ENAMORADOS DE MAR­GOT

Life and Style (México) - - L IFE / CINE -

Des­pués de de­di­car­se a par­ti­ci­par en va­rios block­bus­ters, Mar­got Rob­bie tie­ne un nue­vo ob­je­ti­vo en men­te: ga­nar una es­ta­tui­lla do­ra­da.

Cuan­do Mar­tin Scor­se­se tu­vo que con­tra­tar a una ac­triz pa­ra que in­te­pre­ta­ra a la mu­jer so­ña­da en The Wolf of Wall Street, la aus­tra­lia­na Mar­got Rob­bie dio con la opor­tu­ni­dad que ha­bía estado es­pe­ran­do des­de que, a los 17 años, de­ci­dió con­ver­tir­se en ac­triz pro­fe­sio­nal. Con una be­lle­za im­pac­tan­te y un ta­len­to no­ta­ble, es­ta chi­ca que, a los 16 te­nía tres tra­ba­jos mien­tras cur­sa­ba la pre­pa en Aus­tra­lia pa­ra po­der so­bre­vi­vir, su­po có­mo con­ver­tir su pa­pel en un tram­po­lín pa­ra con­quis­tar Holly­wood. En po­co tiem­po con­si­guió un co­pro­ta­gó­ni­co jun­to a Will Smith en Fo­cus: maes­tros de la es­ta­fa, y los co­di­cia­dos ro­les de Ja­ne, en La le­yen­da de Tar­zán, y de Har­ley Quinn, en Sui­ci­de Squad, en­tre mu­chos otros. Aun­que por aho­ra ha he­cho una pau­sa en las su­per­pro­duc­cio­nes, Mar­got le ha apun­ta­do al Ós­car con dos pe­lí­cu­las con es­tre­nos a fi­na­les de año, Goodb­ye Ch­ris­top­her Ro­bin, so­bre la vi­da del crea­dor de Win­nie the Pooh, A.A. Mil­ne, y I, Ton­ya, en la que ha en­car­na­do a la po­lé­mi­ca pa­ti­na­do­ra Ton­ya Har­ding.

Sue­les in­te­pre­tar a he­roí­nas en el ci­ne, ¿te gus­ta es­ta ima­gen de las mu­je­res?

¡Por su­pues­to! Creo que es­tos per­so­na­jes son mu­cho más efec­ti­vos cuan­to más se ale­jan de la ima­gen tra­di­cio­nal de las mu­je­res en el ci­ne. Ob­via­men­te, al­gu­nos tie­nen re­glas más es­tric­tas que otros: Ja­ne, por ejem­plo, es mu­cho más rí­gi­da que Har­ley, pe­ro eso no quie­re de­cir que una sea me­nos in­tere­san­te que la otra. Me pa­re­ce que Ja­ne es fuer­te en al­gu­nas co­sas y Har­ley, en otras. Lo cier­to es que me gus­tan es­tos nue­vos ar­que­ti­pos fe­me­ni­nos. Sue­len de­cir que son per­so­na­jes más fuer­tes, yo creo que son más rea­lis­tas por­que son fuer­tes pe­ro tie­nen de­fec­tos. Eso las vuel­ve mu­cho más in­tere­san­tes que si fue­sen per­fec­tas. Ade­más, es­to las ha­ce más hu­ma­nas, a pe­sar de que per­te­nez­can al mun­do de la fan­ta­sía.

¿Di­rías que Mar­tin Scor­se­se fue quien te abrió las puer­tas de Holly­wood?

Sí, por su­pues­to. Tra­ba­jar con Marty en The Wolf of Wall Street me abrió mu­chí­si­mas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.