DES D E Q U E F U N DA­RA EN 2 008, EST E J OVEN D I S E Ñ A D O R I R L A N D ÉS HA L L AMA­DO L A AT E N C I Ó N D E TO­DOS EN EL MUN­DO DE LA MO­DA . T R AS VA R I AS APA R I C I O N ES E N E L FAS H I O N W E E K D E LON­DRES Y A LGU­NOS B R I T I S H FASHIO

Life and Style (México) - - STYLE -

con­cep­to pa­ra la fra­gan­cia, in­cons­cien­te­men­te ya es­tán aso­cian­do un olor de­ter­mi­na­do a ese con­cep­to, así que es muy com­pli­ca­do. El día que Jo­nat­han di­jo ‘me en­can­ta es­te olor’, me sen­tí to­tal­men­te rea­li­za­do”, con­fie­sa Va­le­ros.

En­con­trar el aro­ma ama­de­ra­do de Loe­we 001 fue ape­nas una par­te del pro­ce­so. El pri­mer pa­so de una trans­for­ma­ción to­tal que mo­di­fi­que la ma­ne­ra en có­mo la gen­te per­ci­be la mar­ca. Al­go que afec­ta di­rec­ta­men­te a las bou­ti­ques y al em­pa­que de los pro­duc­tos. Una bol­sa de pa­pel ca­mi­nan­do so­bre Se­rrano, en Ma­drid, ha­bla tan­to de la es­té­ti­ca de la mar­ca como un to­te bag con el lo­go­ti­po over­si­ze. “Cuan­do lle­gué a Loe­we te­nía la idea de hacer una mar­ca cul­tu­ral; vi­vi­mos en un mun­do tan ace­le­ra­do que ser di­fe­ren­tes se ba­sa en crear al­go que per­du­re. Más allá del lu­jo por el lu­jo, es pen­sar en él en el fu­tu­ro… como his­to­ria”, dice, emo­cio­na­do, An­der­son. “To­mé como re­fe­ren­cia la obra fo­to­grá­fi­ca de las flo­res de Karl Bloss­feldt y las lle­vé a los em­pa­ques de la mar­ca, ¡es­toy ob­se­sio­na­do con el pac­ka­ging! Me gus­ta por­que es al­go or­gá­ni­co, con com­po­nen­tes na­tu­ra­les. No, no soy una na­riz, pe­ro sí al­guien que cons­tru­ye imá­ge­nes y que sa­be có­mo con­ce­bir un producto”, ter­mi­na el di­se­ña­dor, di­rec­tor de Loe­we y de su pro­pia fir­ma ho­mó­ni­ma, J.W. An­der­son.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.