Dé­ca­da cla­ve

En un ac­to de mas­cu­li­ni­dad, las ba­rras se­sen­te­ras re­de­fi­ni­re­ron la coc­te­le­ría clá­si­ca.

Life and Style (México) - - CONTENIDO - Tex­to: Fer­nan­da Ló­pez Díaz · Fo­to: Tan­ya Cha­vez

Có­mo las ba­rras de la dé­ca­da de 1960 de­fi­nie­ron la coc­te­le­ría clá­si­ca.

La dé­ca­da de 1960 fue una épo­ca de cam­bios en tér­mi­nos de lo que sig­ni­fi­ca­ba ser hom­bre. Mien­tras el gé­ne­ro se des­pren­día de la ti­bie­za y con­for­mi­dad que lo ca­rac­te­ri­zó en la pos­gue­rra, co­mo con­se­cuen­cia de una mu­jer ca­da vez más li­be­ra­da, agre­si­va y pre­sen­te en el mun­do la­bo­ral, se ha­cía ne­ce­sa­ria una nue­va mas­cu­li­ni­dad. Así, sur­gió un es­te­reo­ti­po de ma­cho do­mi­nan­te, un hom­bre am­bi­cio­so, elo­cuen­te y aser­ti­vo, con una apre­cia­ción es­pe­cial por el li­cor pe­sa­do. Bas­ta con ob­ser­var a los ico­nos de la épo­ca, des­de el pre­si­den­te John F. Ken­nedy, pa­san­do por el fa­mo­so Rat Pack, has­ta el fic­ti­cio Ja­mes Bond, pa­ra cons­ta­tar­lo.

Cuan­do es­te hom­bre sur­gió, la coc­te­le­ría se en­con­tra­ba en la cum­bre de la ola ti­ki, una co­rrien­te que to­mó fuer­za co­mo con­se­cuen­cia de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, y que en cues­tión de al­cohol se tra­du­cía en tra­gos tro­pi­ca­les, ca­si to­dos con ron —en­tre ellos el mai tai, el navy grog y el zom­bie—, pre­sen­ta­dos en va­sos con de­co­ra­cio­nes exa­ge­ra­das. Y aun­que es­ta ten­den­cia era lo más pa­re­ci­do a es­ca­par­se a la pla­ya en me­dio de una se­ma­na la­bo­ral, no era su­fi­cien­te pa­ra el nue­vo hom­bre se­sen­te­ro; na­die que­rría ver a Sean Con­nery —es­tan­dar­te irre­fu­ta­ble, in­clu­so hoy en día, de la mas­cu­li­ni­dad— to­man­do de un va­so de­co­ra­do con flo­res y pi­ñas. Un buen tra­go te­nía que ser so­brio, fir­me y sin dis­trac­cio­nes so­bre lo que ver­da­de­ra­men­te im­por­ta­ba: be­ber. Por eso, los clá­si­cos re­gre­sa­ron a las ba­rras, no sin adap­tar­se a las ten­den­cias de la épo­ca. Prue­ba de ello es el old fas­hio­ned, que se ser­vía sin hie­los es­pe­cia­les ni ce­re­zas, ni el me­nor re­pa­ro en la di­lu­ción del azú­car.

El vod­ka tam­bién hi­zo de las su­yas con los clá­si­cos. Aun­que la po­pu­la­ri­dad de es­ta be­bi­da ya era no­ta­ble en Es­ta­dos Uni­dos, el mo­men­to en que Ja­mes Bond pi­dió por pri­me­ra vez un vod­ka mar­ti­ni, “sha­ken, not sti­rred”(Dr. No, 1962), sus ven­tas se dis­pa­ra­ron, y con ellas, los coc­te­les tra­di­cio­na­les to­ma­ron nue­vos rum­bos. El gim­let —un tra­go crea­do a prin­ci­pios del si­glo XX por el doc­tor Tho­mas Gim­let­te, pa­ra com­ba­tir el es­cor­bu­to en la Ma­ri­na bri­tá­ni­ca— de­jó de ser­vir­se con gi­ne­bra pa­ra adop­tar el des­ti­la­do ru­so.

Es­ta ola de cam­bios pro­vo­có un de­cli­ve en el con­su­mo de gi­ne­bra, del que no se re­cu­pe­ró has­ta 1990. Si se ser­vía, era en tom co­llins, un tra­go de 1876 cu­yo ori­gen fue un chis­te lo­cal es­ta­dou­ni­den­se: dos años an­tes de su crea­ción, era co­mún pre­gun­tar­le a la gen­te: “¿Has vis­to a Tom Co­llins? Es­tá en el bar de al la­do ha­blan­do de ti”. Lo que se bus­ca­ba con es­to era pro­vo­car que la víc­ti­ma de la bro­ma se con­fron­ta­ra con un per­so­na­je inexis­ten­te.

Es­tos tra­gos acom­pa­ña­ron al hom­bre en la úl­ti­ma gran eta­pa pa­ra ser un ma­cho alfa. A fi­na­les de la dé­ca­da, la re­vo­lu­ción se­xual, la re­sis­ten­cia an­te las gue­rras y una con­tra­cul­tu­ra psi­coac­ti­va emer­gen­te, die­ron en­tra­da al hip­pis­mo y la épo­ca dis­co, que rom­pie­ron la ri­gi­dez tan fi­na­men­te cons­trui­da del gé­ne­ro, y desem­bo­ca­ron en una nue­va ola de tra­gos que re­so­na­ban con ese es­pí­ri­tu: li­bres, idea­lis­tas y de una irre­ve­ren­cia des­ca­ra­da.

MEROMA Co­li­ma 150, Ro­ma Nor­te. 5920 2654

1. Vod­ka gim­let: vod­ka, ja­ra­be y ju­go de li­món. 2. Old fas­hio­ned: bour­bon o whis­key de cen­teno, azú­car o ja­ra­be, bit­ters de An­gos­tu­ra. Pa­ra la gar­ni­tu­ra, un twist de na­ran­ja. 3. Tom co­llins: gi­ne­bra se­ca, amar­go de An­gos­tu­ra, ja­ra­be, ju­go de li­món y agua mi­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.