Hé­roe ja­po­nés

En 1989, el Ga­me Boy mar­có épo­ca por ser la pri­me­ra con­so­la de su ti­po.

Life and Style (México) - - CONTENIDO - Tex­to y fo­to: Ale­jan­dro Ros­se­te

El Ga­me­boy de Nin­ten­do.

Las me­jo­res ideas lle­gan en mo­men­tos atí­pi­cos. Pa­ra Gun­pei Yo­koi, em­plea­do de la fá­bri­ca ja­po­ne­sa de ju­gue­tes Nin­ten­do, la idea con la que cam­bió el mun­do lo ilu­mi­nó al ver a un hom­bre ju­gar con los bo­to­nes de su cal­cu­la­do­ra. Tras es­te des­te­llo, di­se­ñó la co­lec­ción de vi­deo­jue­gos de bol­si­llo Ga­me & Watch, que ven­dió más de 80 mi­llo­nes de uni­da­des. Sin em­bar­go, te­nía una fa­lla: no po­días cam­biar de jue­go. Co­mo con­se­cuen­cia de su éxi­to, Nin­ten­do le en­car­gó crear una con­so­la por­tá­til que per­mi­tie­ra a los usua­rios ha­cer pre­ci­sa­men­te eso. Con es­to en men­te, Yo­koi di­se­ñó un apa­ra­to con di­men­sio­nes y pe­so ape­nas ma­yo­res a un iPho­ne X, con un po­de­ro­so CPU de 4.19 MHz de po­ten­cia ca­paz de des­ple­gar grá­fi­cos de ocho bits en cua­tro to­nos ver­des en su pan­ta­lla de 2.6 pul­ga­das.

Aun­que sus pres­ta­cio­nes pa­li­de­cen an­te el smartp­ho­ne más bá­si­co, el Ga­me Boy es­ta­ba des­ti­na­do a la glo­ria. La al­can­zó y des­per­tó la en­vi­dia de to­dos los dispositiv­os elec­tró­ni­cos del si­glo XXI. Du­ran­te la Guerra del Gol­fo de los años 90, un ata­que a uno de los cuar­te­les de Es­ta­dos Uni­dos aca­bó con to­do, ex­cep­to con el Ga­me Boy del mé­di­co mi­li­tar Step­han Scog­gins. Ca­si 30 años des­pués, a pe­sar de la car­ca­sa plás­ti­ca de­rre­ti­da, aún fun­cio­nan la pan­ta­lla —sal­vo unos pi­xe­les— y los bo­to­nes “se­lect” y “start”. Ya no es­tá en uso, pe­ro to­da­vía re­pro­du­ce la to­na­da de Te­tris en la tienda Nin­ten­do en Nue­va York don­de se ex­hi­be. Pa­ra dar­le un ha­lo más gran­dio­so a es­te dis­po­si­ti­vo, en 1993 el Ga­me Boy se con­vir­tió en la pri­me­ra con­so­la de vi­deo­jue­gos en via­jar al es­pa­cio gra­cias al as­tro­nau­ta Alek­sandr Se­re­brov, quien lo lle­vó con­si­go pa­ra so­por­tar el te­dio de vi­vir en la es­ta­ción es­pa­cial MIR du­ran­te más de tres me­ses. En agos­to de 1996, Gun­pei Yo­koi re­nun­ció a Nin­ten­do tras el fra­ca­so co­mer­cial del Vir­tual Boy, con­so­la que tam­bién di­se­ñó.

El Ga­me Boy del mé­di­co mi­li­tar Step­han Scog­gins que­dó así tras un ata­que a un cuar­tel es­ta­dou­ni­den­se en la Guerra del Gol­fo. Aún fun­cio­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.