Mú­si­ca

Pa­ra Flo­ren­ce Welsh, la crea­ti­vi­dad es la for­ma de bur­lar el al­go­rit­mo que do­mi­na la in­dus­tria mu­si­cal.

Life and Style (México) - - CONTENIDO - Tex­to: Benjamín Acos­ta

Flo­ren­ce sin su má­qui­na.

Si bien la lle­ga­da del strea­ming re­pre­sen­tó la de­mo­cra­ti­za­ción de la mú­si­ca y cam­bió la for­ma en que se con­su­me, tam­bién im­pli­có un desafío pa­ra los ar­tis­tas: so­bre­sa­lir en­tre la am­plia ofer­ta que ri­ge los al­go­rit­mos de las pla­ta­for­mas mu­si­ca­les.

Mien­tras mu­chos se ali­nean a ten­den­cias pa­ra te­ner más es­cu­chas en es­tos ser­vi­cios, pa­ra Flo­ren­ce and the Ma­chi­ne ale­jar­se de ellas es lo que les ha per­mi­ti­do man­te­ner su uni­ci­dad: “Pre­fie­ro ais­lar­me con res­pec­to a lo ar­tís­ti­co y las ten­den­cias. Al tra­zar tu pro­pia lí­nea de so­ni­do es más sa­lu­da­ble ex­plo­rar den­tro de tu pro­pio uni­ver­so pa­ra con­se­guir los ha­llaz­gos que tu voz ne­ce­si­ta”, di­ce la can­tan­te Flo­ren­ce Welsh a Li­fe and Sty­le. Es­to, ex­pli­ca la ga­na­do­ra del Brit Award a ál­bum del año por Lungs (2009), de­be ser en fun­ción de un ac­to in­tros­pec­ti­vo. Eso es lo que High as Ho­pe (2018), su cuar­to ma­te­rial de es­tu­dio, re­pre­sen­ta: un dis­co cu­yas can­cio­nes es­tán ba­sa­das en cues­tio­nes per­so­na­les y que es­tá car­ga­do de es­pe­ran­za, no co­mo la so­lu­ción, sino co­mo una for­ma de man­te­ner el equi­li­brio. “El pun­to siem­pre se­rá la to­ma de cons­cien­cia en lu­gar de se­guir la iner­cia de lo que nos tra­jo has­ta es­te mo­men­to”.

Pa­ra la ar­tis­ta lon­di­nen­se se tra­ta de rom­per con la reali­dad de es­te mun­do, don­de la des­truc­ción es­tá nor­ma­li­za­da. Y la me­jor for­ma de ha­cer­lo es a tra­vés de su mú­si­ca: “La ex­pre­sión ar­tís­ti­ca siem­pre re­sul­ta­rá no so­lo co­mo un bál­sa­mo, sino co­mo una pla­ta­for­ma que im­pul­sa la ima­gi­na­ción co­lec­ti­va. Es una pie­za cla­ve pa­ra la trans­for­ma­ción del pen­sa­mien­to, pa­ra ha­cer­nos más cons­cien­tes.” Es ahí, en ese es­ta­do de re­fle­xión ajeno a al­go­rit­mos, don­de re­si­de el fan­tas­ma en la má­qui­na y el ta­len­to de Flo­ren­ce and the Ma­chi­ne pa­ra ser más que una op­ción su­ge­ri­da por una pla­ta­for­ma. “El ar­te nos per­mi­te sen­tir di­fe­ren­te nues­tro in­te­rior y ob­ser­var des­de otros án­gu­los la reali­dad ex­te­rior”. Des­pués de ca­si sie­te años de su pri­me­ra vi­si­ta a nues­tro país, Flo­ren­ce and the Ma­chi­ne se pre­sen­ta­rá el 15 de ju­nio en el Pa­la­cio de los De­por­tes de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.