que­tas pro­vie­ne de sus pro­pios bo­rre­gos, y el al­go­dón de sus ca­mi­sas y knit­wear se cul­ti­va en la zo­na ári­da del oes­te de Es­ta­dos Uni­dos (re­ci­be el nom­bre de Su­pi­ma). Hec­tá­reas de cam­po ca­li­for­niano al ser­vi­cio de los ta­lle­res de la mar­ca son su gran plus y Bux­ton Mid­yet­te, vi­ce­pre­si­den­te de Mar­ke­ting y ex­per­to en Su­pi­ma, nos ha­bló de las vir­tu­des de es­te al­go­dón pre­mium. “Lo que lo ha­ce úni­co es que se tra­ta de una fi­bra ex­tra lar­ga que mi­de 3.5 cm, cuan­do el pro­me­dio es de 2 cm, lo que la ha­ce más suave”, des­cri­be, or­gu­llo­so.

Mid­yet­te des­ta­ca co­mo su ven­ta­ja so­bre otros ma­te­ria­les de lu­jo co­mo la ca­che­mi­ra y la se­da de al­go­dón, que es más re­sis­ten­te y que es muy di­fí­cil de ras­gar­se o da­ñar­se por el uso. “El al­go­dón Su­pi­ma re­pre­sen­te so­la­men­te el 1% del al­go­dón en el mun­do, y es pro­du­ci­do por 200 agri­cul­to­res”, men­cio­na ha­cien­do hin­ca­pié en la ex­clu­si­vi­dad y la ra­re­za de la ma­te­ria pri­ma in­sig­nia de la mar­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.