TI­GER El re­na­ci­do WOODS

In­clu­so si se tra­ta­ra de una pe­lí­cu­la se­ría in­creí­ble. Y es que el re­gre­so de es­te icono del golf pue­de ser el más im­pro­ba­ble en la his­to­ria del de­por­te.

Life and Style (México) - - HOMBRES DE PODER - Tex­to: Víc­tor Gal­ván J.

Tras 81 vic­to­rias PGA y su quin­to Mas­ters, el pre­si­den­te Do­nald Trump le otor­gó a Woods la Me­da­lla Pre­si­den­cial de la Li­ber­tad, má­xi­mo ho­nor en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra un ci­vil. Ti­ger na­ció en Cy­press, Ca­li­for­nia, el 30 de di­ciem­bre de 1975.

En cuan­to la es­fé­ri­ca en­tró en el ho­yo 18 del Au­gus­ta Na­tio­nal Golf Club, el Ti­gre ru­gió, al­zó los bra­zos al cie­lo y apo­yó el cuer­po en la pier­na de las cua­tro ope­ra­cio­nes: una ex­plo­sión que po­nía fin a la peor dé­ca­da de su vi­da. Ha­bían pa­sa­do 14 años des­de que Ti­ger Woods ga­na­ra por úl­ti­ma oca­sión el mí­ti­co Mas­ters y 11 de no le­van­tar el tro­feo de al­gún ma­jor. In­creí­ble que lue­go de 80 vic­to­rias co­mo pro­fe­sio­nal en el PGA Tour, la 81 sea la más im­por­tan­te, la que lo mar­ca co­mo le­yen­da y cul­mi­na el re­gre­so más im­pro­ba­ble y emo­cio­nal en la his­to­ria del de­por­te.

Ese bo­gey sig­ni­fi­ca­ba al­go más que un nue­vo sa­co ver­de. Era el re­na­cer de una fi­gu­ra que con­quis­tó to­do, que se con­vir­tió en el de­por­tis­ta me­jor pa­ga­do y uno de los más ad­mi­ra­dos del pla­ne­ta, y que per­dió su au­ra en 2009, tras un ac­ci­den­te de au­to que des­ta­pó uno de los es­cán­da­los se­xua­les más me­diá­ti­cos en la his­to­ria de Es­ta­dos Uni­dos y del de­por­te mun­dial.

Ti­ger Woods to­có fon­do y una se­rie de ci­ru­gías en la es­pal­da (in­clui­da la de 2017, en la que se le re­ti­ró un dis­co de la co­lum­na) in­di­ca­ba que nun­ca re­gre­sa­ría a la dis­ci­pli­na que le lle­vó a la fa­ma. “Pue­de ca­mi­nar, y ya es ga­nan­cia”, de­cían los ex­per­tos cuan­do sa­lió de su cuar­ta in­ter­ven­ción ma­yor. Sin em­bar­go, el ex nú­me­ro uno no pen­sa­ba igual. Te­nía que de­mos­trar que so­lo se tra­ta­ba de una ma­la ra­cha, de un error, que el golf que vi­vía en su co­ra­zón era más fuer­te. Tu­vo que mo­di­fi­car el swing, la re­sis­ten­cia de las va­ri­llas de sus pa­los y has­ta el mo­do de ca­mi­nar pa­ra re­gre­sar a las gran­des li­gas.

El es­car­nio con­ti­nua­ba y sus pé­si­mos re­sul­ta­dos ali­men­ta­ban los ar­gu­men­tos de que pa­tro­ci­nar­lo era peor que ti­rar el di­ne­ro. So­lo al­gu­nas mar­cas, co­mo Ro­lex, Ni­ke, EA Sports y Gi­lle­te, se­guían fie­les a él.

Pe­ro Ti­ger no clau­di­có. Se en­fo­có en la téc­ni­ca, re­gre­só a las se­sio­nes de más de 1,000 pe­lo­tas gol­pea­das por día y se arro­pó en su fa­mi­lia. Ha­ce unos me­ses nos de­mos­tró, en la Ciu­dad de Mé­xi­co, que es­ta­ba lis­to pa­ra co­sas gran­des. Con esa subida en el ho­yo nue­ve del Club de Golf Cha­pul­te­pec de­ja­ba cla­ro que no ha­bía per­di­do la ma­gia y que el ru­gi­do se es­cu­cha­ría de nue­vo. Tu­vo que ser en un cam­po le­gen­da­rio, en el tor­neo más tras­cen­den­tal pa­ra el golf, don­de se sa­cu­dió los de­mo­nios, las crí­ti­cas, la pér­di­da mi­llo­na­ria de pa­tro­ci­nios, un di­vor­cio que le cos­tó más de 750 mi­llo­nes de dó­la­res y el lin­cha­mien­to so­cial. Fue en Au­gus­ta don­de le gri­tó al mun­do que no hay im­po­si­bles y que la re­den­ción es al­can­za­ble. Un día pa­ra re­to­mar su lu­gar en la his­to­ria.

“Du­ran­te mu­cho tiem­po pen­sé que vol­ve­ría a ga­nar, así que me tie­ne tem­blan­do”, di­jo el tam­bién le­gen­da­rio Jack Nic­klaus, má­xi­mo ga­na­dor de ma­jors en la his­to­ria del golf. La ra­zón de su te­mor: Ti­ger lle­gó a 15 triun­fos en ma­jors y se co­lo­có a úni­ca­men­te tres del ré­cord de to­dos los tiem­pos, im­pues­to por Nic­klaus.

Su pri­mer Mas­ters se con­cre­tó en 1997 y vino ese abra­zo con su pa­dre al ter­mi­nar el ho­yo 18 de aquel do­min­go. En 2019 fui­mos tes­ti­gos de un nue­vo abra­zo, aho­ra con su hi­jo, un pe­que­ño que nun­ca lo ha­bía vis­to ga­nar y quien lo ve­rá per­se­guir la mar­ca de Nic­klaus.

Ti­ger ha re­na­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.