HI­GA­DI­TOS DE PO­LLO

Life and Style (México) - - LIFE / PLATO DE AUTOR -

Uno trae unos bi­no­cu­la­res y el otro, un ri­fle. Los dos es­tán re­cos­ta­dos bo­ca aba­jo ob­ser­van­do el es­ce­na­rio de un día so­lea­do en un par­que es­co­cés. An­tes de dis­pa­rar­le al pe­rro de un ti­po que to­ma el sol, los dos imi­tan el acen­to de su ac­tor fa­vo­ri­to. Ac­to se­gui­do, el de la de­re­cha le ex­pli­ca al de la iz­quier­da su teo­ría acer­ca de có­mo to­do se nos es­ca­pa en es­ta vi­da y uti­li­za El nom­bre de la ro­sa co­mo una bre­ve ex­cep­ción en la ca­rre­ra cues­ta aba­jo de su gran ído­lo: Sean Connery.

Una de las es­ce­nas más icó­ni­cas de la pe­lí­cu­la Trains­pot­ting ex­hi­be el pe­si­mis­mo de la ge­ne­ra­ción X en la Eu­ro­pa de fin de si­glo. Ocio, de­ca­den­cia y po­ca es­pe­ran­za. In­clu­so “The Grea­test Li­ving Scot”, co­mo ha si­do apo­da­do Connery en di­fe­ren­tes oca­sio­nes, ya no es motivo de or­gu­llo pa­ra Sick Boy, ma­gis­tral­men­te in­ter­pre­ta­do por Jonny Lee Mi­ller. El te­ma es de­ba­ti­ble: a Connery aún le fal­ta­ba un Os­car por su pa­pel de Jim Ma­lo­ne en Los In­to­ca­bles, ade­más del nom­bra­mien­to de Ca­ba­lle­ro de la Le­gión de Ho­nor, el tí­tu­lo de Sir por la Co­ro­na Bri­tá­ni­ca y la dis­tin­ción del hom­bre más sexy del si­glo.

En­tre los se­cre­tos de es­te ac­tor que hoy re­cor­da­mos se en­cuen­tra una re­ce­ta de hi­ga­di­tos de po­llo pi­ca­dos. Aun­que él sea ca­tó­li­co, es una ver­sión muy ju­día del paté. Ob­tie­ne su sa­bor por la fuer­za de los hí­ga­dos y el dul­zor de la ce­bo­lla ca­ra­me­li­za­da en sch­maltz, nom­bre ju­dío pa­ra la gra­sa del po­llo. Por los lí­pi­dos y el co­les­te­rol del hí­ga­do, se re­co­mien­da co­mer po­co, pe­ro co­mer­lo co­mo es, au­tén­ti­co.

No es un plato pa­ra dé­bi­les de co­ra­zón. Connery se­gu­ro que no lo es.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.